Provincia de Cádiz

Carbures declara pérdidas de seis millones hasta junio tras la auditoría

  • La firma dice que el análisis elaborado por 'PwC' concluye sin salvedades y con la recomendación de criterios "prudentes".

Carbures, la firma especializada en la fabricación de piezas de fibra de carbono para el sector aeronáutico y de automoción y que tiene plantas en Jerez y El Puerto, ha detallado nuevamente sus cuentas tras la finalización de la auditoría completa realizada por PricewaterhouseCoopers (PwC). Así, sus resultados del primer semestre de 2014 consisten ahora en una pérdida de 6 millones de euros, frente a la ganancia de 11,4 millones anunciada por la empresa; al tiempo que el año 2013 se cerró con un beneficio de 1,9 millones, frente a los 4,7 millones comunicados anteriormente. En el comunicado emitido por la empresa y recogido por Europa Press, Carbures señala que su auditor ya ha presentado el informe sobre las cuentas de la empresa hasta junio de 2014 “sin incluir salvedades”, si bien ha recomendado el uso de “criterios más prudentes” a la hora de contabilizar sus ingresos. 

La aplicación de estos criterios hacen que el primer semestre de 2014 haya cerrado con unas ventas de 20,2 millones, frente a los 41,9 millones publicados, debido al cambio de criterio en la aplicación de los ingresos de la operación con la empresa china Shenyan Hengrui. Para 2014, prevé registrar unas ventas consolidadas de 58,076 millones de euros, frente a los 19,9 millones del cierre de 2013, y unas pérdidas de 9,091 millones de euros, fruto fundamentalmente de los deterioros de los fondos de comercio y de los gastos incurridos con motivo de la salida a Bolsa, y que no son recurrentes.

“El auditor ha hecho un trabajo profundo, nos ha recomendado cambiar criterios en la aplicación de los ingresos pese a reconocer la validez de los mismos y nosotros así lo hemos decidido aplicar con el objetivo de dejar una compañía absolutamente preparada para los retos venideros, que no son pocos”, aseguró el presidente de la empresa, Rafael Contreras. 

 La empresa dice salir “limpia, ordenada y con las cuentas claras” del examen del auditor y destaca que no deberá reformular sus cuentas de 2013, sino limitarse a una reexpresión de las mismas. 

Los criterios “más prudentes” a la hora de contabilizar los ingresos, pese a la validez en la formulación de cuentas, se refieren a los contratos con la compañía china Shenyan Hengrui por la venta de lineales de fabricación de piezas de coches en series largas en materiales compuestos. Estos contratos reportarán a Carbures unos ingresos de más de 97 millones de dólares por la venta de siete lineales, su distribución, así como los royalties inherentes al uso de esta tecnología. El reconocimiento de los ingresos del contrato de cesión de royalties se reconoce ahora conforme a un criterio de prudencia en el periodo en que dura la cesión, de cinco años. De esta manera, estos importes se imputarán proporcionalmente a los seis meses transcurridos sobre los sesenta meses totales del contrato. 

La empresa prevé de forma adicional un aumento de los pedidos procedentes de Airbus que duplicarían la cifra estimada para el ejercicio 2014. Para 2015, la empresa espera unas ventas superiores a 110 millones y considera que este año será el “gran beneficiado” de los nuevos criterios contables, ya que se producirán ventas superiores a los 110 millones de euros y un Ebitda superior a los 12 millones de euros, por encima de un 10% sobre ventas, por lo que, según José María Tarragó, consejero delegado de Carbures, “la compañía tiene un futuro despejado” 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios