Tribunales Condenado en Cádiz por insultar a su cuñado a través de mensajes y audios

Provincia de Cádiz

Las ventas de coches caen un 10% en julio, habitual buen mes para el sector

  • Los concesionarios dicen que muchos compradores están retrasando su cambio de automóvil y que hay una crisis “de confianza”

Escaparate de un concesionario de automóviles de la provincia de Cádiz.

Escaparate de un concesionario de automóviles de la provincia de Cádiz. / Fito Carreto

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron en la provincia de Cádiz un 13,7% en julio de 2018 respecto a ese mismo mes del año anterior. Un año después, el panorama es muy diferente. Las matriculaciones descendieron el pasado julio un 10,15%. Julio está considerado en el mercado del automóvil como uno de los mejores meses para la compra de vehículos por parte de las familias. Pero la crisis en el sector no acaba de tocar suelo.

Y eso que, como anota Raúl Morales, director de Comunicación de la asociación de concesionarios Faconauto, “hay una importante bolsa de compradores que están retrasando su cambio de coche”. Pero ni la estacionalidad, que tradicionalmente ha impulsado las matriculaciones en julio, ni el esfuerzo promocional que han hecho concesionarios y marcas han conseguido revertir la mala tendencia que arrastra el mercado, explica Morales. La crisis, afirma, es de confianza. “No hay ninguna razón de peso en el contexto económico o de consumo que haya que tener en cuenta, por el momento, para dar una explicación a estas caídas”.

El 10,15% de descenso en julio en la provincia de Cádiz llega acompañado de una caída acumulada en lo que va de año de un 12,40%. Estos datos han sido proporcionados por la asociación de fabricantes de automóviles Anfac y se refieren a la evolución de las matriculaciones en el canal de particulares, que refleja verdaderamente la situación de las ventas de automóviles y que debe aportar el grueso de las operaciones en un mercado sano.

En relación con otras provincias andaluzas, Cádiz se sitúa como la segunda en la que se produjo un menor descenso en el número de matriculaciones el pasado mes de julio. La relación la encabeza Granada con una bajada de un 9,39%.Con un mayor descenso de matriculaciones que Cádiz se encuentran Huelva (-11,24%), Jaén (-12,46%), Sevilla (-13,24%), Málaga (-15,10%), Almería (-17,22%) y Córdoba (-17,92%).

Noemi Navas, directora de Comunicación de Anfac, explica que la caída de las matriculaciones en el mes de julio puede estar agravada por su comparación con julio de 2018, cuando hubo un adelantamiento de las compras de vehículos por la entrada en vigor de la nueva norma de medición de emisiones WLTP en el mes de septiembre. No obstante, considera que “no deja de ser preocupante el hecho de que el canal de particulares mantenga una tendencia a la baja cada vez mayor, con reducciones de las ventas de doble dígito”.

Navas cree que cada vez es más urgente poner en marcha medidas de choque que reviertan esta tendencia a la baja en las matriculaciones.

Tania Puche, directora de Comunicación de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam, reclama un ejercicio de responsabilidad y un acuerdo para caminar hacia la movilidad sostenible de forma ordenada. Y también una medida: “Un plan nacional de estímulo no vinculado a los Presupuestos que empiece por retirar de la circulación los vehículos más antiguos y contaminantes sin discriminar tecnologías ni perjudicar a las rentas más bajas; máxime cuando cualquier modelo nuevo o seminuevo, con independencia del motor que lo propulse, cumple hoy por hoy con las normativas anticontaminación”.

Lo que no ayuda para conseguir dar la vuelta a la situación es la incertidumbre política, comenta Raúl Morales. “Es urgente”, sostiene, “que haya un Gobierno para que pueda liderar las reformas que necesita el sector, lo que aclararía el horizonte y daría seguridad al consumidor”.

“Urge un gobierno estable”, coincide Tania Puche, “que no actúe con ligereza a golpe de declaración creando incertidumbre en los compradores porque la caída de las matriculaciones tendrá un efecto en el conjunto de la economía, empezando por el empleo. Hace falta un equipo de gobierno que, escuchando al sector antes de legislar, sea capaz de tomar decisiones técnicas y no solo políticas para encauzar la situación”.

Raúl Morales confía en que el mercado cambie de dinámica en agosto y septiembre porque la entrada en vigor a partir del 1 de septiembre de la segunda fase de la WLTP (la actual normativa de medición de emisiones) obligará a los concesionarios a automatricular unas 15.000 unidades extra, que saldrán al mercado con atractivos descuentos. “Volverá ser un buen momento para cambiar de coche”, apunta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios