Exposición 'Tierra de sueños' en la plaza de San Antonio García Rodero y el sari verde

  • Referente nacional e internacional de su disciplina, la fotógrafa Cristina García Rodero trae a la plaza de San Antonio su ‘Tierra de sueños’ de la mano de la Caixa y Cajasol

Tras colorida imagen (“quitadle a eso un 30% de saturación que hasta a mí me duele”), una historia que se encarga de difundir con sus maneras tiernas, sencillas y sinceras. Cada fotografía fue tomada hace cinco años pero Cristina García Rodero –ya saben, primera persona española en entrar en la prestigiosa Agencia Magnum– recuerda cada detalle como si hubieran sido captadas en este último viaje suyo a la India, en éste del que tuvo que regresar “a lo justo” y haciendo “cuatro escalas” porque la Covi-19 había llegado a España para cambiarlo todo. Pero Tierra de sueños, la exposición que desde este jueves 8 de octubre puede verse en la plaza de San Antonio de la mado de la Fundación la Caixa y la Fundación Cajasol, nació antes, nació en 2015,“o en 2014, ya ni me acuerdo”, ríe la fotógrafa española más relevante de nuestra Historia que, sin embargo, no olvida una cara, una sonrisa, un gesto que le conmueva: “Yo no sé trabajar sin emoción. A mí me tienen que emocionar las cosas para poner delante la cámara, por el contrario, no haría la foto”.

Exposición 'Tierra de sueños' en San Antonio. Exposición 'Tierra de sueños' en San Antonio.

Exposición 'Tierra de sueños' en San Antonio. / Lourdes de Vicente

Aquel sari verde la emocionó. No su fina tela, que la tenía, no por la elegancia con la que lo porta aquella mujer humilde, con toda la dignidad rompiendo el marco del cristal desde donde nos mira. “En la India el sari verde simboliza los cuidados, que la persona que lo lleva se dedica especialmente a cuidar. Y esta mujer, cuyo hijo tiene una parálisis cerebral también cuida, además, a los otros niños que hay en el hospital, los conoce y las otras madres confían en ella”, explica la artista en un recorrido por una exposición formada por 40 fotografías en las que García Rodero refleja la labor que la Fundación Vicente Ferrer, que invitó a la fotógrafa a realizar este trabajo, desarrolla específicamente con los habitantes de Anantapur, una de las zonas más pobres de la India, donde viven comunidades marginales y altamente vulnerables.

Así, García Rodero retrata a los que cuidan y a los que son cuidados desde el sumo respeto (“todo el que aquí sale retratado me dio su consentimiento”), sin huir del sufrimiento pero celebrando la alegría. Así, las sonrisas amplias de pillines chiquillos (“éstos me perseguían para que les hiciera una foto y cuando les iba a disparar, salían corriendo, y ahí estuvimos jugando un buen rato...”) se entretejen con un grupo de muchachas, puño en alto, en manifestación (“las del 8 de marzo”) con la de una madre moribunda abrazada a su hija (“el marido, que las había abandonado, tenía Sida y las había contagiado y la madre estaba muy mal, se estaba dejando morir...”).

Cristina García Rodero posa con una de las imágenes de 'Tierra de sueños'. Cristina García Rodero posa con una de las imágenes de 'Tierra de sueños'.

Cristina García Rodero posa con una de las imágenes de 'Tierra de sueños'. / Lourdes de Vicente

La rebelde belleza de los muchachos albinos (“rechazados por buena parte de la sociedad”), el amor paterno-filial representado por un padre que tiene en brazos a su hija; fuertes mujeres campesinas, de rostros duros, curtidos y la mirada nublada de “los ojos más grandes que he visto en mi vida”, “ojos como faros” de una niña aquejada de un glaucoma que la ha dejado ciega son algunos de los dardos que asaetearon a García Rodero en su viaje a Anantapur y a la Fundación Vicente Ferrer, cuya labor no ha parado de resaltar y elogiar durante la inauguración de la muestra.

Una exposición que se puede visitar hasta el próximo 10 de noviembre, las 24 horas del día en la plaza de San Antonio. “Les recomiendo que vengan de noche porque el contraste de la oscuridad con las imágenes tan coloridas tienen un impacto muy interesante”, invita García Rodero –Premio Nacional de Fotografía, Premio PhotoEspaña, Premio Godó de Fotoperiodismo, medalla de oro al Mérido de las Bellas Artes...– que durante la inauguración de Tierra de Sueños estuvo acompañada por la delegada en Cádiz de la Fundación Cajasol, María del Mar Díez; el director del área de Negocio de la CaixaBank, Sergio González, y los concejales Demetrio Quirós (que asume las funciones de alcalde, de baja paternal) y Lola Cazalilla (Cultura y Fiestas), en representación del Ayuntamiento gaditano, que también colabora en la muestra.

"A los profesionales no nos han dejado fotografiar la pandemia"

Curtida en “más de una situación complicada”, con una exquisita sensibilidad y una trayectoria nacional e internacional contrastada, la opinión de Cristina García Rodero sobre el trabajo realizado por los profesionales de la información durante el confinamiento no debe caer en saco roto: “A los profesionales no nos han dejado fotografiar la pandemia”.

Así, la fotógrafa comparte la opinión de gran parte de los profesionales gráficos de este país que lo han tenido “muy complicado” para obtener imágenes de los estragos que la Covid-19 ha causado en nuestro país. “Fíjate que del Palacio de Hielo, donde estaban todos los ataúdes, creo que no hay ni una sola imagen de ningún profesional. Puede que haya fotografías hechas por personas que trabajaron allí o que estaban allí, pero una fotografía de un profesional de la información no existe, y eso no puede ser. Nos lo han puesto muy difícil, ha habido mucho oscurantismo y lo han llevado todo de manera muy cerrada”, se queja la prestigiosa fotógrafa.

Con todo, García Rodero celebra que “hemos hecho fotografías”. “Primero de los aplausos, de los vecinos de enfrente, de los trabajadores de los supermercados, de los que llevan comida a casa, de cuando abrieron el metro... Al menos hemos podido fotografiar esas conquistas, esos lujos, que antes eran la normalidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios