Provincia de Cádiz

El Estrecho no tiene monstruos

  • Puertos del Estado midió la altura máxima de una ola en esta zona en 1990 en Ceuta Alcanzó 10,5 metros, menos de la mitad que la gigante de Galicia

El Estrecho de Gibraltar es zona de temporales severos, pero de olas nada comparadas con la freak wave, ese monstruo de 27,81 metros de altura que azotó la Costa de la Muerte el pasado 6 de enero de 2014. Así lo indican los datos suministrados por la Red Costera de Boyas de Puertos del Estado, que cuenta con equipos en Algeciras, Tarifa y Ceuta.

La información que emiten las boyas es pública y puede consultarse en la web del organismo público gracias a la aplicación Portus. Según estos datos, la altura máxima de ola que se vio en el Estrecho de Gibraltar la captó la boya costera de la ciudad autónoma el 3 de marzo de 1990, alrededor de las 19:00 horas. Midió 10,52 metros, menos de la mitad que la onda que recogió el pasado invierno la boya de Villano-Sisargas (Cabo Vilán), junto al municipio de Camariñas (La Coruña).

Se califica una ola como gigante cuando supera los 20 metros de altura. En el Estrecho de Gibraltar no se ha captado ninguna desde que se recogen datos. Puertos del Estado comenzó a desplegar la red de boyas costeras y de aguas profundas en 1996 -aunque otras como la de Ceuta son históricas-, y cuenta con una decena de las primeras (tres en el Estrecho) y 15 de las segundas.

La de Algeciras está emplazada en Punta Carnero a unos 40 metros de profundidad. La ondulación mayor que captó fue una ola individual durante un temporal el 11 de diciembre de 2010 que midió 8,1 metros. Tras ella, el 22 de marzo de 2011 registró otra ola más grande de lo habitual en la zona, con 7,41 metros.

En lo que va de año, la altura máxima llegó otro día de fuerte temporal de Levante que obligó a cerrar el puerto de Tarifa y las conexiones marítimas entre ambas orillas sufrieron retrasos. La boya de Punta Carnero midió 5,2 metros alrededor de las 2 de la madrugada. La de la ciudad del viento registró también su mayor altura ese día. Midió 4,9 metros de altura. Pero aquel artilugio situado junto a la Isla de Las Palomas alcanzó su valor máximo con 6,2 metros durante la noche del 27 de enero de 2010. Se trata de un equipo Triaxys situado a 33 metros de profundidad.

Según las tablas facilitadas en la aplicación Portus, es la otra orilla del Estrecho de Gibraltar la que suele captar los valores mayores. De hecho, tras los 10,52 de marzo de 1990, los valores que le siguen en altura son mayores que los máximos registrados en Algeciras y Tarifa. La segunda ola más alta desde entonces llegó el 10 de octubre de 2008 y midió 8,9 metros. La boya de Ceuta también es Triaxys, está a 21 metros de profundidad.

Otras boyas que no están en funcioamiento en la actualidad son la de Campamento, donde la mayor ola midió 4,02 metros en enero de 1994, y la de Alborán, boya de profundidad que registró una ola de 11,59 metros en marzo de 2003. Grandes, pero nada comparado con los 20 metros superados en Galicia en un invierno, como el pasado, en el que tres tormentas superaron los 10 metros de altura significante. Desde que se desplegó la red de boyas nunca antes había ocurrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios