Provincia de Cádiz

Cádiz se queda fuera de la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros

  • La apertura a la competencia de operadores privados se limita a tres corredores de alta velocidad, entre ellos el que enlaza Madrid con Sevilla y Málaga, según la propuesta de ADIF

Un Alvia entra en la estación de Cádiz. Un Alvia entra en la estación de Cádiz.

Un Alvia entra en la estación de Cádiz. / Julio González

La liberalización ferroviaria no llegará por ahora a Cádiz. La apertura del transporte de pasajeros por ferrocarril a la competencia de operadores privados se limitará a tres corredores ferroviarios de alta velocidad en ancho internacional, según la propuesta de Declaración sobre la Red que ha remitido el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) y a las empresas interesadas. Este documento detalla la capacidad de la red ferroviaria para que los operadores puedan solicitar los surcos para sus trenes, al igual que hacen las compañías aéreas con los slots de los aeropuertos.

El principal corredor de alta velocidad incluido en el documento es el Madrid-Barcelona-frontera francesa, el de mayor demanda de toda la red española. También se abrirá a la competencia privada la conexión entre Madrid y Valencia y Alicante. El último de los corredores afectados por la liberalización es la línea sur de alta velocidad, que enlaza Madrid con Sevilla y Málaga y comprende el ramal a Toledo.

La propuesta excluye inicialmente a todos las líneas en ancho convencional, entre las que se encuentra la que enlaza Cádiz y Sevilla, cuya duplicación se culminó hace menos de una década.

Aunque las obras fueron publicitadas como alta velocidad, técnicamente no cumple los criterios que marca la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC) para ser catalogada así, ya que por ahora la velocidad máxima que permite la infraestructura es 200 kilómetros por hora en un corto tramo entre Utrera y Jerez.

Para elevar la velocidad máxima hasta los 220 kilómetros para la que está diseñado el trazado, es necesario implantar el sistema de señalización Ermts, una actuación que fue adjudicada en 2010 por casi 80 millones de euros y que aún no se ha ejecutado.

Diciembre de 2020, fecha tope

La Comisión Europea ha establecido el 14 de diciembre de 2020 como fecha para abrir el transporte ferroviario de pasajeros a la competencia de operadores privados. Bruselas confía en que este proceso redunde en un incremento de la demanda por la bajada de los precios para los usuarios y el incremento de las frecuencias de viaje.

El modelo de apertura de la red que ha diseñado ADIF permite que “al menos” tres operadores puedan competir en un mismo eje, con diferentes frecuencias, en función de la capacidad de la infraestructura.

Por ejemplo, en el caso del corredor Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga, el gestor de las infraestructuras ferroviarias contempla la adjudicación de 48 circulaciones a un operador –tres trenes por hora y sentido–, 16 circulaciones a una segunda empresa –tres trenes por hora y sentido– y cuatro frecuencias a un tercer operador. El número total de circulaciones sería de 68, lo que supone un incremento del 70% sobre la oferta actual, según ADIF.

El principal objetivo es “estimular y optimizar el uso de la red ferroviaria y asegurar la calidad y puntualidad del servicio”. De esta forma, esta empresa pública aumentará los ingresos por el canon que cobra por el uso de vías y estaciones y, en última instancia, amortizará la inversión pública realizada en la construcción del AVE y atajará su deuda de más de 15.000 millones de euros.

La compañía que preside Isabel Pardo ofrecerá a las empresas que pidan entrar en la red ferroviaria acuerdos a diez años. De esta forma busca dar seguridad jurídica “para que puedan realizar las importantes inversiones asociadas al inicio de la operación ferroviaria comercial”.

Una vez resueltas las alegaciones de la CNMC y las empresas, ADIF publicará la declaración de red definitiva el próximo 1 de julio y dará de plazo a los nuevos operadores hasta el 31 de julio para que realicen sus peticiones de capacidad. El gestor de la red les dará respuesta el 31 de octubre.

De esta forma, los nuevos operadores conocerán la capacidad con que cuentan para entrar a transportar viajeros en trenes AVE en competencia con Renfe un año antes de que el 14 de diciembre de 2020 este mercado se liberalice.

Por el momento, Acciona y la operadora ferroviaria pública francesa SNCF son las dos únicas empresas que han reconocido públicamente su interés por entrar en el negocio ferroviario del AVE. Además, ambos negocian aliarse para hacerlo conjuntamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios