Alcances Festival de Cine Documental EduTuber antes del virus

  • El realizador Paco Rodríguez filmó un documental sobre el exitoso método de un profesor que da clases en su canal de Youtube cuando la pandemia no existía

El profesor Antonio Pérez.

El profesor Antonio Pérez. / Erasmo Fenoy

A estas alturas del pasado año las clases también acababan de comenzar para miles de chavales gaditanos, sin embargo, fue un inicio bien distinto. A estas alturas del pasado año, la palabra coronavirus, si nos sonaba, era de lejos, confinamiento, nos dejaba indiferente y clase virtual o educación on line parecía cosa del futuro. Una rara avis en la que, sin embargo, ya era experto Antonio Pérez, el profesor de Física y Química del IES Sierra Luna de Los Barrios y de muchos jóvenes andaluces, españoles e hispanohablantes de todo el mundo ya que es el protagonista del popular canal de YouTube AntonioProfe. Un adelantado a estos tiempos de no presencialidad que captó la atención del realizador Paco Rodríguez que ha contado su historia en Soy EduTuber.

“Evidentemente, cuando ocurrió todo esto de la pandemia y nos confinaron, además de cortar el documental, ya que la idea era rodar durante todo el curso, aun le di más valor al trabajo de Antonio y al método que utiliza para dar clase. Desde luego, sus chavales a los que da clases en el instituto no notaron mucho la diferencia y no les costó tanto como a tantos otros porque ya tenían asumido su método”, explica el realizador gaditano que exhibe su película en el ciclo Cádiz Produce del 52 Festival de Cine Documental Alcances.

Rodríguez conoció al profesor durante unas jornadas sobre el audiovisual en Sevilla en las que el docente era ponente y “su charla fue súper atractiva, tanto que me puse en contacto con él porque tenía claro que su historia tenía un documental”, decidió el director que, de manera totalmente autofinanciada, enfrentó la tarea de rodar esta cinta en la que pretendía acompañar a Pérez y a sus alumnos durante todo un curso.

No pudo ser. “Sólo llegamos hasta febrero porque ocurrió lo que todos sabemos, pero se pudo contar su historia y su método. De hecho, este documental es una especie de guía en la que se apuntan las ideas principales en las que Antonio basa su forma de enseñanza”, defiende Rodríguez a pesar de las diferentes dificultades con las que se encontró. “No sólo fue el coronavirus, creo que la película hubiera ganado mucho si el rodaje se hubiera producido en el instituto pero la Consejería de Educación me denegó el permiso y no lo pudimos hacer allí, así que simulamos el aula en un centro de mayores, pero no es lo mismo que rodar en el propio ambiente de los chavales”, confiesa el cineasta que comenzó su carrera “totalmente vocacional e independiente” cursando estudios en la antigua Escuela de Cine de Puerto Real.

Y es que los alumnos de Antonio Pérez (chicos de entre 13 y 18 años, ya que pertenecen a diferentes cursos) también son protagonistas de Soy EduTuber. “Él tiene también un proyecto muy bonito con los chicos con un fin solidario que, además, hace que los alumnos se motiven mucho. Ellos tienen que preparar experimentos y subirlos al canal y el dinero que se saque de las visualizaciones lo destinan íntegro a Acnur, a la Ayuda al Refugiado, además de él mejorar la nota de los chicos por los proyectos, claro”, explica Rodríguez sobre su protagonista que ofrece sus clases on line gratuitas “tanto a alumnos hispanohablantes de todo el mundo como a los propios profesores que también se pueden poner al día con sus lecciones”, asegura.

“Antonio me contó que hubo una madre que le dijo cierta vez: a ver si dejas eso de internet y le das clase a mi hijo como dios manda... Por lo visto la señora luego se disculpó porque el rendimiento de su hijo mejoró muchísimo”, relata el director que admira “muchísimo” el “esfuerzo” y el “trabajo” de Antonio Pérez, “un profesor de esos de vocación”.

Porque, además de las ventajas de la aplicación de las nuevas tecnologías sobre la enseñanza, para Paco Rodríguez, Soy EduTuber también “pone en valor el trabajo de los profesores”, una labor que, dice, “no está lo suficientemente reconocida” y que sufre “hasta cierto desprecio por una parte de la sociedad (no viven bien los profesores/ qué de vacaciones tienen...)”, lamenta.

Contra estas “falsas creencias”, Rodríguez recuerda la importancia de los educadores en cuanto a que “contribuyen” de manera definitiva “a conformar las generaciones del futuro” y, por tanto, al mundo que tendremos. “Y lo hacen con pocos medios, poniendo mucho de su esfuerzo, trabajando mucho en casa... Bueno, y ahora, con el escenario que nos ha dejado la pandemia se nota más”, apunta el director que considera su cinta como “un vehículo de transmisión de lo que Antonio hace” y que ya está pensando en próximos proyectos “será algo relacionado con la psicología y la inmigración...”, baraja.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios