Alexis Díaz Pimienta| Escritor, repentista, autor de 'Poemas de amor zoológico' "Amar, y ser amados, es una necesidad fisiológica"

  • La autor cubano presenta sus ‘Poemas de amor zoológico’ esta noche en el café teatro Pay Pay dentro del ciclo Feria Canalla

El escritor Alexis Díaz Pimienta. El escritor Alexis Díaz Pimienta.

El escritor Alexis Díaz Pimienta. / Michel Brébant

Sorprendente, irreverente, talentoso, ingenioso... Quien ha visto a Alexis Díaz Pimienta (La Habana, 1966) en directo, no lo olvida. Y en Cádiz, durante todo el año 2019 fueron muchos los espectadores que disfrutaron de sus Canciones con Pimienta en la casa a la que hoy regresa, el Café Teatro Pay Pay, para presentar sus Poemas de amor zoológico dentro de la programación canalla de la Feria del Libro, un ambiente, a buen seguro, propicio para una presentación que se saldrá de los modelos establecidos.

–Una antología de poemas de amor, y no... Cuénteme

–Pues yo en principio quería hacer una antología de poemas pero al final me salió un libro nuevo al que han regresado algunos poemas de mis libros anteriores. He hecho una selección de los mejores poemas de amor de libros anteriores (En Almería casi nunca llueve, Pasajeros de tránsito, Cuarto de mala música, Fiesta de disfraces, Robinson Crosue vuelve a salvarse...) que entroncaran con la filosofía de este libro, que es un canto a la parte más animalesca de los amantes, el amor sin edulcoramientos, no es el típico homenaje al amor romántico sino a nuestra necesidad fisiológica, zoológica, de amar y ser amados. Pero esos poemas anteriores representan un 10% del libro, el 90% son poemas inéditos.

–Hábleme de los últimos

–Pues en ellos, a veces desde un punto de vista filosófico, pero a veces desde un punto de vista intimista, algunos poemas tienen rasgos eróticos, es decir, desde todos los ángulos recreo esta relación del ser humano con la pulsión amorosa.

–¿Amamos por instinto?

–Pues sí, el amor es una necesidad fisiológica. Tengo un poema en el libro sobre eso. El protagonista observa a los animales amándose y entonces se da cuenta que el ser humano es un animal más amándose.

–¿Cómo ha sido el reencuentro con esos poemas de libros anteriores?

–Es que yo pienso que los poemas no envejecen, porque al final siempre estás leyendo los poemas que más te emocionan o que más emocionan a los lectores, así que no son poemas que no visitaba desde hacía mucho tiempo, sino que los he estado recitando y alguno, incluso, se ha convertido en canción. Son poemas que han estado muy vivos, no ha habido distancia para, por ejemplo, sorprenderme en el reencuentro con ellos.

–Pues lo que no sé si le sorprendió o emocionó fue el prólogo de Juan José Téllez

–¡Sí! El prólogo alumbra el libro muchísimo. Téllez es un gran poeta, es un gran escritor, es un gran crítico, es un gran periodista pero, sobre todo, es un gran amigo y no sé cómo agradecerle ese prólogo tan generoso, por una parte, y tan poético, dentro de un libro de poesía, que ya es como rizar el rizo.

–Otro buen amigo suyo, Marwan, le edita el libro en su sello, Noviembre. Estos poemas de amor nacen con mucho amor, ¿no?

–Sí, este libro tiene muy buenos padrinos. El primer padrino de este libro es Marwan y el segundo es Jorge Drexler, ellos dos fueron los que me animaron a publicar poesía porque unos años de mi último poemario aquí en España, Diario erótico de Robinson Crusoe (2017), y que lo hiciera en el sello de Marwan, Noviembre, que tiene tanto tirón y tantos seguidores. Entonces estaba indeciso entre publicar un libro de décimas, que ahora mismo casi todo el mundo me identifica con la décima, o un libro en la línea de mis poemarios anteriores. Y al final ganó esta segunda opción.

–Y ese próximo libro de décima, ¿llegará?

–Sí, si es que tengo muchos libros de décimas inéditos por publicar. Tengo pendiente Mueble de caoba, Retrato de Nueva York, Pistolas en pie... Que llegarán a los lectores en cualquier momento, pero voy dosificando un poco la entrega porque no quiero abrumar.

–Y no sólo poesía. En 2020 hemos visto en España varias obras suyas. Estos ‘Poemas de amor zoológico’, pero también la novela ‘El huracán anónimo’ o el libro para niños ‘Piel de noche’

–Sí pero aunque son libros que coinciden en la edición en España algunos tienen ya su tiempo, la novela, por ejemplo, tiene 15 años, El Quijote en verso, que salió en España a finales del año pasado, salió en Cuba hace 14 o 15 años. Los que sí están escritos este año son este poemario y Piel de noche, que fue Premio Casa de las Américas en 2019 y salió editado a principios de este año y, bueno, he terminado, y está punto de entrar en imprenta, un libro de cuentos infantiles que se llama El contador de olas.

–En 2019, además de disfrutarlo en el Pay Pay, lo pudimos ver en el pregón de Carnaval de Joaquín Sabina

–Sí, y poca gente sabe que vine directamente desde Cuba. Me bajé del avión, me disfrazaron y salí a la plaza de San Antonio. Pero es que cuando Téllez me llamó para decirme que Sabina quería que yo participara no me lo pensé...Y la verdad que ahora, cada poco, me dicen desde Cuba que reponen mucho en televisión mi controversia con Sabina del pregón. Será que compraron los derechos o algo... Pero allí la gente lo ve.

–¿Cómo se está viviendo la pandemia en su país?

–Pues a pesara de las carencias, de los bloqueos y de, a veces, la inoperancia no se está teniendo una incidencia tan dura como en Europa y como otros países latinoamericanos del entorno. Yo creo que la estructura de la sociedad en torno a la medicina hacen que, a pesar de que sea un país pobre, esté en datos de muerte y contagio muy por debajo de muchos otros países. Y además de que su sistema sanitario esté muy engrasado, la sociedad cubana está muy enterada, muy avisada, en el sentido sanitario porque se ha tenido que enfrentar a las epidemias tropicales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios