Mundo

Declarado el estado de emergencia en Bangkok tras otra jornada de violencia

  • Se han producido enfrentamientos nocturnos entre partidarios y opositores del gobierno de Samak Sundaravej, del que sus adversarios reclaman la dimisión · El jefe del Ejército descarta un golpe de Estado

Comentarios 1

El estado de emergencia fue declarado este martes en Bangkok, pocas horas después de violentos enfrentamientos entre partidarios y opositores del gobierno del primer ministro Samak Sundaravej, del que sus adversarios reclaman la dimisión.

"Debido a la violencia nocturna que ha perturbado el orden en el país y enfrentado a las leyes, el gobierno ha declarado el estado de emergencia que afectará a las libertados individuales", anunció el gobierno citado por la radio estatal.

Samak ha nombrado al comandante en jefe del ejército, el general Anupong Paojinda, a la cabeza de un equipo encargado de hacer aplicar el estado de emergencia.

El primer ministro anunció una conferencia de prensa a las 02H00 GMT y justificó su decisión diciendo que "he cumplido con mi deber".

Una de las primeras consecuencias es la prohibición de cualquier concentración de más de cinco personas.

"Debido al estado de emergencia, Anupong puede prohibir el acceso a ciertos lugares e impedir a la gente abandonar no importa qué lugar", añadió la emisora.

Esta decisión del primer ministro tailandés se produce tras los violentos enfrentamientos nocturnos protagonizados por partidarios y opositores al gobierno, que obligaron a la policía a reclamar refuerzos al ejército.

El jefe del Ejército de Tailandia, general Anupong Paochinda, ha asegurado que no dará un golpe de Estado y que la actual crisis política será resuelta "por medios legales y democráticos".

"La puerta para el empleo de la violencia está cerrada", contestó Paochinda a las preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa en la capital tailandesa, después de haber celebrado una reunión de urgencia con sus oficiales.

"Vamos a encontrar una solución por medios legales y parlamentarios", manifestó el general.

La televisión estatal mostró imágenes de manifestantes antigubernamentales y de defensores del actual gobierno luchando entre sí y personas sangrando por las calles de la capital.

Los enfrentamientos se produjeron cerca del lugar donde 15.000 personas están parapetados en el edificio gubernamental desde hace una semana para reclamar el cese del primer ministro Samak Sundaravej.

Fuentes sanitarias revelaron que durante los enfrentamientos murió una persona y otras 38 resultaron heridas, una de ellas por disparos y el resto por los enfrentamientos.

La ocupación de la sede del gobierno fue organizada por la Alianza del Pueblo por la Democracia (PAD), una coalición heterogénea de militantes nacionalistas, monárquicos y sindicales.

El PAD acusa a Samak, de 73 años, de ser un vasallo del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado por un golpe de Estado en 2006 y actualmente refugiado en Gran Bretaña.

Hasta el momento, Samak rechazó dimitir o disolver el Parlamento.

El partido de Samak, dominado por los lugartenientes de Thaksin, ganó con claridad las elecciones legislativas celebradas en noviembre, las primeras desde el golpe de Estado.

La situación política en el país aún puede agravarse más, puesto que la principal central sindical de Tailandia (formada por 43 sindicatos y con 200.000 trabajadores afiliados) convocó el lunes a una huelga, a partir del miércoles, en apoyo a los manifestantes que desde hace una semana ocupan la sede del gobierno en Bangkok y reclaman la renuncia del primer ministro.

Contrario a una democracia popular que "fomenta la corrupción", el PAD propuso en julio un nuevo sistema político en el que el 70% de los parlamentarios serían nombrados y no elegidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios