Janda

Investigadores de la UCA buscan los restos del castillo de Barbate

  • Fue construido sobre las ruinas de una fortaleza de la época musulmana conocida como Warbat

El georradar durante una de las pasadas por la zona donde se han localizado los restos del castillo de Barbate. El georradar durante una de las pasadas por la zona donde se han localizado los restos del castillo de Barbate.

El georradar durante una de las pasadas por la zona donde se han localizado los restos del castillo de Barbate. / UCA (Barbate)

Lázaro Lagóstena y José Antonio Ruiz, -investigadores y miembros de la Unidad de Geodetección y Georeferenciación del Patrimonio de la Universidad de Cádiz- han presentado en la Casa de la Cultura los resultados obtenidos tras las prospecciones realizadas en la parcela situada junto al Paseo Marítimo, entre la plaza del Faro y la playa del Carmen de Barbate.

Las prospecciones, realizadas con un georradar de suelo, tenían como objetivo primordial sacar a la luz los restos arqueológicos del antiguo castillo de Barbate, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), y encontrar los restos de unas antiguas factorías de salazones, junto con el marcador de la almadraba barbateña.

Según ha apuntado el Catedrático de Historia Antigua del Departamento de Historia, Geografía y Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz (UCA), Lázaro Lagóstena, el georradar multicanal les ha permitido realizar una exploración geofísica de cuatro metros de profundidad, comprobando que hay alteraciones importantes que se corresponden con estructuras murarias. Se trataría de los restos del Castillo de Santiago, construido en el último tercio de siglo XV sobre las ruinas de una fortaleza de época musulmana, conocida como Warbat.

Esta fortificación tenía como objetivo defender la zona de la desembocadura del río Barbate y debió de ser majestuoso en su época, según descripción del jurista y catedrático Pedro José Bravo de Lagunas. Entre los restos localizados, también se encontraría una torre de similares características a la Torre de Guzmán en Conil. Igualmente, se pudo comprobar el perímetro del recinto amurallado del castillo de la localidad.

Ahora toca hacer un sondeo arqueológico para comprobar que esos restos están ahí y valorar el hallazgo, ya que podría formar parte del patrimonio histórico de la localidad barbateña. Tras esa intervención arqueológica, se podría iniciar el expediente de interés cultural y aplicar la ley patrimonio sobre la protección de castillos y fortificaciones. Este profesor de la Universidad de Cádiz cree que hay suficientes restos como para realizar una recreación virtual de ese espacio y convertirlo en un punto de atracción más en Barbate.

A tenor de estos resultados, el alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha mostrado su satisfacción y ha expuesto que “tenemos nuestra historia, tenemos nuestro pasado, y ese pasado es de justicia recuperarlo y conocerlo en su mayor parte”.

Según manifestó, este primer paso que ha realizado el equipo de Gobierno supone “un ahorro económico en cuanto se realicen las futuras excavaciones”, previstas para los meses de noviembre y diciembre, ya que las catas se podrán realizar directamente en sitios específicos.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios