Provincia de Cádiz

Hallan dos cadáveres de la patera naufragada

  • Los cuerpos sin vida de una mujer y una niña aparecen en aguas cercanas a Ceuta y el dispositivo de búsqueda sigue abierto

Los cadáveres de una mujer (entre 15 y 20 años) y una niña (entre 3 y 4 años) aparecieron en la jornada de ayer durante las labores de rescate incluidas en el dispositivo de búsqueda de las personas naufragadas en la madrugada del jueves a unas cuatro millas náuticas (7,4 kilómetros) al norte de la ciudad marroquí de Tánger y a diez millas (18,5 kilómetros) de las costas españolas, cerca de Tarifa.

Fuentes de Salvamento Marítimo de Tarifa Tráfico informaron a Europa Press de que encontraron ambos cuerpos en la zona de Punta Leona, cercana a Ceuta, a la vez que indicaron que el dispositivo tanto marítimo como aéreo continúa movilizado.

El operativo de búsqueda del resto de inmigrantes, entre los que puede haber ocho bebés, se mantiene operativo en la zona y fruto de ello, sobre las 12 horas del mediodía de ayer se detectaron estos dos cuerpos, y no se descartaba que, debido al fuerte viento de poniente, pudieran aparecer más en las próximas horas.

Los cadáveres fueron trasladados a la ciudad de Ceuta y fuentes del caso confirmaron que el operativo se mantiene abierto con efectivos de la Guardia Civil, Salvamento Marítimo y otros medios dependientes del Ministerio de Fomento que actúan tanto por tierra, mar y aire. De hecho, en las próximas horas se unirá a ellos un nuevo avión de Salvamento Marítimo.

También hay colaboración de las autoridades marroquíes para intentar localizar a los fallecidos que aún, según los testimonios de los supervivientes, están en aguas de la Bahía de Algeciras.

Las labores de rescate se iniciaron en la madrugada del jueves, tras recibirse en la central de emergencias del 112 en Sevilla una llamada procedente de un teléfono móvil. El comunicante manifestaba su inquietud por unos amigos que habían zarpado en una embarcación desde la costa de Tánger con intención de ganar las costas españolas.

Tras recibirse el aviso, Salvamento Marítimo se puso manos a la obra de inmediato y movilizó a las embarcaciones Salvamar Alkaid y Salvamar Dhube, que rastrearon las aguas españolas frente a la costa de Tarifa (el punto más cercano al litoral marroquí) sin resultados positivos.

Posteriormente se incorporarían a las tareas de búsqueda el helicóptero Helimer 209 y una patrullera perteneciente a la Guardia Civil.

Sobre las 9,30 horas del pasado jueves, el citado helicóptero localizó una lancha neumática zozobrada, con la quilla al sol y que se encontraba a la deriva al exterior de la línea teórica que delimita la distancia entre cabos de la bahía de Tánger, dentro de las aguas jurisdiccionales marroquíes.

La embarcación 'Salvamar Alkaid' rescató inicialmente a 22 personas (11 hombres y 11 mujeres, todos mayores de edad), que fueron conducidos hasta Tarifa para recibir atención médica.

Mientras, durante toda la jornada del viernes se batió sin resultados la orilla meridional del Estrecho de Gibraltar, razón por la que se decidió que la búsqueda se trasladara ayer más hacia el este de la costa norteafricana.

De los testimonios inicialmente brindados por las personas rescatadas se creía que en la embarcación, de unos siete metros de eslora, viajaban unas 40 personas.

Sin embargo y a medida que mayor número de los naufragados iban prestando declaración, en las últimas horas, sus afirmaciones elevaban esta cifra, pues señalaban que habrían desaparecido ocho niños y entre 20 y 35 adultos más, 15 de los cuales serían mujeres.

22

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios