España

Margallo propone a Londres un "método de trabajo" para resolver los conflictos en aguas del Peñón

  • El ministro de Exteriores ha enviado a su homólogo británico, William Hague, una carta en la que reitera la postura de España respecto a la soberanía de Gibraltar

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha indicado este jueves que ha propuesto a su homólogo británico, William Hague, "un método de trabajo" que busca resolver los conflictos generados en torno a las aguas que rodean Gibraltar y que han generado problemas medioambientales y para la pesca.

Según ha explicado, ha enviado a Hague una carta en la que reitera la postura de España respecto a la soberanía del Peñón y también ha abordado la otra "vertiente" del contencioso, "los problemas que se derivan de la aplicación a unas mismas aguas de dos jurisdicciones distintas que han creado conflictos en lo que se refiere a la pesca por un lado y en lo que se refiere a las directivas medioambientales de otro".

En este sentido, le ha propuesto "un método de trabajo" y de "solución de conflictos" con el fin de fijar "una agenda y la composición de unos grupos ad hoc que tienen que resolver estos conflictos".

Asimismo, en rueda de prensa junto a su homólogo portugués, Rui Machete, Margallo ha informado de que también ha remitido una carta a la Comisión Europea para aclarar los "ilícitos medioambientales" que España considera que se han producido en relación con el lanzamiento de bloques de hormigón al mar por parte de Gibraltar y concretar "los preceptos que se han vulnerado" de la legislación europea.

Con ello, España espera que la "Comisión tenga elementos de juicio y sepa cuál es la agenda que debe tener la misión que debe investigar este tema".

En cuanto a la misión que Bruselas se ha comprometido a enviar para analizar los asuntos fronterizos, Margallo ha reconocido que aún se están "discutiendo las fechas". No obstante, ha dejado claro que su cometido será estudiar "los tráficos ilícitos y contrabando".

Así pues, la misión que envíe la Comisión Europea deberá estar integrada por representantes de las direcciones generales que "controlan el tráfico de personas y el fraude a las arcas comunitarias derivado de la introducción en territorio aduanero comunitario de mercancías procedentes de territorios no pertenecientes por vías fraudulentas".

En otro orden de cosas, Margallo ha insistido en que España y Reino Unido deben hablar sobre Gibraltar "como países amigos" aunque defendiendo "con firmeza" sus respectivas posiciones y el contencioso "no debe influir en las relaciones bilaterales".

Según ha dicho, los encuentros entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro británico, David Cameron, la semana pasada durante la cumbre de G20, se produjeron "dentro de esa cordialidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios