Mundo

El Gobierno chino promete mejoras sociales para frenar el descontento

  • El primer ministro promete más atención a la corrupción y bajar el precio de la vivienda

El primer ministro chino, Wen Jiabao, prometió ayer mejoras sociales para frenar el descontento en la inauguración de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), en un Pekín que estaba fuertemente vigilado por la reciente convocatoria de las protestas jazmín.

Aunque esas protestas apenas fueron secundadas y únicamente sirvieron por ahora para enfrentar al Gobierno con la prensa extranjera, lo cierto es que sus reivindicaciones por internet parecen haber sido oídas por Wen, cuyas promesas coinciden con las peticiones de los convocantes: más atención a la corrupción, la desigualdad social o al alto precio de la vivienda.

Ante los alrededor de 3.000 legisladores reunidos ayer en el Gran Palacio del Pueblo, al oeste de la plaza de Tiananmen, Wen hizo un repaso a la situación actual del país y adelantó los objetivos del régimen comunista para 2011 y también a más largo plazo, ya que en este plenario se aprobará el XII Plan Quinquenal (2011-2015).

En el lustro que se inicia, señaló el jefe de Gobierno, China se fijará un crecimiento anual medio del 7%, una meta considerablemente inferior a la de los cinco años anteriores, en los que ese promedio fue del 11,2%.

Será el lustro, reveló Wen, en que la población urbana superará por primera vez a la rural en la larga historia de la civilización oriental, ya que actualmente los urbanitas suponen el 47,5% del total, pero hacia 2015 serán el 51,5%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios