Provincia de Cádiz

Una asociación estudiantil defiende el transporte público frente al coche para ir a los campus

  • La AECP–EeM se desvincula de las declaraciones del secretario del Consejo de Estudiantes de la UCA. Igualmente, reivindica sus propuestas de movilidad sostenible.

Un autobús urbano de la línea 3. Un autobús urbano de la línea 3.

Un autobús urbano de la línea 3. / Kiki

La Asociación de Estudiantes contra la Precariedad - Estudiantes en Movimiento (AECP–EeM) ha hecho público un comunicado donde ratifica su compromiso con el transporte público en la Bahía de Cádiz.

La asociación se pronuncia en relación a las declaraciones de José María Cervilla, delegado del Campus de la Universidad de Cádiz en la capital y secretario del Consejo de Estudiantes de la UCA, publicadas por este medio el pasado miércoles 4 de septiembre, en las que denunció la falta de plazas de aparcamiento para los estudiantes.

La AECP – EeM inicia su comunicado afirmando que "el Consejo de Estudiantes, a pesar de que su función de representar al estudiantado, es una estructura completamente vertical y antidemocrática que no defiende los intereses de dicho colectivo" e indica, como justificación a sus declaraciones que "el Consejo de Estudiantes no se ha sumado jamás a iniciativas concebidas para la mejora de las condiciones de estudio, tales como las campañas contra la LOMCE y 3+2, el pago fraccionado de la matrícula", entre otras propuestas.

Con respecto al posicionamiento sobre el transportes y acceso al campus de Cádiz, la asociación culpa a José María Cervilla de "no representarse más que a sí mismo" con sus declaraciones, ya que, según exponen: "no están ni aprobados ni elaborados. Sólo se ha informado al Pleno del comienzo de su redacción el 27 de marzo,según las actas publicadas".

Consideran, por todo ello, que "la única intención de estas declaraciones es la de minar la labor en movilidad sostenible del actual Ayuntamiento de Cádiz después de la creación del carril bici y no la de reivindicar los derechos de los estudiantes".

La asamblea de la Asociación de Estudiantes contra la Precariedad la conforman tan solo entre 30 y 60 miembros, dependiendo de la campaña que tengan en marcha, reconoció a este periódico uno de sus portavoces. Como colectivo no tiene ninguna representación en el Consejo de Estudiantes de la UCA, cuyos miembros son elegidos por sufragio universal entre todos los estudiantes de los tres campus.

El máximo respaldo que ha conseguido esta asociación es uno o dos centenares de seguidores en algunas movilizaciones y 695 firmas a favor de la ampliación del horario de la bibilioteca, según aclaró a este periódico el mismo portavoz.

En su manifestación, la asociación ha señalado cuál es, según su criterio, la realidad del colectivo de estudiantes con necesidades de movilidad: "Normalmente los y las estudiantes no disponen de vehículo propio, y cuando sí tienen, lo usan porque la alternativa de transporte público no se adapta a sus necesidades, por lo cual necesitan un servicio público de calidad y a precios asequibles, lo cual disminuiría considerablemente el uso del vehículo privado".

Su petición, especifican, incluye una ampliación de la flota de autobuses a horas puntas, además de autobuses cada menos tiempo, y la creación de una tarjeta de transportes para el alumnado que suponga un descuento de las tarifas.

Por último recalcan la importancia que reconocen al uso del "transporte público como medio de transporte sostenible" y su compromiso para colaborar en la consecución de ciudades ecológicas, que ayuden a frenar el cambio climático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios