Provincia de Cádiz

Las academias de Cádiz renunciarán a dar cursos de formación para parados

  • La patronal Cecap-A protesta contra “los constantes cambios de criterio y requerimientos sin fundamento” de la Junta

  • La administración culpa a la gestión del anterior Gobierno socialista

Alumnos de un curso de formación. Alumnos de un curso de formación.

Alumnos de un curso de formación. / D. C.

Las academias de formación adscritas a la patronal andaluza Cecap-A renunciarán a impartir los cursos de formación para parados y ocupados en la provincia de Cádiz correspondientes a la convocatoria de 2018 como medida de protesta contra “la inseguridad jurídica” a la que consideran que les somete la Junta de Andalucía. La medida afectaría a unos 300 cursos en Cádiz para un total de 4.500 alumnos, según los cálculos de Cecap-A.

La patronal denuncia “los constantes cambios de criterio, reiterados procedimientos de reintegro y requerimientos sin fundamento legal de la Delegación de Hacienda”. Un ejemplo de ello es que “Cádiz es la única provincia en la que no han salido las listas definitivas de adjudicación de la formación para ocupados porque la Delegación de Hacienda no les da el visto bueno”, según incide el presidente de Cecap-A, Antonio Naranjo.

La Ley de Hacienda Pública de Andalucía establece que una empresa no podrá recibir subvenciones mientras no haya justificado las anteriores que haya percibido. En lo que respecta a los cursos de formación, la Delegación de Empleo revisa la documentación presentada por las empresas, y en caso de detectar alguna incongruencia, emite un expediente de reintegro por la cantidad que considere injustificada.

Según Cecap-A, la situación de la provincia de Cádiz es particular por la política de la Delegación de Hacienda, que se encarga de verificar y fiscalizar estos expedientes de reintegro emitidos por la Delegación de Empleo. “En el momento que le llega cualquier expediente de reintegro, por mínimo que sea la cantidad, la Delegación de Hacienda exige la devolución total de la subvención, con lo que esa empresa queda bloqueada para participar en nuevas convocatorias”, explica Antonio Naranjo, que asegura que a la mayoría de las empresas asociadas a su organización les han llegado requerimientos de devolución de ayudas que se remontan a 2011.

Sin derecho a anticipos

La patronal, que aglutina a casi 40 empresas del sector en la provincia –un 50% menos que hace un año, subraya Naranjo– señala que las empresas que quieran participar en la nueva convocatoria de cursos tendrían que iniciar su impartición sin derecho a cobrar anticipos. Según sus cálculos, las academias necesitan recibir por adelantado al menos el 25% de la subvención para financiar su difusión entre los posibles interesados, abonar los salarios de las personas que coordinan su preparación, los seguros de accidentes y responsabilidad civil de los alumnos, los manuales o los materiales didácticos.

“Los centros de Cádiz han acordado no ejecutar esa formación por la inseguridad jurídica, para luego no cobrar o si cobran, que se les exija la devolución”, señala el presidente de Cecap-A, que avanza que se plantean presentar “una denuncia ante Defensor del Pueblo Andaluz”. “Es lamentable que con los sectores tan estratégicos que hay en la provincia, sobre todo el naval, no se va a poder dar formación subvencionada”, lamenta Naranjo.

Además, preparan una campaña para difundir su situación bajo el lema #Cádizsinformación con el objetivo de “involucrar a partidos políticos, asociaciones, sindicatos, tejido empresarial y profesorado”.

Formación paralizada durante años

Por su parte, la Junta de Andalucía asegura que las demandas de Cecap-A se derivan de “los coletazos del anterior gobierno socialista y su modelo de gestión de la formación”, según un comunicado de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo.

“Durante años la formación ha estado paralizada y el modelo de subvenciones y las justificaciones, aplicando el artículo 124 de la Ley de Hacienda Pública, provoca situaciones como las que describe Cecap-A", indica el departamento que dirige Rocío Blanco, que insiste en que “se va a cambiar el modelo de subvenciones, adoptado por el anterior Ejecutivo, por el modelo de licitación pública, y en poco tiempo estará en marcha”.

Fuentes cercanas al proceso que gestiona la formación en la provincia subrayan que la Junta “no dejará de financiar la formación en Cádiz”. “Es esa confederación la que renuncia a la financiación pública para impartir los cursos”, sostienen.

En ese sentido, destacan que de la anterior convocatoria no sólo se beneficiaron entidades privadas, sino que también impartieron formación entidades sin ánimo de lucro, como ONG o federaciones de discapacitados, sindicatos, organizaciones empresariales, fundaciones público-privadas y entidades locales, como ayuntamientos o mancomunidades. “Es decir, este tipo de financiación no sólo se concede a empresas privadas, sino a todo tipo de entidades”, sostienen.

En cuanto al supuesto retraso en la convocatoria de los cursos en la provincia de Cádiz, las mismas fuentes diferencian entre la formación para desempleados, que es la que supone la mayor parte de los fondos públicos, y la formación para ocupados.

“Es cierto que en formación para ocupados otras provincias tienen su resolución definitiva aprobada y en Cádiz aún es provisional pero se sigue trabajando en ello”, explican. En cambio, todas las provincias andaluzas se encuentran en la misma situación en lo que se refiere a la formación para parados. “Ninguna provincia tiene una convocatoria aún. No es que no esté la de Cádiz, es que todavía no ha salido en toda Andalucía”, sostienen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios