Memoria Histórica

"No vamos a parar hasta sacarlos de las cunetas"

  • Ya se han encontrado 121 cuerpos en la fosa común de Puerto Real, donde se espera hallar a 200. La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, la visitó ayer.

“Cuando estuvisteis aquí –en la fosa común del cementerio de Puerto Real– la semana pasada habíamos localizado 104 cuerpos y ya vamos por 120”, dice uno de los voluntarios de la exhumación. “No. Ya son 121. Acabamos de encontrar otro más”, apunta el arqueólogo, Jesús Román. 

121 cuerpos ya localizados de los 200 que esperan hallar. “Esto es una sorpresa tras otra”, afirma el presidente de la asociación por la recuperación de la memoria histórica en este municipio, Francisco Aragón.  Según la documentación en poder de esta entidad, gracias a los testimonios de familiares y algunos testigos de Puerto Real, se creía que eran 122 las personas que yacían en la fosa. Sin embargo, serán muchos más después de los testimonios ofrecidos por otras personas mayores de San Fernando, Rota, Chiclana o Cádiz.

“Vamos a superar los 200”, afirma Aragón. Las investigaciones de la asociación apuntan a que la de Puerto Real también funcionó como fosa común para otras poblaciones de la Bahía. “Todo fue un plan orquestado. Decían a los afiliados y gente de izquierdas que tenían que ir a declarar a la prisión provincial de El Puerto, donde nunca llegaban. Era una excusa para traerlos aquí, al paredón del cementerio, que estaba en el camino intermedio”, relata Francisco Aragón.

Todavía quedan siete metros de fosa por abrir hasta completar los 23 metros que señaló el georadar. Una zona donde, según Aragón, todo apunta a que se enterraron amontonados a los primeros fusilados, por lo que el número de cuerpos podría ser similar o mayor al de la primera fase de exhumación. También se cree que en la última zona que ya se ha abierto puede existir una segunda capa más profunda donde es posible que se localicen 15 o 20 cuerpos más.

Los datos estremecen. La fosa común no deja de sorprender ni tan siquiera a quienes ya llevan meses trabajando ella. Mucho menos a los familiares de las víctimas que acuden casi a diario. A ellos, saludó y escuchó ayer la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, que visitó el cementerio puertorrealeño.

“Tenemos que reparar el daño causado. Se tiene que conocer la verdad y por eso es necesario hacer un relato común de todo lo que ha acontecido en la historia de España y que se haga justicia con los familiares, que tienen el derecho de enterrar dignamente a sus víctimas”, dijo la consejera.

La exhumación en Puerto Real ha confirmado la magnitud de una fosa que se podría convertir en la segunda mayor excavada en Andalucía, después de la de Málaga y con número de osamentas similares a los de Teba (Málaga).

Por ello, la consejera dijo que el trabajo que se hace en el cementerio de San Roque es un ejemplo que va a marcar un antes y un después en la manera de hacer las cosas. “La unidad de todos es lo que nos permite avanzar en el objetivo común que tenemos, que es poder exhumar los cuerpos de toda Andalucía, allá donde estén, en fosas o cunetas, para entregar a los familiares que también son víctimas de todo lo que sucedió”, manifestó Aguilar ante un grupo de familiares.

También aprovechó la ocasión para destacar la importancia de que en estos momentos se esté debatiendo en el Parlamento de Andalucía la Ley de Memoria Democrática. “Una norma fruto del consenso y del diálogo y que tiene por vocación reconocer y reparar a las víctimas”, dijo Rosa Aguilar.

Mientras tanto, consideró que hay que continuar con la actuación que se hace en Puerto Real, “que también se harán en otros sitios porque no vamos a parar  porque se lo debemos a las víctimas”, concluyó.

La Dirección General de Memoria Democrática ha financiado esta intervención con la cooperación del servicio de Memoria Democrática de la Diputación y del Ayuntamiento de la localidad que ha aportado maquinaria y personal.

El equipo que interviene en la exhumación, encabezado por los arqueólogos Jesús Román y Juan Manuel Guijo, ha localizado los restos de 121 personas, de las que 85 han sido exhumadas. Además, ha tomado muestras de ADN a 15 descendientes de los represaliados para realizar las tareas de identificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios