Productor de Cine

Álvaro Ariza: "Para mí es una prioridad rodar en Andalucía"

El productor gaditano Álvaro Ariza.

El productor gaditano Álvaro Ariza. / Lourdes de Vicente

Inspirado en la leyenda de un rey que busca unas pocas palabras imperecederas que le ayuden en momentos difíciles, Álvaro Ariza (Barbate, Cádiz) creó Esto También Pasará, una productora con raíces andaluzas y vocación internacional. Siete películas en cinco años, una buena nómina de cortometrajes, como The Caddy, con Ron Perlman, y amplia experiencia en series televisivas conforman, hasta ahora, la trayectoria de Ariza que adelanta que, entre otros proyectos, trabaja con el guionista Fernando Navarro (Verónica, Bajocero, Musa) en un filme que se rodará en Cádiz.

–No todos los días, ni todo el mundo se puede cortar la Gran Vía para un rodaje. ¿Cómo lo ha hecho?

–Sí, sí, soy consciente de que ha sido un verdadero lujazo y que nos costó muchísimo, pues también, claro, como me dijeron esos días, “estáis cortando la calle más importante de España”. Por eso estamos muy agradecidos por el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad, sobre todo, a Marta Rivera que nos facilitó mucho esta gesta. Ha sido un sueño.

–Y tanto, llenó la Gran Vía de unicornios...

–Fue una noche totalmente mágica, y los caballos es que se portaron como profesionales. No nos podíamos creer que se paraban en las marcas... Increíble... Para nosotros fue una bonita experiencia de rodaje pero es que estoy seguro que lo que se va a ver en pantalla va a ser maravilloso.

–Hablamos del rodaje ‘De Caperucita a Loba’, una de las películas que ha producido este año. Cuénteme algo más sobre ella.

–Pues De Caperucita a loba en solo seis tíos es una propuesta teatral de nuestra querida Marta González de la Vega que lleva 6 años triunfando en Madrid. Una noche, María Luisa (Gutiérrez), una de las productoras más importantes de este país con la que vamos de la mano en muchos de nuestros proyectos, me llevó a ver la obra porque nosotros vamos mucho al teatro, nos encanta. Y me gustó tanto que vi que había una peli. Además, Marta ya tenía un guion cinematográfico con lo que facilitó todo. Se lo pedimos, lo leímos y nos enamoramos. Y esa secuencia concreta, en la que cuenta ese sentimiento de cómo cree que encuentra al hombre perfecto, ese que realmente no existe, pues tenía que hacerse en la Gran Vía, con Marta de vuelta a casa con los zapatos en la mano y subida a un unicornio. Esa ensoñación es uno de los momentos más espectaculares de la película. Además, con la dirección de Chus Gutiérrez, con la que ya rodamos Sin ti no puedo, pues son todo garantías.

–¿Ya ha concluido la grabación?

–Pues estamos en una segunda fase ya. El rodaje termina el 8 de noviembre.

–De las cinco películas de Esto También Pasará de este año, tres se han rodado en Andalucía. ¿Casualidad?

–Para nada, para mí es una prioridad rodar en Andalucía, en general, y me permites que te diga que en mi Cádiz, en particular, donde amenazo con volver a rodar el año que viene. Este año hemos estado en Cádiz con Lobo feroz, en Sierra Nevada con El refugio, entre Almería, Madrid y Los Ángeles con Con los años que me quedan... Y en años anteriores en mi Barbate con Ay mi madre y en Málaga con La Casa del Caracol.

–Una de las primeras película que dieron motor en España tras el confinamiento. Vaya decisión tuvo que tomar...

–Fue delicado, sí. Pero Macarena (Astorga) había dejado su trabajo en la docencia por venirse con nosotros y embarcarse en esta aventura de su primera película. Cuando todo estalló, ella me preguntaba, “Álvaro, ¿pero la película se va a hacer?” Y yo, sinceramente, al principio no sabía ni qué responderle. Le dije que yo iba a poner todo de mí para que saliera adelante pero que no sabía qué iba a pasar. Y es que en esos primeros días del confinamiento nadie sabíamos por dónde iba a salir todo esto. Con todo, decidimos tirar hacia delante e hicimos aquellas lecturas de guion por zoom, yo creo que fuimos también de los primeros que empezamos a trabajar con esa plataforma... Y nada, en cuanto se pudo salir, pedí todos los permisos pertinentes y me bajé en mi coche a Málaga a ver a Macarena. Eso sí que fue una película, pero de ciencia ficción... Y, nada, le dije, aquí estoy, y lo vamos a hacer.

–Fue tan bien la experiencia que decidieron volver a trabajar con ‘El refugio’. ¿Han adelantado su estreno?

–Sí, el día 26 de noviembre se estrenará nuestro cuento de Navidad, que es cómo lo llamamos, con Leo Harlem, Loles León, Antonio Dechent, Luna Fulgencio... Y con un equipo técnico que ha hecho un trabajazo porque te reconozco que no es fácil rodar en verano una Navidad. Y eso que desde el ayuntamiento de Granada, Sierra Nevada y la Andalucía Film Commission nos han ayudado mucho, pero ha sido complicado, sí... Para la nieve, eso sí, nos tuvimos que ir a Francia a buscarla.

–¿Qué era Videomax?

–Uff (ríe) uno de los motivos por los que amo tanto el cine. Videomax era el videoclub que tenían mi madre y mi hermano en Barbate, en la avenida de la playa. Me encanta que llegara el fin de semana para irme allí todo el día con ellos y veía como mi madre le recomendaba las pelis a los clientes y venía hasta gente de otros pueblos cercanos como Conil o Zahora para alquilarle a mi madre. Todavía conservamos muchas de las películas en VHS y hasta las estanterías. Uno de mi sueños es, cuando me compre la casa de mi vida, recrear el videoclub en una habitación. Con el luminoso y todo, que también está guardado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios