Mercado de fichajes Así queda la plantilla del Cádiz CF tras las llegadas de Meré, Sergi Guardiola y Chris Ramos

Mujer Análisis del estado de la paridad en el mercado laboral de Andalucía

"El salario de la mujer no debe ser visto como una ayudita familiar"

  • Rafaela Pastor, de la plataforma de apoyo al lobby europeo de mujeres, habla de la conciliación de la vida personal y laboral como el "handicap femenino del siglo XXI"

Hay una relación directa entre la imposibilidad de la mujer para acceder al mercado laboral en igualdad de condiciones y el mandato patriarcal que exime a los varones de responsabilidades en el ámbito privado, en el hogar. Es decir, la dificultad para conciliar la vida laboral y familiar es actualmente el principal escollo de las mujeres trabajadoras. Así lo constata el análisis del estado de la paridad en el mercado laboral en Andalucía que ha realizado la Plataforma andaluza de apoyo al lobby europeo de mujeres con la Consejería de Empleo de la Junta. "Es el gran handicap de las mujeres en el siglo XXI", manifestó la representante de esta entidad, Rafaela Pastor, que ayer estuvo en Cádiz para desvelar los principales datos de este informe. "Cifras sangrantes que demuestran que las mujeres seguimos siendo ciudadanas de segunda fila", añadió.

En el análisis, que se ha elaborado a través de múltiples entrevistas en todos los ámbitos y en todos los niveles, la mayoría de mujeres coinciden en señalar que "el mayor obstáculo es la incompatibilidad de horarios y ritmos del trabajo remunerado con otras necesidades". Esto va a más en el caso de familias monoparentales, o mejor monomarentales. El 30% de las féminas que forman estas familias, con edad de estar en el mercado laboral, "declaran no tener ni buscar empleo por motivos relacionados con el trabajo en el hogar y el cuidado de los seres queridos, frente al 2% de los hombres que se encuentran en la misma situación", afirmó Pastor. Casi la mitad de estas mujeres se clasifican en las Encuestas de Población Activa como población inactiva.

Más. Pastor aboga porque la mujer "deje de ser la cara de los contratos parciales y la economía sumergida". Otro de los datos del informe habla de que por cada 100 varones con contrato parcial hay en Andalucía 419 mujeres. Esto también lo relaciona con la educación patriarcal, como señaló la representante de la plataforma, porque aún hoy "recibimos una educación en la que nos transmiten que nuestro salario es una ayudita familiar". Por eso aquí Pastor se dirige directamente a las mujeres: "Hago un llamamiento para deshacernos de lo aprendido en la educación patriarcal. Nuestro salario tiene que ser suficiente para tener una vida digna e independiente como ciudadanas". Y esto cuenta además para la erradicación de la violencia de género: "Esta violencia no sólo se puede erradicar con medidas contra ella sino teniendo nuestro trabajo y siendo independientes", apuntó la delegada en Cádiz, Carmen Zurita. El salario femenino, según este mismo análisis, es un 20% menor que el masculino.

Pero, ¿cómo cambiar esta mentalidad para que la mujer rompa el llamado techo de cristal? "Educando a nuestros hijos desde pequeños y siendo radicales en este tema", dijo Pastor, porque a pesar del avance con la Ley de Igualdad "en el ámbito público aún carecemos de medidas para mujeres y varones conciliemos nuestra vida personal y laboral".

Juan Bouza, delegado provincial de Empleo, quiso destacar que las políticas de la Junta tienen como prioridad el empleo femenino. "No podemos permitir que el 50% de la población tenga una mochila con piedras más grandes que el resto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios