Provincia de Cádiz

Intec-Air tira con fuerza del sector aeronáutico de Cádiz

  • El consejero de Economía de la Junta visita sus instalaciones tras ampliar su cartera de clientes con la canadiense Bombardier, a la que surtirá de componentes metálicos para sus aviones

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha subrayado el potencial aeronáutico andaluz con empresas como la gaditana Intec-Air, del grupo Aernnova, que recientemente ha firmado un convenio con la compañía canadiense Bombardier para el suministro de componentes metálicos para sus programas CRJ, de construcción de aviones regionales, y Global Express, de aviones de negocios.

Ramírez de Arellano, que visitó ayer las instalaciones de Intec-Air situadas en la Zona Franca de Cádiz acompañado por sus responsables y por el director de Relaciones Institucionales de Aernnova, Javier Fernández de Retana, subrayó la importancia de la internacionalización de las empresas andaluzas y el papel de "punta de lanza" que tiene el sector aeronáutico, "uno de los más dinámicos de Andalucía", en la salida a mercados globales. En este sentido ha destacado las ventas al exterior registradas durante el primer cuatrimestre de 2017 en la provincia de Cádiz, con 150 millones de euros, lo que representa una subida del 20% respecto al mismo periodo del año anterior.

Como consecuencia, se ha producido un superávit de la balanza comercial gaditana en este sector de 141 millones de euros, con una tasa de cobertura del 1.545%, es decir que las exportaciones aeronáuticas han multiplicado por 15 a las importaciones, según explicó. Los productos más vendidos han sido los equipos de navegación aérea y el mercado de destino esencial es Francia, que acapara el 99% de las ventas, seguido de Alemania y Perú.

El consejero felicitó a la Intec-Air por el acuerdo alcanzado con Bombardier, que garantizará "empleo, riqueza y oportunidades". A su juicio, es una muestra de la "solvencia, profesionalidad y nivel de vanguardia tecnológica" de la industria aeronáutica andaluza, características que le están permitiendo abrir mercados internacionales.

Por su parte el director de Relaciones Institucionales de Aernnova, Javier Fernández de Retana, agradeció el apoyo de la Junta de Andalucía y explicó que el contrato marco suscrito con Bombardier se gestó con el respaldo de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior Extenda -entidad dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento-, tanto en la última edición de la Feria aeronáutica ADM Sevilla como en la misión comercial directa a Canadá organizada a finales del pasado mes de marzo y que estuvo encabezada por el propio Ramírez de Arellano.

El contrato, cerrado para cinco años ampliables a diez, se ha iniciado con un alcance base de tres millones de dólares anuales referenciados a las cadencias de producción del Programa CRJ y en los últimos días dicho contrato se ha ampliado también al Programa Global Express, destinado a la construcción de aviones de negocios.

El consejero reiteró el compromiso de la Junta de Andalucía por trabajar junto a las empresas para continuar mejorando las expectativas y oportunidades de un sector estratégico para la economía de la comunidad autónoma.

Además, Aernnova anuncia asimismo que va a acometer la renovación de sus instalaciones en Sevilla, concretamente en el polígono de Aerópolis, lo que supondrá la consolidación de esta factoría dedicada al montaje de grandes aeroestructuras y en especial en estructuras metálicas y de carbono para helicópteros.

Por otra parte, durante su visita Ramírez de Arellano también ha conocido de primera mano el proyecto de nuevas tecnologías de conformado en frío de placas de titanio microperforadas destinadas a reducir la fricción en los bordes de las alas de los aviones, una investigación que se está desarrollando en la planta de Intec-Air. Asimismo, la empresa expuso otras actuaciones de I+D que está llevando a efecto, tanto en este centro productivo como en su homólogo de Sevilla.

Las placas microperforadas facilitarán la succión de la capa límite en aquellas estructuras aeronáuticas que equipen esta tecnología, logrando una disminución de la resistencia aerodinámica del avión, lo que supondrá un menor consumo de combustible y la consiguiente reducción de CO2 a la atmósfera.

Los proyectos de investigación de Intec-Air se desarrollan bien con carácter interno o bien en el marco de compromisos adquiridos con Airbus o DLR (centro aeroespacial alemán) y encuadrados en el proyecto Cleansky 2, el mayor programa de investigación coordinado por la Comisión Europea para desarrollar tecnologías de vanguardia en el sector de la aviación.

Intec-Air, con más de 13 millones de euros de facturación y 205 empleados, es una empresa especializada en la fabricación de componentes metálicos con tecnologías en conformados de aluminios y titanios, fresado químicos y montajes en gestión integral. Intec-Air fabrica productos para aviones de los principales fabricantes mundiales, Airbus, Boeing, Embraer, Bombardier y Pilatus, entre otros.

Su actividad comenzó en 1993 con los montajes del helicóptero Súper Puma y en 2006 fue adquirida por el grupo Aernnova, que emplea en Andalucía a más de 400 profesionales repartidos entre sus instalaciones de Aerópolis (Sevilla) y Zona Franca de Cádiz. Algunos de los proyectos más relevantes abordados en estas dos sedes han sido la puerta de carga A300 de Airbus, el estabilizador vertical E2 de Embraer o el fuselaje y tail boom del Superpuma Airbus Helicopter, entre otros.

El grupo Aernnova es un suministrador de primer nivel de estructuras aeronáuticas para los principales fabricantes y contratistas internacionales, tiene la calificación de como principal Tier 1 aeronáutico en España y el décimo del mundo. Cuenta con centros de fabricación en España, México y Brasil y presencia en nueve países. En Andalucía tiene dos plantas situadas en Sevilla y Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios