Provincia de Cádiz

Los técnicos tampoco convencen a los vecinos sobre la peatonalización

  • Un experto explica las ventajas del proyecto y los vecinos piden más sitio para aparcar

La peatonalización del centro sigue sin contentar a vecinos y comerciantes. Después de la reunión que el Ayuntamiento mantuvo con los empresarios locales, donde quedó patente la disconformidad de éstos, se ha celebrado otra nueva jornada informativa abierta a la participación.

Para ello se contó con la colaboración del experto en movilidad, Manuel Calvo, que expuso algunos ejemplos de peatonalización de ciudades similares a Puerto Real y también de otras grandes ciudades. Pese a las enormes ventajas que expuso, su intervención no terminó de convencer a los asistentes al encuentro, que demandaron a los representantes municipales ejemplos concretos de Puerto Real y no de ciudades como Sevilla, que nada tienen que ver con la localidad.

"La experiencia me dice que cuando se va a peatonalizar una calle todo el mundo se opone, pero a las dos semanas la versión es distinta y todos están contentos", aseguró Calvo.

Pero los vecinos no estaban de acuerdo. La falta de aparcamientos en la zona centro es para ellos un problema que se verá agravado cuando eliminen mas plazas y no se repongan en otra zona cercana. También se opusieron a la creación de una zona azul como propusieron algunos comerciantes. "Ya pagamos nuestro impuesto de circulación para tener que pagar ahora por aparcar en mi casa", decía una ciudadana.

Y es que el encuentro sirvió para que cada vecino explicase su propia problemática. Una vecina de la calle Vaqueros se mostró preocupada por el aumento del trafico en su zona, ya que esta sería la que soportaría el mayor flujo de vehículos al cerrar al tráfico las calles de La Palma y Soledad. "No digáis que vais a peatonalizar por salud porque a mi me la estáis quitando", dijo a los responsables municipales de Urbanismo y Comercio, que se encontraban presentes.

También se expuso el caso de una vecina de la calle Soledad. "Tengo un aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida porque no puedo andar si me quitáis eso me vais a dejar en casa encerrada con una barrera que me ha costado mucho superar", explicó la mujer. A esto respondió el experto en movilidad asegurando que casos como el que planteaba se tenían en cuenta y se les daba solución.

Pese a la negativa generalizada, no todas las voces fueron discordantes con el proyecto, como ocurrió con los comerciantes.

Ayer también asistieron vecinos que se mostraron a favor de la peatonalización y argumentaron que las calles serían más amables para pasear, que hay que tener un cambio de mentalidad y "no querer aparcar en la puerta de casa" y quedaría vida a muchas calles que ahora están "invadidas por los coches".

Tras la jornada de ayer, en la que también se dieron posibles alternativas y se ofrecieron consejos sobre cómo se podría mejorar el proyecto, se citó a los interesados a una nueva convocatoria. Será el jueves 17 de septiembre a las 19:00 horas, en la Casa de la Juventud.

A su término, el concejal de Urbanismo, Iván Canca, volvió a insistir en que el proyecto era un proceso abierto a la participación de todos los puertorrealeños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios