Álex Rovira y Francesc Miralles. Ganadores VIII Premio Novela Ciudad de Torrevieja

"Einstein descubrió que la razón debe ir unida al corazón"

  • 'La última respuesta' es un thriller inspiracional que, desde una trama actual, muestra algunos de los misterios que rodearon la vida del padre de la ciencia moderna

La última respuesta, obra ganadora del VIII Premio de Novela de Torrevieja, convocado por Plaza&Janés, tiene dos ganadores. Álex Rovira y Francesc Miralles, dos escritores cuyos roles se han ido entrelazando hasta llegar a una obra provocadora fruto del mestizaje: Un thriller inspiracional de naturaleza divulgativa que se mueve por algunos de los misterios que envolvieron la vida del genio Albert Eisntein, a través del viaje que dos personajes hacen hacia lo más profundo de ellos mismos.

-¿Cómo atrapa 'La última respuesta' al lector?

-(Francesc): El lector se enfrenta a una novela entretenida, de capítulos breves y muy trepidantes, que tiene como protagonista oculto la figura de Einstein, a través una pareja de investigadores que persiguen varios de los misterios que envolvieron la vida del genio. Uno de ellos fue que su primera esposa, Mileva Maric, tuvo mucho que ver en la elaboración de la teoría de la relatividad. Se habla también de su hija secreta, a la que no conoció, porque Mileva se queda embarazada antes de que se casaran y fue dada en adopción a una familia serbia. Y el tercer misterio en torno al cual gira es por qué en los primeros veinte años de trabajo de Einstein generaron hasta tres teorías que fueron mundialmente conocidas por el mundo de la ciencia y por qué los últimos treinta años de su vida no produjo ninguna teoría, ningún artículo, ninguna propuesta de valor. Realmente, ¿no estuvo trabajando en nuevos paradigmas científicos?, o ¿estuvo trabajando en una última respuesta y no la dio a conocer por ningún motivo?

-¿Y cómo se lleva a escena ciencia, literatura, filosofía, en una obra de índole divulgativa?

- (Álex): Se trata de un producto literario singular porque por una lado usamos el thriller como vehículo. Pero hay filosofía, hay ciencia, y todo muy divulgativo. Es decir, hemos intentado destilar mucho para que cualquier persona pueda entender desde la teoría de la relatividad, hasta conceptos fundamentales de la física cuántica. Pero también hay un elemento emocional que pretende llevar al lector a una introspección y provocar el autocuestionamiento. Es decir, ¿es real lo que estoy viviendo?, ¿en qué medida yo la estoy creando? Es como intentar componer, como hacer un mestizaje de ritmos en la música.

-La biografía de Einstein, además, da mucho juego.

- (Álex): Einstein es un personaje al principio frío, de personalidad esquizoide que, con el paso del tiempo, se va humanizando y le sabe mal algunas de las cosas que hace. De hecho, hay una parte de su diario que su secretaria personal no ha querido revelar y que lo guarda uno de sus hijos y creemos que ahí hay muchas respuestas. Pero, si se hubiera revelado, este mito del genio brillante un poco autista se hubiera roto. En la obra se analiza, por tanto, cómo va cambiando la manera en que se dirige a la gente. Al principio su energía va muy conectada a la mente y va situándose con el tiempo en la parte emocional, sobre todo cuando descubre que el pensamiento, si no va con la corazón, puede convertirse en un arma de destrucción masiva que mal aplicada cambiaría el curso de la historia. Eso le chocó tanto, que le llevó necesariamente por una crisis tremenda de conciencia y conectar con dimensiones psicológicas y espirituales.

-¿Cómo se hilvana todo esto en la trama?

-(Francesc): Los protagonistas van recorriendo los escenarios por los que discurrió la vida de Einstein. Las referencias son siempre a través de documentos, de miradas al pasado, mediante enigmas. Y todo ello lo conocemos a través de dos personas del mundo de hoy, que intentan llenar los huecos y los misterios de lo que no se sabe de Einstein. Uno de ellos, el protagonista, Javier, empieza como un hombre muy descreído, con mucho dolor, con poca fe en sus propias posibilidades y a través de la investigación de La última respuesta de Einstein y a través de la compañera de viaje, va descubriendo su lado más humano, el misterio de la vida y su propia misión. Hay, por tanto, una evolución de una persona más bien primitiva y cargada de negatividad a una persona que va abriendo su corazón a la energía más poderosa del universo: el amor.

-Sin duda, el motor de la obra, ¿No es cierto?

-(Álex): Desde luego, porque la novela no sólo habla desde un lenguaje lógico, sino también analógico que no podemos revelar. Pero hay algo muy significativo y es que el apellido de Einstein en alemán significa "piedra". Hay quien tiene corazón de piedra, pero con el tiempo se va rompiendo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios