Provincia de Cádiz

Nuevo paso en el proyecto de zona comercial y VPO en los terrenos del Sancho Dávila

  • La Zona Franca acometerá la construcción de un edificio comercial y la Epsuvi, una promoción de viviendas

El Pleno del Ayuntamiento de Puerto Real celebrado en la mañana de ayer dio un nuevo paso para la realización del proyecto de construcción de oficinas, viviendas y aparcamientos en los terrenos del campo de fútbol Sancho Dávila. El Consistorio aprobó en la sesión celebrada ayer el estudio de detalle de la unidad de ejecución en la que se encuentra el campo de fútbol tal y como lo ha realizado la Empresa Pública del Suelo y la Vivienda de Puerto Real. De este modo se da un nuevo paso hacia el inicio de los trabajos en los terrenos que aún ocupa el abandonado campo de fútbol puertorrealeño.

El proyecto en el antiguo Sancho Dávila estaba en compás de espera desde que en octubre de 2011 se formalizara el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento puertorrealeño y la Zona Franca, dirigida entonces como delegado especial por el socialista José de Mier. Ayer en el Pleno municipal correspondiente a este mes de febrero del Consistorio de la Villa se dio un paso más hacia la puesta en marcha de este proyecto paralizado durante mucho tiempo.

Esta operación contempla la construcción por parte de la Zona Franca de Cádiz de un edificio comercial de 7.200 metros cuadrados de superficie y un aparcamiento subterráneo de 400 plazas; y por parte de la Epsuvi de la ejecución de la urbanización de la unidad y de la promoción de las 236 Viviendas de Protección Oficial (VPO).

Tras la aprobación ayer del estudio de detalle, el siguiente paso en este proceso administrativo es realizar la reparcelación y segregación del espacio para que Zona Franca pueda iniciar su edificio singular y los aparcamientos y la Epsuvi pueda acometer tanto la urbanización de la zona como la construcción de las viviendas.

El convenio entre ambas administraciones se rubricó en el mes de octubre de 2011 y ahora se avanza en este proyecto. En este acuerdo se formalizó con el compromiso escrito del Ayuntamiento y la empresa pública de destinar todos los recursos que se pudieran obtener de la promoción inmobiliaria de la parcela del Sancho Dávila a la construcción del nuevo campo de fútbol.

Tras este pacto, el Puerto Real C.F., que usaba el campo de fútbol, desalojó definitivamente las instalaciones, desbloqueando así el proceso y permitiendo el desarrollo futuro previsto para la parcela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios