Consecuencias del coronavirus Airbus da los primeros pasos del ERTE que afectará a Puerto Real

  • La empresa pide a los sindicatos que formen una comisión para negociar el ajuste, paso previo a la presentación del expediente ante la autoridad laboral

  • El excedente de personal asciende a unos 1.200 empleados entre las factorías de Getafe, Illescas y Puerto Real

'Carrusel' en la planta de Puerto Real en el que se producen los timones del A320 'Carrusel' en la planta de Puerto Real en el que se producen los timones del A320

'Carrusel' en la planta de Puerto Real en el que se producen los timones del A320

Airbus España prepara un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en su división de Operaciones que afectará a la factoría de Puerto Real como consecuencia de la caída de pedidos a causa de la pandemia de coronavirus. La dirección de la compañía ha pedido a los representantes de los trabajadores que formen la comisión que negociará el ajuste, lo que supone el primer paso para su presentación ante la autoridad laboral, algo que no se espera al menos hasta la semana que viene, según fuentes del comité interempresas.

La medida cuenta con el apoyo de CCOO, sindicato mayoritario en Airbus, que se ha posicionado a favor del ERTE "convencidos de que es la mejor solución actual, permitiendo blindar el empleo", según recoge en un comunicado, en el que señala que la situación actual "ha provocado en las plantas españolas un excedente de 1.200 personas, repartidos en los centros de Getafe, Illescas y Puerto Real". Esta reestructuración se uniría a la ya anunciada en el mes de febrero en la división de Defensa y Espacio que afectaría a 630 personas en España, de las que medio centenar pertenecen a la planta del CBC de El Puerto.

"A día de hoy es una quimera y una utopía plantear saldos u otras medidas para paliar la falta de carga de trabajo de unas 2.000 personas entre unas divisiones y otras", ha indicado el sindicato en un comunicado.

Por su parte, Airbus resalta que la aviación "ha sido de las industrias más imás impactadas por el Covid-19, resultando en aplazamientos de pedidos por parte de nuestros clientes que nos han obligado a reducir cadencias de producción".

"Es nuestra responsabilidad asegurar la sostenibilidad a largo plazo del negocio, incluido proteger la capacidad y experiencia del conjunto de la plantilla y de la cadena de suministro, al tiempo que gestionamos gastos y liquidez durante este período de recortes. Para ello, hemos puesto en marcha una evaluación de posibles escenarios de impacto en empleo en España, que hemos compartido con nuestros interlocutores sociales", ha señalado la empresa, que sostiene que las medidas presentadas "tienen por objetivo gestionar disrupciones a corto plazo, son de carácter temporal y están vinculadas a la situación provocada por la pandemia".

Los datos de afectación en la planta de Puerto Real se conocerán una vez se constituya la comisión negociadora, lo que supone el inicio del periodo oficial de consultas. Al incluir a centros productivos en Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid, las negocaciones se llevarán a cabo al nivel del comité intercentros.

Carta de Faury

El CEO de Airbus, Guillaume Faury, ya advirtió la semana pasada en una carta a los empleados que "las tasas de producción de nuestros aviones ahora están entre un 30 y un 35% por debajo de nuestros planes anteriores. En otras palabras, en solo un par de semanas hemos perdido aproximadamente un tercio de nuestro negocio. Sí, un tercio. Y, francamente, ese ni siquiera es el peor de los casos al que nos podríamos enfrentar. Esto puede sonar duro, pero quiero ser honesto con vosotros: todavía hay muchas incógnitas".

Con este escenario empresarialmente apocalíptico, Faury explica que están trabajando en cada país, según su legislación y los planes de ayuda puestos en marcha por cada gobierno, para reducir los costes laborales. Así, en España la compañía ya plantea el ERTE además de la posibilidad de mandar a sus empleados de vacaciones durante diez días a partir del 15 de mayo.

El ajuste de producción supone un duro varapalo para la planta de Puerto Real. La familia del A320 se había convertido en uno de sus puntales después de la cancelación a finales de este año de la fabricación del superjumbo A380, en el que la planta gaditana participaba con el ensamblaje del el HTP o timón de profundidad, y la panza o belly fairing.

La falta de éxito del A380 obligó a la factoría de Puerto Real a diversificarse, un objetivo que había cumplido con creces. Uno de los últimos hitos fue lograr traer hace cuatro años el ensamblaje de los timones de altura del A320, el modelo más exitoso del consorcio. Actualmente monta seis piezas diarias, tras ampliar la línea de producción con una de las máquinas del montaje destinada inicialmente para el A380. Además, Puerto Real también se encarga del montaje de varias piezas móviles para el A330 y participa también en el programa del A350, el más moderno de Airbus, con el ensamblaje de cajones laterales.

También supondrá un golpe para la industria auxiliar de la Bahía de Cádiz. Alestis es junto a su matriz Aciturri el principal proveedor de Airbus de primer nivel de capital español y participa  no sólo en el programa del A320 sino en el del A350, para el que fabrica el cono de cola, y el A330. Esta crisis se sumaría a los recortes anunciados este mes de febrero en la división militar, a la que pertenece la planta del CBC en el Puerto y que habían provocado movilizaciones por parte de los sindicatos. Precisamente, los sindicatos confiaban en que el éxito del A320 permitiera absorber a los trabajadores excedentes del área de Defensa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios