Exposición

La Caleta, más que una playa

  • El Archivo Provincial de Cádiz acoge ‘La Caleta: entre la tierra y el mar’, la historia del lugar contada por la UCA, el Centro de Arqueología Subacuática y el propio Archivo

Una imagen de la inauguración de la exposición en las dependencias del Archivo Histórico Provincial. Una imagen de la inauguración de la exposición en las dependencias del Archivo Histórico Provincial.

Una imagen de la inauguración de la exposición en las dependencias del Archivo Histórico Provincial. / Fito Carreto

Asociado a Cádiz por tantísimas razones, casi todas de índole popular y carnavalesco, tras el nombre de La Caleta se esconden uno tras otro capítulos de la historia de esta ciudad indisolublemente encadenada a una playa que ha sido fiel testigo de su devenir trimilenario. Pero La Caleta es más que una playa, más que una puesta de sol y, por supuesto, más que el rincón en el que, como dicen, se esconden las musas. La Caleta guarda en sus entrañas desde el estupor del primer fenicio que llegó a esta tierra hasta la feroz violencia de quienes la asaltaron para quemarla y destruirla.

La Caleta: entre la tierra y el mar es el título de la exposición que desde ayer, y solo hasta el 24 de este mes, se puede contemplar en las dependencias del Archivo Histórico Provincial de Cádiz, un puntual repaso a la historia de la ciudad a través de un fructífero diálogo con su playa. Porque La Caleta habla, cuenta cómo fue la ciudad y cómo es, y lo hace a través de sus piedras, de su configuración marítima y terrestre, de sus vestigios arqueológicos, de sus fortalezas, de sus cambiantes usos a lo largo de los siglos y también de sus gentes.

Nada falta en esta muestra de paneles, fotografías, planos antiguos, objetos históricos y textos en los que se resume el trabajo y el conocimiento de la Universidad de Cádiz (UCA), el Centro de Arqueología Subacuática (con sede en el Balneario de la Palma) y el propio Archivo Histórico Provincial. El resultado final es una exposición que lleva la firma de los comisarios Alberto Gullón Abao y Carlota Pérez-Reverte, ambos docentes de la UCA, y que se abrió al público con la presencia también de Mercedes Colombo, delegada territorial de Cultura; Carmen García Rivera, directora del Centro de Arqueología Subacuática, y Santiago Saborido, técnico del Archivo.

También fueron protagonistas los escolares gaditanos participantes en un concurso de dibujo vinculado con la exposición y cuyos premios se entregaron antes de la apertura.Eran alumnos de los colegios Argantonio, San Vicente de Paúl y Nuestra Señora del Carmen, y sus dibujos tienen también un rincón en esta caletera muestra.

La antesala de la exposición se la encuentra el visitante en el patio de columnas del Archivo de la calle Cristóbal Colón. Allí se resume la historia de La Caleta en un recorrido cronológico, desde el paleolítico hasta la época contemporánea, con paradas en el periodo fenicio, púnico, romano, medieval y la época moderna. Se trata de un certero acercamiento al grueso de la exposición, que se halla en otra sala.

Paneles, vitrinas, fotografías, objetos arqueológicos, históricos documentos del Archivo Provincial, planos, mapas, postales y hasta una cinta de casete de ‘Caleta’ –la comparsa de Antonio Martín– sirven para ahondar en este recorrido histórico que demuestra, sin lugar a dudas, que La Caleta es más que una playa, y que su historia ha ido de la mano de un constante cambio de usos y costumbres: lugar de templos, santuarios y ermitas, corrales de pesca, cantera de piedra ostionera, factoría de salazones, cementerio de naufragios naturales o forzados, primera línea de defensa con sus castillos como avanzadilla, faro de navegantes, lugar de baños y balneario...

El mejor resumen se encuentra en la reproducción de un valioso grabado de 1564, incluido en la obra Civitates orbis terrarum que firma Joris Hoefnagel y que preside el centro de la sala. Es un plano numerado ante el que merece la pena detenerse un rato para observar cómo sería la fotografía de La Caleta, de Cádiz y de su Bahía en ese siglo XVI, en una imagen tomada desde donde hoy se encuentra el Castillo de San Sebastián. De primer premio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios