Visita de la ministra de Defensa a la Base de Rota Margarita Robles a las Fuerzas Armadas: "España está en deuda con vosotros"

  • La ministra de Defensa acude a la Base de Rota para dar las gracias a la Armada por su implicación en la Operación Balmis contra el coronavirus

  • Los rastreadores militares ya han iniciado su labor para detectar contagios

La ministra de Defensa, Margarita Robles, realizó este jueves una visita relámpago a la Base de Rota con un único pero loable objetivo: dar las gracias a la Armada por su implicación en la Operación Balmis contra el coronavirus. "España está en deuda con vosotros", afirmó la titular de Defensa durante una breve alocución en la que trasladó varias veces su agradecimiento a las diferentes unidades militares que estuvieron en primera línea en esos trabajos de desinfección.

Acompañada por el Almirante de la Flota, almirante Antonio Martorell, y por la secretaria de Estadio de Defensa, Esperanza Casteleiro, Robles rindió una visita que, explicó, "era obligada y quería hacerla desde hacía tiempo". Y tras una reunión interna con los mandos de la Armada en la sede del Cuartel General de la Flota en la Base Naval de Rota, la titular del Ministerio de Defensa saludó uno a uno a representantes de las diferentes unidades que formaron parte activa en la Operación Balmis, que le explicaron el instrumental utilizado en esa batalla contra el virus.

"No hay palabras para agradecer la implicación de las Fuerzas Armadas. España tiene una deuda de gratitud con vosotros por vuestro esfuerzo", dijo la ministra ante el micrófono antes de subrayar, en clave más local, que los andaluces en general y los gaditanos en particular "tienen que saber que tienen unas Fuerzas Armadas entregadas y preparadas para ayudar en todo momento".

La Operación Balmis se puso en marcha a mediados de marzo, coincidiendo con la declaración del estado de alarma, y culminó en junio. En Andalucía, y sobre todo en la provincia de Cádiz, el protagonismo corrió a cargo del Tercio de Armada de Infantería de Marina con sede en San Fernando, que llevó a cabo 444 visitas a localidades, 490 acciones de desinfección –165 de ellas integrales– y 140 apoyos sanitarios y a entidades sociales. En este dispositivo tomaron parte 1.138 infantes de Marina del Tercio de Armada que recorrieron más de 184.000 kilómetros.

La Operación Balmis también contó con la participación activa de la Fuerza de Protección (Fupro), que actuó en puntos diversos del país, la Flotilla de Aeronaves y con cinco buques dispuestos para actuar en un plazo no superior a 24 horas: el buque anfibio portaaeronaves Juan Carlos I, los buques de asalto anfibio Castilla y Galicia –los tres con base en Rota–, además de los buques de aprovisionamiento de combate Cantabria y Patiño, ambos con base en Ferrol.

Cerrada la Operación Balmis, la implicación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el coronavirus continúa ahora con los rastreadores militares que intentarán evitar la propagación de los contagios cada vez que surja un brote.

La propia ministra de Defensa explicó que estos rastreadores han empezado a realizar ya su labor en coordinación con las comunidades autónomas que han solicitado esta ayuda. Estos 2.000 rastreadores militares iniciaron días atrás este trabajo en Melilla y entre ayer y hoy estaba previsto que lo hicieran en Canarias, Castilla-León, Ceuta y las comunidades autónomas de Madrid y Valencia. Con el paso de los días se irán incorporando a otras comunidades autónomas que han pedido esta ayuda, entre ellas Andalucía, que ha solicitado 360 rastreadores.

La ministra Margarita Robles subrayó que los rastreadores militares se incorporan a las labores después de que se hayan mantenido reuniones de coordinación y preparación con las distintas comunidades autónomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios