Obituario

Fallece el veterano artista Bendito de Los Gitanillos de Cádiz

  • Junto a su esposa Concha Aranda y el ya fallecido cantaor Cascarilla llevaron el nombre de su ciudad por todo el mundo. A lo largo de estas horas del mediodía, su cuerpo será trasladado al Tanatorio del Rosario

Alfonso del Valle Scapachini, Bendito, y su esposa Concha Aranda, hace unos años en el Campo del Sur. Alfonso del Valle Scapachini, Bendito, y su esposa Concha Aranda, hace unos años en el Campo del Sur.

Alfonso del Valle Scapachini, Bendito, y su esposa Concha Aranda, hace unos años en el Campo del Sur. / Joaquín Hernández Kiki

Este mediodía ha fallecido Alfonso del Valle Scapachini, más conocido como Bendito, uno de los tres artistas que formaron ese grupo emblema del flamenco gaditano que fue Los Gitanillos de Cádiz, compuesto por la bailaora Concha Aranda, la otra mitad de Bendito, y el  cantaor José Vargas Cascarilla que murió en agosto de 2012.

Bendito, bailaor, palmero y, sobre todo, la gracia y el ingenio de Los Gitanillos de Cádiz, uno de los últimos representantes del tan preciado arte del embuste y la exageración de esta ciudad, ha dejado este mundo a la edad de 94 años (en febrero hubiera cumplido los 95) en el Hospital Puerta del Mar tras agravarse la noche del martes su estado de salud. Bendito, tras una caída que le había fastidiado las piernas, se encontraba convaleciente en su casa desde hace un largo periodo de tiempo. Su otra mitad, su compañera, su esposa y su todo, Conchita Aranda, ha permanecido a su lado en todo este tiempo yéndose Bendito así de esta vida lleno del amor de su mujer, de su hijo Alfonso y de dos de los cuatro hermanos que le sobreviven, Antonio y Joaquín, entre sus personas más cercanas.

Con él se va parte de la memoria de un tiempo, pero quedan su arte y sus historias: los besos tras las puertas a Rita Hayworth, las cenas con Picasso, la juergas con Gary Cooper, las actuaciones frente al rey Husein o la reina Juliana de Holanda, las andanzas en París, en México o en Australia... Las fotografías, las miles de fotografías imposibles para muchos en un tiempo. Se va Bendito, Bendito de Cádiz. Una pataíta, un chiste verde, un compás, ¡qué compás!

Se va Bendito, mi tío Bendito (mi tío de verdad, sin ojanas, ni parentescos decorativos), cuyos restos esperan a familiares y amigos en el Tanatorio del Rosario donde será trasladado a lo largo de este mediodía de miércoles.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios