Nuevo escenario tras el 24-M

El PA propone un pacto a IU y PSOE que frene a Podemos en Puerto Real

  • Elena Amaya (PSOE) dice que no habrá pacto con los andalucistas y Alfaro (IU) crea un consejo que escuchará propuestas.

El silencio que ha mantenido el PA tras las elecciones se rompió ayer para lanzar una propuesta de pacto al PSOE e IU, a través de los medios. "A la vista de los resultados electorales y tras oír a los ciudadanos de Puerto Real, que me reclaman que actuemos en responsabilidad, vamos a solicitar contactos con el PSOE y con Izquierda Unida para formar un gobierno de coalición", dijo Maribel Peinado en una rueda de prensa en la que se limitó a dar lectura a un comunicado.

Así, el PA pretende dejar atrás lo que le separa de estos partidos para buscar lo que les une. "Esperemos que desde la confluencia de nuestros programas electorales y desde la sensatez que debe caracterizar a partidos que ya han gobernado en Puerto real seamos capaces de dar respuestas a la ciudadanía que nos ha pedido que dialoguemos y nos entendamos", continuó.

Las relaciones no son buenas. En especial con IU y PSOE a quienes Peinado arrebató la alcaldía hace cuatro años.

La andalucista lo sabe y se comprobó en la tensa campaña electoral. Sin embargo, Peinado pide "dejar atrás enfrentamientos y confrontaciones que los ciudadanos no se merecen. Apelo a la coherencia y al progreso de la ciudad ya que sería muy arriesgado que alguien intente utilizarlo para experimentos cuyos resultados no sean en beneficio de nuestra ciudad, sino en beneficio de estrategias políticas particulares más allá de Puerto Real".

Será Peinado quien dé el primer paso para iniciar las negociaciones y evitar que "Puerto Real caiga en un futuro sin sentido", refiriéndose al avance de Podemos y al apoyo de Equo. "Dos grupos que ya anunciaron en la campaña electoral que no tendrían ningún contacto con el PA tras las elecciones", aseguró Peinado. En la misma línea también se había pronunciado Elena Amaya (PSOE), aunque en este caso Peinado lo justifica como "algo que se dijo en un momento de campaña electoral y ahora hablamos de seriedad y reflexión".

Sin embargo, el posicionamiento del PSOE parece no haber cambiado tras las elecciones. Los socialistas de Puerto Real, a través de su candidata, ya han declarado que "no vamos a pactar con el PA". Según Elena Amaya "no existen coincidencias en los programas y mucho menos en la forma de gestión que el PA ha demostrado en los últimos cuatro años. El PSOE se va a quedar en la oposición que es donde los ciudadanos nos han puesto y no vamos a formar ningún gobierno con el PA". No obstante, Amaya explicó que "si nos llaman iremos a hablar con ellos porque estamos abiertos al diálogo, pero no hay posibilidades de pacto, eso lo tengo muy claro".

De cumplirse lo anunciado por el PSOE, la única posibilidad que le queda a Maribel Peinado es que Izquierda Unida no apoye la investidura de Antonio Romero, líder de Sí se Puede, que ya cuenta con el voto seguro de Equo, y gobernar en minoría como lista más votada.

Sobre la postura de izquierda Unida no hay nada nuevo. Ayer celebraron una asamblea que se prolongó por casi cuatro horas en la que se tomó la decisión de crear un consejo que decidirá con qué grupo se reúnen para tratar posibles pactos y con cuales no. También se creó una comisión que será la encargada de negociar los acuerdos. Izquierda Unida se mantiene cauta y ni abre ni cierra puertas a nadie.

Con 1.217 votos y un solo concejal, Izquierda Unida tiene la llave del gobierno local. De dar su apoyo a Antonio Romero, éste se convertiría en uno de los primeros alcaldes de Podemos.

También podría formar parte del equipo de gobierno el tripartito junto a Sí se puede y Equo, que ya ha decidido que, de producirse, entraría a formar gobierno con el grupo de Podemos.

La otra opción, si el PSOE no cambia de parecer, es la de votarse a sí mismo en la investidura, lo que permitiría el gobierno del PA y que Puerto Real "no cambie de peinado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios