Provincia de Cádiz

La tercera subestación eléctrica dará servicio a más de 15.000 viviendas

  • Ayuntamiento y Endesa inician los trámites administrativos para un equipamiento que beneficiará a 45.000 personas, principalmente del entorno de la Rana Verde · Supone una inversión de seis millones

El Ayuntamiento de Chiclana y la empresa Sevillana-Endesa han iniciado los trámites administrativos para la puesta en marcha de una nueva subestación eléctrica, la tercera de la localidad, que dará servicio a un total de 15.000 viviendas y que beneficiará a unas 45.000 personas, principalmente del entorno de la Rana Verde, en cuyas proximidades se instalará este equipamiento calificado como "fundamental para el desarrollo de la ciudad", según coincidieron en destacar ayer los representantes de ambas partes.

La nueva subestación eléctrica, que por sí sola bastaría para suministrar luz a una población como Vejer, es uno de los equipamientos contemplados en el Plan Director de Infraestructuras que servirá como base para el proceso de regularización de las 15.000 viviendas ilegales situadas en Áreas de Gestión Básica.

El nuevo equipamiento se considera "fundamental" tanto por parte del Ayuntamiento como de Endesa por cuanto las dos subestaciones existentes en la actualidad se encuentran prácticamente al límite de su capacidad. De este modo, con la construcción de una tercera subestación podrá "atenderse las necesidades de las nuevas promociones, así como mejorar la calidad del servicio en 15.000 hogares", según destacó el jefe provincial de Sevillana-Endesa, Carlos Alés.

La tercera subestación eléctrica de Chiclana estará situada en una parcela que pasará a ser propiedad de Endesa y que se encuentra localizada en el callejón de La Pedrera, concretamente en las proximidades de la Rana Verde, cuyo entorno será el más beneficiado, ya que el equipamiento dará servicio tanto a nuevas promociones como a viviendas ya construidas.

Este nuevo equipamiento supondrá una inversión de seis millones de euros y será financiada tanto por la propia compañía eléctrica como por promotores privados que han solicitado potencia de este equipamiento para sus nuevas promociones inmobiliarias.

En principio, Ayuntamiento y Endesa han iniciado ya los trámites administrativos necesarios. Una vez se cumplimenten, se iniciarán las obras en sí, que tendrán una duración de 18 meses. De este modo, y según las previsiones que manejan tanto la Delegación municipal de Medio Ambiente como la propia compañía eléctrica, se espera que pueda entrar en funcionamiento antes de tres años.

La nueva subestación eléctrica, que ocupará una extensión de 3.000 metros cuadrados, tendrá una potencia de 80.000 kilovatios, suficiente para atender las necesidades energéticas de una población como Vejer o Medina. Además, permitirá no sólo dar servicio a nuevas promociones, sino también mejorar la calidad del servicio en todo el entorno de la Rana Verde, ya que el nuevo equipamiento contará "con los más modernos sistemas tecnológicos que existen", según destacó el jefe provincial de Sevillana-Endesa, quien considera que "la solicitud para la licencia de la subestación de Chiclana es uno de esos momentos que son hitos, más aún si tenemos en cuenta que las infraestructuras eléctricas pasan desapercibidas en su contenido".

Por su parte, José Pedro Butrón mostró su "satisfacción" por este nuevo equipamiento, que servirá para "seguir poniendo piedras en la construcción de la ciudad".

"Esto es una piedra más, pero una piedra importante por los efectos que va a tener a corto plazo en el servicio que se va a prestar a los ciudadanos".

De cara al futuro, el Plan Director de Infraestructuras también contempla la construcción de una cuarta subestación eléctrica. No obstante, tanto Butrón como Alés avanzaron ayer que "será en el futuro cuando se decida si es necesaria una nueva subestación o si se opta por la ampliación de esta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios