Tribunales Cádiz

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Cádiz se traslada por cuarta vez

  • El sindicato Staj considera que el nuevo emplazamiento, una vez más, no reúne las condiciones ni requisitos que son necesarios para la funcionalidad de la Administración de Justicia

Bibiana Aído, ex ministra de Igualdad, en la inauguración del Juzgado de Violencia de Género de Cádiz en 2008 Bibiana Aído, ex ministra de Igualdad, en la inauguración del Juzgado de Violencia de Género de Cádiz en 2008

Bibiana Aído, ex ministra de Igualdad, en la inauguración del Juzgado de Violencia de Género de Cádiz en 2008 / Julio González

Este jueves está previsto que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Cádiz, ubicado actualmente en la Audiencia Provincial, coja sus maletas y expedientes y vuelva a mudarse a las oficinas del Estadio Carranza de la capital gaditana.

Es su cuarto traslado desde su inauguración en 2008, cuando se emplazó en el Fondo Sur del citado estadio, un espacio que, además, fue diseñado específicamente para acoger un Juzgado de Violencia sobre la Mujer, con los requisitos y garantías que debe cumplir por el celo de la materia que ocupa a dichos juzgados.

Años más tarde, en 2010, se trasladó al Fondo Norte por problemas de goteras y, posteriormente, en 2011, volvió a su ubicación originaria. En 2014, pese a la oposición de sindicatos como Staj y otros operadores jurídicos, fue nuevamente trasladado a la Audiencia Provincial de Cádiz, en concreto, a un emplazamiento que había sido reformado previamente para instalar el Juzgado de lo Mercantil. Pasados seis años, el Juzgado de Violencia vuelve a mudarse para instalarse, otra vez, en el Fondo Sur, si bien esta vez lo hará en la tercera planta.

"Cuatro traslados. Todo un despropósito", afirma Staj, que muestra su "más enérgico rechazo y descontento por la forma de actuar del Departamento de Infraestructuras en Cádiz". A juicio del sindicato, "el juzgado será trasladado a un espacio que no reúne las condiciones ni garantías que una jurisdicción tan especializada y sensible requiere".

El Juzgado de Violencia de Género, aduce el sindicato, compartirá la sala con el Juzgado de Primera Instancia número 6, que es de jurisdicción civil. Además, incide, "no existen calabozos en este espacio y los detenidos van a tener que subir a dicha planta por el ascensor público, que comparte con otras oficinas que no son de Justicia". A estas carencias, Staj añade que se trata de una sede judicial con escasa ventilación, "algo preocupante en los momentos que atravesamos tan difíciles ante el Covid-19".

A criterio de Staj, "todo esto demuestra una manera de actuar improvisada y falta de criterio en las tomas de decisiones, que se han llevado a cabo, además, sin contar con la opinión de los delegados de prevención del Comité de Seguridad y Salud de Justicia, a quienes no se les ha dado oficialmente conocimiento previo del traslado. Desde Staj hemos manifestado nuestra rotunda oposición al traslado en estas condiciones, pero el Departamento de Infraestructuras de Cádiz actúa de una manera no meditada y sin contar con la colaboración y ayuda de las organizaciones sindicales".

Para el sindicato, este traslado es "un parche más" en la gran dispersión de sedes judiciales en Cádiz. "Todo esto perjudica al administrado y a los diferentes operadores jurídicos, pues no se dan las mínimas garantías al ciudadano ni a los funcionarios que allí trabajan".

"Ahora más que nunca apelamos a que la Ciudad de la Justicia en Cádiz sea una realidad e instamos a aunar esfuerzos hacia dicho objetivo. Lo contrario es gastar el dinero en habilitar espacios no propicios y que alejan la Justicia al ciudadano", concluye Staj.

Por último, el colectivo muestra su malestar por el hecho de que no se les haya informado oficialmente acerca de dónde iba a ser reubicado el juzgado y de cuáles eran los motivos para trasladarlo. "Tuvimos que enterarnos a través de los compañeros funcionarios", asevera la entidad sindical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios