Resaca elecciones generales | Vox

Santiago Abascal: "Ni por acción ni por omisión vamos a facilitar que gobierne el PSOE"

  • El líder de Vox, aspirando al liderazgo de la oposición, asegura que entenderían que PP y Cs llegaran a abstenerse para evitar unas terceras elecciones

El líder de Vox, Santiago Abascal, analiza los resultados electorales del 10-N. El líder de Vox, Santiago Abascal, analiza los resultados electorales del 10-N.

El líder de Vox, Santiago Abascal, analiza los resultados electorales del 10-N. / efe

"No es responsabilidad de Vox. Los españoles nos han votado para que hagamos oposición y votaremos en contra de cualquier gobierno liderado o integrado por el PSOE". Con esta contundencia acaba de pronunciarse el líder de Vox, Santiago Abascal, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de un partido que ha pasado de ser la 'novedad exótica' del Congreso de los Diputados a ocupar la tercera posición del hemiciclo desbancando a Ciudadanos y tuteando al PP en el liderazgo de la derecha.

Dos nombres están marcando este lunes la resaca de la jornada electoral del 10-N: Albert Rivera asumiendo la debacle de Ciudadanos con su marcha de la política (a partir de ahora ya no podremos decir que en este país "nadie dimite") y Santiago Abascal proyectando la posición de Vox en todo el territorio nacional. Porque son sus 52 diputados en el Congreso y 3 senadores, pero es sobre todo ese 15% de voto que ha conseguido en las elecciones generales con el apoyo de más de 3,6 millones de españoles.

Vox, en la oposición

El líder de Vox ha dejado bien claro cuál será el papel de su partido: estar en la oposición evitando cualquier opción de gobierno progresista aunque ello suponga ir a unas terceras elecciones. La responsabilidad -para su electorado no hay ninguna duda- es de Pedro Sánchez y las consecuencias difícilmente asumibles para el bloque de izquierdas. "Aprovecharemos la oportunidad, aún más si cabe, con más fuerza, para seguir creciendo".

"Según nuestras estimaciones, tenemos 1 millón de votantes más y un tercio son votantes socialistas". Abascal ha recalcado, no obstante, que entendería que tanto el PP como Cs accedieran a abstenerse para facilitar el gobierno de Pedro Sánchez porque "comparten muchos postulados" en temas como la "ideología de género", la inmigración, el estado de las autonomías o la memoria histórica.

"Vox se ha convertido en un dique de contención frente al separatismo y la legislación totalitaria de los progres"

Su planteamiento, no obstante, parece encaminado a fortalecer la posición de Vox en la oposición -y el espectro ideológico de la derecha- comprometiendo incluso el liderazgo del propio Partido Popular. En regiones como Murcia han quedado como primera fuerza, en Madrid "hay un cinturón verde" donde se ha convertido en primera opción, en Andalucía han conseguido un 20% de los votos situándose como segunda fuerza en Sevilla, Huelva, Cádiz y Almería y en Cataluña han logrado unos resultados mejores que Cs a pesar de que el partido de Rivera llegó a ganar las autonómicas.

"Vox se ha convertido en un dique de contención frente al separatismo y la legislación totalitaria de los progres y en una esperanza para millones de españoles". En realidad, por encima de la política de pactos, Abascal comenzó su intervención remarcando que la gran preocupación de este lunes no está en Madrid mirando a La Moncloa sino en Cataluña por la acción de los "golpistas" cortando carreteras "estrangulando" la economía de la propia comunidad autónoma y de todo el Levante.

"Vivimos una situación de verdadera emergencia nacional (...) La principal urgencia hoy es exigir al Gobierno la restauración completa del orden constitucional en Cataluña y la devolución de la libertad a millones de catalanes que se sienten secuestrados por el golpismo separatista impune".

No son unos 'frikies'

No lo ha dicho así, pero ha dedicado buena parte de su intervención ha explicar por qué han tenido un resultado "extraordinario". Por qué han conseguido aunar la adhesión de los indignados con el "golpismo de los separatistas en Cataluña", con las familias de la España vaciada, los jóvenes que buscan un futuro, los trabajadores que madrugan... la gente buena, pacífica y solidaria: "Los votantes de Vox no están fabricando explosivos, no están cortando carreteras, no están amenazando los mítines, no están atacando el orden constitucional ni la unidad de España".

Rodeado de su equipo más estrecho, tampoco ha perdido la oportunidad Abascal de atacar a los medios de comunicación. Y sin excepciones.  A los de la derecha por "distorsionar" el mensaje de su partido y a los de la izquierda por "criminalizarlos". Al responsable del CiS, que esta mañana ha comparado el "blanqueamiento de Vox" con Hitler en la Alemania nazi, lo ha tildado de "miserable" subrayando que las palabras de Tezanos son una muestra más de que el PSOE "utiliza las instituciones democráticas al servicio del partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios