Daniel Sánchez Román | Delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente

“Las subvenciones al campo estaban paralizadas desde 2015”

  • “Unir las consejerías ha sido una buena idea. Hemos percibido el malestar en el sector primario desde el minuto uno”

  • “Hay que declarar como invasora el alga del Estrecho ya”

El delegado provincial, Daniel Sánchez Román, en su despacho de la capital gaditana. El delegado provincial, Daniel Sánchez Román, en su despacho de la capital gaditana.

El delegado provincial, Daniel Sánchez Román, en su despacho de la capital gaditana. / Jesús Marín

Daniel Sánchez Román asumió hace un año el cargo como delegado provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. En esta entrevista hace balance de estos meses complicados y mira hacia el futuro con esperanza a pesar del momento difícil que atraviesa el país.

–¿Cómo se lleva comandar esta súper delegación?

–Es complicado. Tenía claro que aquí hay que echar muchísimas horas y estudiar mucho. Esta es una delegación muy bonita, aunque sea compleja y grande. El sector primario es muy agradecido, los agricultores, los ganadores, los pescadores, son gente muy sencilla, muy honesta, y están acostumbrados a ir con mucha honestidad en su profesión y eso es muy gratificante. Y luego el Medio Ambiente es que me gusta. Yo fui diputado de Medio Ambiente y en todo el tema de Urbanismo también he llevado displicina urbanística. Lo que sí es cierto que echo en falta tener más tiempo para visitar muchas empresas, bodegas, explotaciones agrarias, que nunca está de más hacer visitas.

–Anda el campo alborotado por el tema de los precios. ¿Cuando habla con agricultores percibe ese malestar, ese hartazgo?

–Es evidente. Nosotros, cuando entramos en el Gobierno de la Junta, una de las mejores medidas que tomó Juanma Moreno y la consejera fue la de unir Agricultura con Medio Ambiente. Y ese descontento se percibía desde el minuto uno. Los agricultores están vendiendo a precios de hace 20 años y sin embargo los costes de producción han crecido muchísimo. Todo esto, junto con los costes salariales, hace que los agricultores no lleguen a fin de mes. Siempre se les pone problemas con las subvenciones, con mucho trámite que asusta a la gente a la hora de solicitarla. Lo que hemos hecho es tomar una batería de medidas que han sido fundamentales. Lo primero que nos dijeron es que teníamos que sacar todos los expedientes que teníamos atrasados desde 2015. Nosotros entramos en 2019, y estaban casi todas las subvenciones paralizadas desde 2015. Y además hemos sacado convocatorias nuevas que no habían salido nunca. Había convocatorias por la ITI de Cádiz también. Al fin y al cabo lo que hemos hecho es dedicar mayor tiempo a resolver todo lo que había atrasado. Hemos puesto ya más de un millón y medio de euros en este punto. En las ayudas de pesca hemos ampliado el número de días que se paga por parada, hemos reducido el número de días que hay que justificar de parada para que puedan tener ayuda los pescadores y los tripulantes. En fin, en esas estamos.

–¿Cómo están las ayudas forestales?

–Pues hemos vuelta a sacarlas, algo que no pasaba desde 2012, ayudas donde se tiene que subvencionar a particulares que tienen fincas que forman parte de montes públicos y que no podían acogerse a ningún tipo de ayudas y que estaban los montes como estaban. Por eso hemos sacado una convocatoria de ayudas de 106 millones de euros para toda Andalucía, que es una inyección tremenda. Y lo hemos hecho pidiéndole a la consejería que se modificara algunas cuestiones que venía reclamando el sector, como por ejemplo que se pudiesen utilizar medios propios para realizar las limpiezas.

–Los pescadores están muy preocupados con el alga invasora en el Estrecho. ¿En qué punto nos encontramos actualmente?

–El problema viene de 2015, que fue cuando se encontraron los primeros arribazones en Ceuta, pero realmente no se ha hecho nada hasta ahora. En verano de 2019 hubo una explosión de ese problema porque empezaron a llegar toneladas y toneladas de algas a las playas de Tarifa y de Algeciras especialmente. Eso provocó un impacto en el turismo tremendo en verano y que los ayuntamientos, que son los competentes para la limpieza de las playas, tuvieran unos gastos tremendos para su retirada. Pero nosotros no nos hemos quedado parados y eso que sólo que tenemos competencias en aguas interiores, y en el Estrecho sólo hay aguas exteriores. Hemos firmado un convenio con una empresa para cartagrofiar todo el Estrecho y tomar muestras de esos arribazones, el presidente de la junta gestora del Estrecho, que es un catedrático experto en esta materia, está haciendo una investigación del problema. El dato que tenemos es que todo el Estrecho está alfombrado de esa alga invasora, que no ha llegado todavía a la zona de La Janda ni la Bahía de Cádiz, sí algo a la Costa del Sol.

–¿Y se sabe si puede extenderse hasta otros puntos de la provincia?

–No se sabe. Lo que tenemos claro es que hay que declarar como especie invasora esa alga, porque mientras que esto no suceda la UE no articula ningún tipo de ayuda. Cuando esto ocurra se pueden pedir ayuda para los pescadores de bajura de Tarifa que capturan el voraz, y para esto primero hay que realizar esta declaración. Y también se podrán solicitar ayudas a los ayuntamientos. Pero el Gobierno de la nación no ha aparecido todavía. Ni se ha puesto en contacto con nosotros. Le hemos mandado un informe que le tiene que servir a ellos para declarar la especie invasora, pero aquí el problema sigue estando.

–Pese a todo esto que me cuenta los ecologistas han llegado a protestar por la unificación de las consejerías.

–En un principio fueron reticentes, pero yo no le veo ningún problema a esto sino justo lo contrario. La agricultura necesita al medio ambiente, porque muchos proyectos necesitan una coordinación y eso está garantizado con una misma delegación. Y te pongo un ejemplo. Nada más llegar me encontré con que en la costa Noroeste se había perdido una subvención de 2,5 millones de euros para la comunidad de regantes para la modernización de sus infraestructuras porque Medio Ambiente informó desfavorable un cambio de punto de vertido de la depuradora de Rota. Eso hubiese sido impensable estando yo en esta delegación.

–En cuanto a la ordenación del territorio, ¿en qué situación se encuentran ahora las viviendas irregulares de El Palmar, Conil o Chiclana?

–El origen de estos problemas es diferente en el sentido de quién ha propiciado ese caos. En El Palmar, en la zona de Vejer, hubo un hito fundamental cuando todavía se podían comprar parcelas en proindiviso, no estaba regulado que para la utilización de un suelo rústico para materia urbanística se pudiera comprar a través del registro de la propiedad con todas las bendiciones, y hubo una compra masiva de parcelas de 500 metros, sobre todo. Y claro, en un territorio muy pegado a la costa, donde hay miles de propietarios, cada uno de su madre y de su padre, la mayoría de fuera de Vejer, eso es imposible regularlo. Vejer le pidió durante mucho tiempo a la Junta auxilio para su ordenación y hasta que no hemos llegado nosotros no habían hecho nada. Eso es un origen. Otro es el del municipio de Conil, que es distinto, porque son viviendas más de gente autóctona, gente que tenía parcelas, la estructura es distinta, y ahí sí que es verdad que ha habido un poco de dejadez de la administración local. Ahora con el decreto que hemos sacado está mejorando la cosa.

–¿Qué opinión le merece que Diputación obviara los informes de varios ayuntamientos alertando de los sobrecostes de la planta de Miraflores?

–No conozco bien el detalle, sé lo que he leído en el diario. Pienso que en cuanto al tema de la gestión de los residuos hay que ser muy leales entre todas las administraciones. Los ayuntamientos tienen que asumir que tienen que ser altavoces con la ciudadanía para trasmitirles que el coste de la gestión de los residuos no es gratis, que tiene su precio y que está también en la mano de los ciudadanos actuar para que esos costes sean cada vez más bajos para los ayuntamientos. Pero en cuanto al tema de haber obviado un informe jurídico, no me quiero meter donde no me llaman, pero evidentemente un informe jurídico de tu propia casa, firmado por un funcionario no se puede dejar escondido dentro de un cajón, sino que hay que inmediatamente trasladarlo a los ayuntamientos afectados.

"Vamos a poner en marcha en la Sierra un proyecto de economía circular pionero. Sólo hay dos iguales en el país”

–¿Hacía donde va la gestión de los residuos en el futuro?

–En marzo de 2019 se ha formulado la nueva ley de residuos que va en consonancia con la directiva de residuos y aquí hemos lanzado desde el primer momento la revolución verde de la que tanto está hablando nuestro presidente, nuestra consejera. La pasada semana se firmó un convenio fundamental para adelantar de enero de 2021 a 2020 la retirada de los plásticos de un solo uso en toda Andalucía, y vamos a ser pioneros en eso, según esta ley en 2035 se tiene que haber reutilizado el 35% de los residuos que van a vertedero, y creo que la nueva ley de economía circular que está redactando la Junta va a ser también la primera que haya en España y luego está la ley de cambio climático que también estamos desarrollando.

–¿Tienen algún proyecto novedoso en esa parcela?

–Hay un proyecto fundamental, que es el de economía circular que estamos ejecutando en la Sierra de Cádiz y para el que hay 8,7 millones de euros. En estos días se están licitando obras para este proyecto en torno a los cuatro millones de euros. La semana pasada la consejera firmó un convenio con todos los alcaldes y con el presidente de la Mancomunidad. Y este proyecto de economía circular va a cambiar el modelo de gestión en la Sierra de Cádiz. Porque ahora todos los residuos domésticos, todo, se va a reciclar en esos 19 municipios. Proyectos como este en Andalucía no hay ninguno, sólo dos similares en el País Vasco y Cataluña.

–Por lo que me está contando se toman bastante en serio los efectos que tendrán para nuestra comunidad los efectos del cambio climático.

–Hombre claro, si es que está claro que Andalucía, y la provincia de Cádiz, según los expertos, es una zona de alto riesgo en las consecuencias del cambio climático, y además creemos que es una oportunidad la economía verde, porque si te das cuenta los costes del proyecto de economía circular se reducen mucho los costes de los ayuntamientos. Ya hemos hecho un proyecto piloto en Zahara de la Sierra, y es que la recogida de envases ha aumentado un 925% en los cuatro primeros meses, la recogida de papel en torno al 400 y vídrio un poco menos porque el vídrio se reciclaba más. Al final te das cuenta que apostar por la economía verde es el futuro, porque ya Europa está poniendo directivas que hay que cumplir, el coste de llevar residuos al vertedero cada vez son más grande, y porque hay muchas oportunidades en cuanto a energías renovables.

–Tras un invierno tan seco ¿les preocupa el nivel de los pantanos?

–Es cierto que estamos en un nivel de prealerta, las últimas lluvias nos dieron un respiro, porque estábamos en torno al 41% de media en los pantanos de la provincia y ahora estamos en un 52%, pero es cierto que el año pasado a estas alturas estábamos en el 65. También es verdad que a estas alturas de temporada hace unos años estábamos a la mitad y se coló un mes de abril muy lluvioso que llenó los pantanos. También estamos preocupados por el campo, porque ahora mismo está bien pero necesita que en poco tiempo vuelva a llover. En esta primera fase de la temporada sacamos dos medidas para paliar la sequía, una fue el adelantado del 70% de la PAC y sacamos créditos a 0% de interés para las explotaciones agrarias.

Sánchez Román durante la entrevista. Sánchez Román durante la entrevista.

Sánchez Román durante la entrevista. / Jesús Marín

–¿Cómo marcha el proyecto del poblado de los Hurones?

–En Medio Ambiente tenemos 75 millones de euros de fondos ITI que cuando entramos no estaban ni al 5% de ejecución, entre ellos el del Lago Sur de Europa, que era más global, con una cuantía de 8 millones de euros, que hemos tenido que reconducirlo porque de ese dinero las propuestas que se hacían eran pantalanes, tirolinas en pantanos, cosas inasumibles totalmente por seguridad en las presas. Parte de ese dinero vamos a destinarlo a la reforma del poblado de los Hurones. Hemos encargado la redacción del proyecto, destinado 5 millones de euros, y lo que vamos a hacer es poner en valor las infraestructuras de ese poblado, agua, luz, calles, saneamiento, meter fibra óptica, crear un espacio de evacuación a través de una vía pecuaria que llega hasta San José del Valle, las oficinas de la presa se van a restaurar, y cuando esté totalmente restaurado sacaremos a gestión la explotación turística del poblado.

–¿Personalmente desde la delegación cómo ve la idea de unir Cádiz con Huelva a través de Doñana?

–Me voy a mojar. Lo principal es la conservación del entorno de Doñana y del parque, y personalmente creo que en el momento que esté la SE-40, por la parte de Cádiz, el ahorro que tendríamos con respecto a hacer una autovía sería de 15 minutos, yo creo que para eso no merece la pena. Creo que las declaraciones tanto por parte del presidente como de la consejera me tranquilizan mucho.

"El futuro del campo pasa por su modernización y facilitar las ayudas, hacerlas accesibles”

–¿En qué situación están ahora mismo las ayudas a jornaleros?, que siempre han creado controversia.

–Creo que ha habido una gran hipocresía de algunas voces centralistas de Madrid hablando mal del PER, que era una buena herramienta, las medidas que ha tomado el Gobierno ahora por sí sola no va a solucionar nada pero creo que es positiva, que es reducción de las peonadas, pero el campo necesita mucha más ambición a la hora de ayudas. Hemos hecho una batería de propuestas, como por ejemplo una reducción de los tramos del IRPF para compensar en parte las pérdidas que tienen ahora mismo los agricultores… aunque creo que el futuro del campo pasa por otro lado, por modernizar, por incentivar y facilitar las nuevas infraestructuras, favorecer las comunidades de regantes, que las ayudas sean abiertas y pueda acceder todo el mundo, y realmente que la administración le dé una proyección en positivo de lo que es el sector primario y poner en valor una actividad que es super generosa y que se identifica plenamente con lo que ha sido Andalucía y que el anterior Gobierno intentó dejar caer. Cuando la anterior presidenta dijo que aquí ya no se exportaban aceitunas sino aviones era toda una declaración de principios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios