pesca El sector, al límite en el sector en el Campo de Gibraltar

Los pescadores de La Línea ponen 'en venta' sus barcos

  • El sector protesta colocando carteles en los 53 barcos de este puerto por los problemas con Gibraltar, el cierre del caladero de concha fina y los horarios impuestos por la Junta

Los pescadores de La Atunara pusieron ayer "en venta", de manera simbólica, los 53 barcos con base en este puerto de La Línea para protestar por el futuro incierto en la actividad.

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Leoncio Fernández, dijo que el sector no ve salida a los continuos contratiempos a los que deben hacer frente.

Así, además del conflicto suscitado con la colonia vecina por la pesca en las aguas próximas a Gibraltar, ahora también se encuentran con el caladero de la concha fina cerrado por haberse detectado en él bacterías.

A esto se une el horario que la Junta de Andalucía pretende poner en marcha en estos caladeros.

De momento, llevan bastantes días sin pescar cerca del Peñón, a la espera de haber que ocurrirá en el encuentro que está convocado para el próximo jueves día 3 entre técnicos de Gibraltar y una representación del sector pesquero.

La solución para los marineros es volver a la situación que se daba en 1999.

Sin embargo, lo que ha "encendido" a los pescadores es la nueva norma de la Junta de Andalucía, que impone a la flota pesquera linense un horario para la actividad pesquera de entre las 05:00 y las 21:00 horas.

Algo que no le cabe en la cabeza al patrón mayor: "esto es imposible, se cree la Junta de Andalucía que nosotros estamos aquí poniendo ladrillos y esto es algo muy serio porque tenemos que salir cuando el tiempo lo permita y cuando las mareas nos deje".

Fernández comprende que el sábado y el domingo haya que quedarse amarrado, pero "de lunes a viernes déjeme salir cuando yo pueda". Pero a todo esto se une el que desde el pasado viernes los Atunara y La Chullera para la concha fina están cerrados.

La Junta localizó la bacteria denominada E-Coli, ocasionada, según destacó Fernández por varios vertidos de aguas fecales localizados en varios puntos de la zona "y tenemos fotos de ellos".

De ello la Cofradía de Pescadores culpa a Aqualia la empresa de gestión integral del agua por no realizar un mantenimiento en condiciones de las tuberías, ya que "hay tres o cuatro sitios que han reventado". Añadió que, primero tratará de hablar con sus responsables y después no descarta denunciarla en el Juzgado el próximo lunes.

Lo que ahora es una venta simbólica, podría llegar a ser una realidad porque "yo, por ejemplo, no puedo vivir así. Pago más que gano".

Los pescadores lamentan que se dé más facilidades a la pesca deportiva, de la que dijo "estos no tienen horarios" a la vez que indicó que "los muelles deportivos son los que dan dinero en este país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios