Provincia de Cádiz

Cepsa construirá en Jerez su primer parque eólico e invertirá 35 millones

  • Estará en terrenos cercanos al Cortijo Alijar, próximo ya a Sanlúcar y está previsto que inicie su actividad en diciembre de 2018

  • Se gestionará desde la central de San Roque

Zona cercana al Cortijo Alijar donde Cepsa desarrollará su primer parque eólico. Zona cercana al Cortijo Alijar donde Cepsa desarrollará su primer parque eólico.

Zona cercana al Cortijo Alijar donde Cepsa desarrollará su primer parque eólico. / d. c.

Cepsa ha elegido Jerez para instalar su primer parque eólico, con el que la compañía entra en el campo de la energía eólica y diversifica su modelo energético y de negocio. Este parque, que supondrá una inversión superior a 35 millones de euros, se desarrollará en terrenos de la zona cercana al Cortijo Alijar, próxima ya al municipio de Sanlúcar, donde se levanta ya otro parque eólico.

Cepsa ha adquirido los derechos para su primer parque, 'Alijar II', a la empresa Suresa Retama SL, y una vez desarrollado tendrá una capacidad instalada de 28,8 MW, repartida en 11 turbinas de 2,625 MW, además de una línea de evacuación de 66 kV. La empresa tiene previsto que entre en funcionamiento en diciembre del próximo año. Durante los próximos meses, según indican desde la propia compañía, Cepsa finalizará los trámites administrativos pendientes y posteriormente procederá a la realización de la ingeniería de detalle y construcción y desarrollo del parque. La elección de Jerez para su ubicación, según explicaron fuentes de la compañía, se debe a la cercanía de la ciudad con los principales centros industriales de Cepsa en Andalucía como es la refinería de Huelva o la planta de ciclo combinado de San Roque, desde donde precisamente se gestionará el parque eólico de Jerez una vez inicie su actividad. En este sentido, los puestos de trabajo se generarán durante el desarrollo del parque. La estimación es que en su construcción habrá picos de hasta 60 personas trabajando en la infraestructura.

La producción aproximada del parque será de 70 GWh/año, un concepto diferente al de la capacidad instalada, lo que equivale al consumo de alrededor de 15.000 viviendas durante un año.

Desde la compañía energética admiten que el parque tendrá un tamaño medio, pero resaltan la importancia de que sea el primer paso que se da para entrar en el mercado de las renovables. La empresa destaca además su trabajo "en la protección y conservación del entorno y en la reducción de emisiones" y agrega que el parque ahorrará 32.000 toneladas/año de CO2.

Con su entrada en el mercado de las renovables, Cepsa diversifica su modelo energético y de negocio. En palabras de Juan Manuel García-Horrillo, director de Gas y Electricidad de Cepsa "este es un primer paso de Cepsa en las energías renovables. Como empresa energética e integrada que somos queremos seguir avanzando en este campo de manera progresiva, complementando la cartera de negocios derivados de combustibles fósiles con fuentes de energía renovable. Este proyecto nos permite tener una visión holística como empresa energética y diversificar nuestras fuentes de energía para ser capaces de satisfacer las necesidades energéticas de cada realidad". Agrega que de todas las energías renovables "pensamos que hay dos claramente competitivas con respecto al carbón y al gas natural que son la solar y la eólica y dentro de esas dos nos hemos decantado por la eólica porque pensamos que técnicamente por la complejidad que lleva asociada se asemeja más una empresa puramente industrial como la nuestra y que nuestros conocimientos y nuestras capacidades industriales las podemos utilizar mejor en el desarrollo de este tipo de proyectos". Valora igualmente que Cepsa lleva 25 años en la generación de energía eléctrica y "ahora mismo si todo va bien y se cumplen nuestras expectativas de negocio esperamos que este parque sea el inicio de esta línea de negocio nuevo en la compañía". La empresa explica, por otro lado, que la energía eólica es una tecnología complementaria de las turbinas de gas de ciclo combinado, ya presentes en los centros industriales de Cepsa en Andalucía.

Según las proyecciones de Cepsa, las energías fósiles seguirán dominando ampliamente el mercado, si bien, las energías solar y eólica representan las de mayor crecimiento para los próximos años. En concreto en el proyecto del parque eólico de Jerez, se describe que las energías renovables crecerán a un ritmo del 12% anual hasta 2030. "Esta circunstancia incide en la necesidad de diversificar de manera progresiva la actividad y atender a una demanda de otras energías cuyo desarrollo se prevé especialmente fuerte en regiones como América Latina, África u Oriente Próximo", remarcan desde la empresa.

La entrada de Cepsa en este sector le permitirá tener acceso a mercados en crecimiento, desarrollar nuevas capacidades y habilidades en el plano energético y mitigar el efecto de la volatilidad de algunos de los mercados en el que opera, como el del crudo. Además, la generación de esta cantidad de energía evitará, según la compañía, la emisión de 32.000 TN/año de CO2 (en comparación con la producción de la misma cantidad de energía teniendo en cuenta el mix energético español) y también le permite acceder a un sector de rentabilidad sostenida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios