Las Fuerzas Armadas retoman los ejericicios tras el coronavirus Vuelven las maniobras

  • La Armada está reprogramando todas las actividades de adiestramiento del segundo semestre

Helicópteros de la Armada sobrevolando Cádiz en una imagen compartida en sus redes sociales. Helicópteros de la Armada sobrevolando Cádiz en una imagen compartida en sus redes sociales.

Helicópteros de la Armada sobrevolando Cádiz en una imagen compartida en sus redes sociales. / Armada española

Las unidades de las Fuerzas Armadas en Cádiz no han parado durante el estado de alarma. La operación Balmis contra el coronavirus le ha llevado a cada uno de los municipios de la provincia en tareas de patrullas y desinfecciones, con más de 500 actuaciones.

Sin embargo, la pandemia supuso cancelar "la práctica totalidad de actividades de adiestramiento y preparación de las unidades", apuntan desde la Armada. Cuando comenzó la desescalada, "y de conformidad con las medidas sanitarias establecidas para sus diferentes fases", se fue incrementando la actividad, desde los adiestramientos individuales a los colectivos, a nivel de unidad. Ahora, a partir de la finalización del estado de alarma y la finalización de la operación BALMIS, se retomará la totalidad de adiestramientos colectivos además de continuar con el alistamiento de unidades para operaciones.

Así, en estos días,ya se han podido escuchar el vuelo de aeronaves de la Armada, que han ido retomado adiestramientos. También la Infantería de Marina, tan activa en la provincia en la lucha contra el coronavirus, ha comenzado sus ejercicios. En las redes sociales recogen la puesta a punto del Batallón reforzado de desembarco 101.

Actualmente se está planeando la reprogramación de todas las actividades de adiestramiento previstas durante el segundo semestre de 2020, incluyendo aquellas que se decidió posponer durante el estado de alarma. "Así se ha reprogramado el ejercicio FLOTEX 20, previsto primero para junio y que tuvo que ser pospuesto. Ahora, este ejercicio se ejecutará en modalidad CPX (ejercicios de puesto de mando sin despliegue de unidades) a finales del mes de octubre.

También está prevista mantener los ejercicios de adiestramiento anfibio ADELFIBEX y MARFIBEX a lo largo del mes de septiembre y se revisará la participación en ejercicios internacionales que no hayan sido cancelados por los organizadores y en los cuales se considere factible la participación de la marina española. La Armada será anfitriona del ejercicio OTAN DYNAMIC GUARD II.20 , que se realizará en octubre en aguas de Cartagena.

Las mismas fuentes manifiestan que durante la ejecución de estas actividades se aplicarán los protocolos de medidas de seguridad contra el COVID-19 establecidos en el ámbito del Ministerio de Defensa y los específicos de la Armada, "incluyendo el uso del EPI adecuado, los controles de temperatura al personal participante antes del inicio de la actividad y la sistemática aplicación de los procedimientos de limpieza del material empleado previo al cambio de usuario".

El alistamiento de unidades

Durante el estado de alarma, sí se mantuvieron las actividades necesarias para la preparación y alistamiento de aquellas unidades que tenían el despliegue en operaciones en el exterior en fechas próximas, como los casos de la  FIMAR XVI dentro de la Operación EUTM MALI, la fragata Santa María para su participación en la Operación ATALANTA,  Caza Minas Tambre para su integración en el Grupo 2 de Medidas Contraminas de la OTAN, la fragata Álvaro de Bazán para su integración como buque de mando del Grupo 2 de Escoltas de las Fuerzas permanentes de la OTAN y el Batallón Reforzado de Desembarco de la Brigada de Infantería de Marina que proporcionará la Fuerza de Desembarco a bordo de un buque de asalto anfibio para el Amphibious European Union Battle Group durante el segundo semestre de 2020.

Desde finales de mayo, además de las actividades anteriores, se han retomado progresivamente las actividades de alistamiento de las unidades que tienen previsto desplegar en compromisos internacionales como un buque de aprovisionamiento en el Grupo 2 de Escoltas de la OTAN, un Cazaminas en el Grupo 2 de Medidas Contraminas y una fragata para la operación Atalanta.

Estos meses se han mantenido además las misionas de seguridad marítima y de la actividad hidrográfica de la Armada. El buque Malaspina salió de la Bahía gaditana a mitad de mes rumbo a Galicia para actualizar la cartografía náutica nacional de la desembocadura del río Miño, ría de Vigo y Pontevedra.

El Almirante de la Flota, Antonio Martorell, no obviaba en su toma de posición que la pandemia también afectará a la Armada. "Vienen tiempos de austeridad y la Armada no va a ser ajena a ello", afirmó el ALFLOT. El propio jefe de la Armada, el almirante almirante general Teodoro López Calderón, dijo que "entraremos en un periodo de gran escasez de recursos presupuestarios", "especialmente  en lo que afecta al sostenimiento de nuestras unidades y con ello al adiestramiento y disponibilidad de la Flota". 

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios