Provincia de Cádiz

Denuncian que las emisiones del radar de Tarifa superan en 800 veces el límite de seguridad

  • La plataforma opositora a la instalación esgrime mediciones de una empresa especializada para pedir a Defensa la retirada

El grupo de trabajo 'Tarifa contra el radar' lleva años batallando contra el Ministerio de Defensa para que el Ejército traslade de las proximidades del casco urbano de Tarifa el radar que conforma las instalaciones de la Estación de Vigilancia del Estrecho (Eviest). Sin embargo, Defensa y otras administraciones hacen oídos sordos a sus demandas y recela sobre la incidencia negativa que los continuos barridos del radar tienen para la salud.

Ahora, con la ayuda de la empresa especializada Geosanix, que cuenta con una destacada reputación, 'Tarifa contra el radar' ha constatado los altos niveles de emisión de ondas electromagnéticas que proceden de la instalación militar. Los resultados obtenidos revelan que las emisiones de esta instalación militar en Tarifa superan en más de 800 veces los límites de seguridad recomendados por los científicos.

Como ejemplo, en las mediaciones efectuadas desde una azotea de una vivienda de la calle San Francisco, a casi un kilómetro del radar, el medidor refleja picos de más de 140 microvatios por metro cuadrado, transformando las ondas electromagnéticas en sonido. Ya más cerca de la instalación militar, en la Calzadilla de Téllez, la intensidad residual es curiosamente menor, un fenómeno que se explica por el denominado efecto paraguas. Los resultados vienen a demostrar que las emisiones de este radar militar situado en el centro de Tarifa pueden perjudicar la salud. Sostiene el colectivo contra el radar que la exposición a campos electromagnéticos superior a 0,17 microvatios por metro cuadrado tiene efectos nocivos para la salud.

Con estas mediciones el grupo de presión insiste en la necesidad de que la instalación militar sea trasladada hasta una zona más alejada del núcleo urbano como medida preventiva. Algo que el colectivo ve más que factible considerando la enorme extensión de servidumbre militar dentro del término municipal tarifeño y a lo largo del litoral del Campo de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios