Provincia de Cádiz

"Si lo hubiéramos sabido antes, habríamos ido al festival de Barbate"

  • Muchos jóvenes se acuerdan ahora de la cita de Cabo de Plata tras conocer la suspensión de Alrumbo para la que tenían las entradas compradas

  • Facua anima a los afectados a reclamar

La última edición de Alrumbo se celebró hace ahora un año en la parte chipionera de Costa Ballena. La última edición de Alrumbo se celebró hace ahora un año en la parte chipionera de Costa Ballena.

La última edición de Alrumbo se celebró hace ahora un año en la parte chipionera de Costa Ballena. / d.c.

La suspensión del festival de música Alrumbo que hoy debía abrir sus puertas en la Loma del Puerco no ha dejado a nadie indiferente. Los vecinos de este enclave costero, a caballo entre los municipios de Chiclana y Conil, respiran aliviados tras cinco intensos meses de batallas administrativas hasta que han conseguido su propósito. Pero enfrente quedan varios miles de personas -la inmensa mayoría jóvenes- que se han quedado a última hora compuestos y sin festival, y con las entradas en la mano.

"Si lo hubiésemos sabido antes, habríamos ido al festival Cabo de Plata de Barbate", decía ayer Marta, una joven jerezana que se lamentaba de haberse quedado sin música en julio tras haber elegido Alrumbo. No era la única. Había quien pensaba que estos dos festivales no competían entre sí en fechas, sin embargo, parece que no ha sido así. El coste de oportunidad se hacía patente y ningún economista habría podido explicarlo mejor que con este ejemplo. Muchos de los afectados de la provincia, al menos, no habían comprado su entrada con camping y el dinero les será reembolsado por los cauces legales pertinentes.

Peor situación tiene ante sí María. Compró las entradas para Cabo de Plata -festival que acabó el sábado tras tres días de fiesta- pero tras cambiar de opinión , optó por revenderlas. En este mercado le ofrecieron lo que le había costado por ellas, pero encontró una oferta que le convenció más: cambiar dos entradas de la cita barbateña por otras tantas para ir la semana siguiente a la de Chiclana. Al final, ni festival, ni dinero, al menos de momento.

Y es que aquellos que compraron la entrada a través de la reventa no podrán reclamarle nada a la empresa organizadora. El consuelo de María, al menos, es que conoce a la chica "y me ha dicho que cuando le ingresen el dinero me pagará las entradas". Pero no sabe cuándo será.

Todos los afectados que compraron las entradas con antelación reclamarán ahora la devolución de las entradas. Al respecto, la organización del festival ya adelantó la mañana del sábado que acatará esta obligación. "Próximamente se procederá a la devolución de las entradas, según los cauces habituales y en los plazos establecidos por la ley", añadían los promotores de Alrumbo en el comunicado público en el que confirmaban la suspensión del evento musical. Desde Alrumbo se adelanta que las entradas que ya tenían vendidas rozaban las 20.000 unidades.

De todas estas miles de personas afectadas se acordó ayer la organización de consumidores Facua, que hizo un llamamiento para que todos reclamen por los daños y perjuicios ocasionados.

Según el portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, las personas que además de haber comprado la entrada tuviesen contratadas estancias o determinadas modalidades de transporte en las cuales no les devuelvan el dinero, podrán pedir responsabilidades a la organización del festival.

Por ello, explicó el modo en el que los asistentes pueden llevar a cabo sus reclamaciones si la organización del festival se niega a reembolsar el importe y a hacerse cargo de los posibles gastos que ha generado en los consumidores.

Así, destacó que los afectados podrán poner sus reclamaciones en la Dirección General de Consumo de Andalucía o en las respectivas administraciones de consumo en el caso de no ser andaluces. Además, en el caso de obtener la negativa, "cabe la posibilidad de acudir a los tribunales y pedir una reclamación de cantidad, pero en este caso solo podría solicitarse el importe de la entrada", aseguró.

Alrumbo medita demandar al Ayuntamiento de ChiclanaLa suspensión del festival Alrumbo abre a partir de ahora dos procesos legales: por un lado estarían las reclamaciones por daños y perjuicios que Facua animó a presentar ayer a todos los afectados que tenían ya sus entradas compradas; y por otro lado estarían las posibles acciones legales que la organización del festival puede emprender contra el Ayuntamiento de Chiclana. Esta posibilidad fue anticipada ya por los promotores de AlRumbo en el comunicado que emitieron a primera hora del sábado y en la que confirmaban la suspensión del evento. Éstos indicaron que el tema está ya en manos de sus asesores legales, que serán quienes dictaminen si inician una guerra legal contra el Consistorio, al que culpan de que no haya Alrumbo este verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios