Congreso extraordinario del PP

Cospedal se despide presumiendo de "diez años de victorias"

  • La secretaria general saliente dice adiós al cargo sin guiños al candidato Pablo Casado: "No albergo ninguna frustración y por eso os doy las gracias a todos"

María Dolores de Cospedal, durante su intervención. María Dolores de Cospedal, durante su intervención.

María Dolores de Cospedal, durante su intervención. / EFE

Comentarios 1

La secretaria genera del PP, María Dolores de Cospedal, ha pronunciado su último discurso como tal en la primera jornada del XIX Congreso Extraordinario. Con talnotivo ha recordado algunos de los mensajes de su primer discurso como 'número dos' del partido, de lo cual hace ya más de diez años. Recordó que aquel congreso de Valencia, celebrado en 2008, estaba presidido por la entonces alcaldesa Rita Barberá, momento en el que la secretaria general fue aplaudida. Cospedal, que ha sido la gran derrotada en las primarias del PP, se emocionó en varias ocasiones durante su intervención. De inmediato se refirió al gran problema interno que ha afectado gravemente a la imagen del PP: "Estoy un poco harta del tema", dijo sobre la corrupción: "Pero hay que decir claro que a quienes más nos ha indignado la corrupción ha sido a los buenos, honrados y patriotas militantes del Partido Popular". Denunció los "pactos de perdedores" que han privado al PP de muchos gobiernos en Comunidades Autónomas y ayuntamientos.

Denunció que el socialista Pedro Sanchez, presidente del Gobierno con solo 84 diputados, haya alcanzado la Moncloca "apoyado por quienes sólo quieren ver al PP fuera de las instituciones". Puso fin a su etapa como secretaria general declarando su etapa como un período de "diez años de victorias" al enumerar las distintas convocatorias electorales celebradas desde entonces. Definió a los socialistas de "iluminados" que quieren "romper la unidad de España". "Muy pronto hemos vuelto a oír las monsergas de la nación discutible y discutida", en alusión a Zapatero y Sánchez. "La moción de censura ha sido una felonía y una infamia, un acto de injusticia para quien ha sido el mejor presidente, Mariano Rajoy", proclamó la secretaria general saliente. "El socialismo necesita resucitar a Franco para poder respirar", sentenció. "El Centro derecha español está aquí, no necesita reinventarse", dijo en respuesta a las declaraciones públicas del ex presidente Aznar, ausente del congreso.  

Destacó la gestión económica de Rajoy puesta en práctica en su primer Gobierno, fruto de la victoria en las generales del 20 de noviembre de 2011. Se refirió a los alcaldes y gobernantes que tuvieron que trabajar en ese período de ajustes: "Fueron tiempos de renuncia y amargura, pero también de saber que estábamos haciendo lo correcto. Dijimos la verdad, no engañamos a los españoles y, gracias a vuestros sacrificios, ganamos las siguientes elecciones". 

Cospedal, que ha sido la gran derrotada en las primarias al quedar tercera, se ha alineado junto al candidato Pablo Casado en las elecciones a nuevo presidente que se celebraran mañana. Dio las gracias a los trabajadores de las sedes del partido. En ningún momento de su discurso oficial hizo guiños a la candidatura de Casado. Se limitó rogar por la unidad del partido tras las votaciones que tendrán lugar este domingo.

Terminó el tramo más personal de su último discurso declarándose con la "conciencia tranquila" y "sin cuentas pendientes". Remató con una confesión personal: "He procurado no dejarme llevar por amistades ni inclinaciones personales. No albergo ninguna frustración y por eso os quiero dar las gracias a todos". Evocó un "hondo recuerdo" a militantes fallecidos, como al fundador Manuel Fraga, Loyola de Palacio, Gerardo Fernández Albor, Rita Barberá, Mercedes de la Merced, entre otros, y a "muchas mujeres de PP". Y aludió al recordado Adolfo Suárez como "patrimonio de todos los españoles". Recibió un gran aplauso al homenajeas a las víctimas de ETA: "Por ellos, nunca claudicaremos". Nombró uno a uno a todos los cargos del PP asesinados por ETA. 

Agradeció a su familia los sacrificios que han asumido en estos diez años y las "infamias tan injustas que han sufrido". "Cuando me pregunten quién soy, diré que soy doblemente española, porque soy española y del Partido Popular". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios