Mundo

Austria planteará a la UE cerrar la negociación de la adhesión de Turquía

  • El jefe del Ejecutivo austríaco sostiene que el país turco se esta dirigiendo a un régimen dictatorial. Si Ankara reintroduce la pena de muerte, se daría por finalizado el proceso.

El jefe del Gobierno austríaco, Christian Kern, cree que la Unión Europea (UE) debería dar por acabadas las negociaciones de adhesión con Turquía, que calificó de "ficción diplomática", informó este jueves la televisión pública ORF

Kern planteará a sus socios la posibilidad de dar ese paso en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE del 16 de septiembre, que se celebrará en Bratislava. "Vamos a plantear una discusión sobre eso y vamos a pedir conceptos alternativos", declaró Kern anoche en una entrevista. "Sabemos que los estándares democráticos de Turquía están lejos de justificar su adhesión", añadió. Además, señaló que otro motivo importante son "las enormes disparidades económicas" entre Europa y Turquía. "No veo posible una adhesión de Turquía en años, cuando no en décadas", valoró. 

Turquía es candidato a ingresar en la UE desde 2005, aunque las negociaciones llevan años prácticamente estancadas y la Comisión Europea ha advertido de que si Ankara reintroduce la pena de muerte tras el golpe del 15 de julio daría por finalizado el proceso. 

El jefe del Ejecutivo austríaco criticó la respuesta de las autoridades turcas tras la fracasada asonada y sostuvo que existen "señales inconfundibles" que hacen temer que Turquía se esté dirigiendo hacia un régimen dictatorial. Sin embargo, Kern reconoce que Turquía es un socio muy importante de la UE y que hay que darle perspectivas de cooperación que no sean la integración como socio de pleno derecho. 

Así, pidió dar al botón de reset (reinicio) en las relaciones con Turquía y "buscar una perspectiva realista como alternativa" a la integración. En otra entrevista que publica hoy el diario Die Presse, Kern reitera que Turquía no entrará en la UE "en las próximas décadas". "No. No ahora y no en las próximas décadas", manifestó el político socialdemócrata ante la pregunta de si Turquía es un potencial candidato para incorporarse al club europeo. 

Kern argumentó que esa imposibilidad de entrar en la UE no sólo se debe al presidente, Recep Tayyip Erdogan, "y a todos los problemáticos desarrollos democráticos" del país, sino principalmente a las "disparidades económicas". 

El jefe del Gobierno austríaco explica que las diferencias de salarios con Turquía son aún más grandes que las existentes con los países de Europa Central y del Este, por lo que abrir las puertas a los turcos al mercado común conduciría a "masivas distorsiones económicas que ya no son justificables en Europa". 

Kern no considera que Turquía vaya a cancelar el acuerdo alcanzado el pasado marzo con la UE para deportar a los refugiados desde su territorio a Turquía. "Económicamente, tenemos la sartén por el mango. Turquía es muy dependiente de nosotros", indicó, por lo que considera que Ankara actuará de forma razonable. "En estos momentos están, naturalmente, pasando por muchas emociones. Pero cuando se ve el conjunto de forma objetiva, Turquía tiene mucho que perder", opina. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios