Provincia de Cádiz

"Este es un tiempo de penitencia y de que florezcan las esperanzas"

  • Guillermo Riol reivindica en su pregón el papel de la mujer y los jóvenes en las cofradías

"Este es un tiempo de penitencia y de que florezcan las esperanzas". Con esta frase comenzó ayer el pregón de la Semana Santa el periodista Guillermo Riol Hernández, del equipo directivo de Onda Cádiz Televisión, que fue presentado por Paqui Durán Redondo (pregonera en 2004), quien lo definió como "gaditano y cofrade". Ante un público menos numeroso que otros años, debido a la cita electoral, y con el escenario presidida por autoridades civiles y religiosas, (Antonio Olmo, delegado episcopal; Gonzalo Ganaza, del consejo de Hermandades; y el alcalde Enrique Moresco), el pregonero exaltó la Semana Mayor, tras unas palabras de recuerdo al concejal asesinado por ETA.

Su canto de exaltación religiosa en el Monasterio de San Miguel lo dedicó a la Virgen de los Milagros, patrona de El Puerto, desde su devoción a la Virgen del Rosario, en un escenario engalanado de forma sobria pero efectista, que recreaba la salida procesional de un Nazareno junto a cuatro ciriales de plata y un fondo de terciopelo rojo.

Guillermo Riol comenzó con una descripción del ambiente que viven en estas fechas previas al Domingo de Ramos las hermandades portuenses, enumerando desde su propia experiencia, los sentimientos cofrades ante la inminente llegada de la Semana Santa. Enumeró las salidas procesionales que se viven en El Puerto, y ofreció unos versos de exaltación a las imágenes religiosas titulares, dando además una dimensión social a su pregón, en ocasiones reivindicativa, invitando a las hermandades a "volver la mirada a los jóvenes", o bien para reclamar un mayor papel para la mujer, instando a "darles cargos de responsabilidad en el seno de nuestras cofradías". Pese a que el contenido de su discurso fue sobre todo religioso, en su vertiente de periodista pidió la remodelación del antiguo hospital de San Juan de Dios (sede de Los Afligidos), "que le devuelva el esplendor que tuvo y cobije a esta hermandad".

Finalmente, hizo una llamada a al apostolado, que denominó "repercusión social de la fe", mediante la implicación de las hermandades en obras benéficas ("no podemos olvidar el mundo que nos rodea"), y por añadidura a "mostrar el espíritu de hermandad y dar esa manifestación pública de fe en las calles durante la Semana Santa". El acto se cerró con la interpretación del Himno Nacional a cargo de la banda de música Maestro Dueñas, que ofreció también la marcha Cádiz Cofrade como homenaje al pregonero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios