El Puerto

La huelga de trabajadores de la limpieza pública duró 11 horas

  • La plantilla cobró a las seis de la tarde la parte del salario que se les adeudaba. El comité mantiene el paro del día 15 por los recortes previstos en el servicio

Los trabajadores de la limpieza viaria y recogida de basuras, adscritos a la empresa FCC, cumplieron su advertencia y llevaron a cabo una huelga en este servicio público, aunque la protesta duró unas 11 horas (estaba convocada para toda la jornada de ayer). A las seis y cuarto de la tarde, el comité de empresa decidió darla por finalizada tras constatar que se había percibido la parte de salario adeudada por la concesionaria (un 20% de la nómina que se percibe a finales de mes).

De este modo, se vieron afectados tanto el turno de mañana como de tarde. Los operarios adscritos al de la mañana, que inician su trabajo a las siete, no llevaron a cabo su labor (son aproximadamente 70 empleados distribuidos entre la recogida de residuos y limpieza viaria). Mientras, los de la tarde iniciaron su jornada laboral tres horas después de lo que está fijado (el turno comienza a las tres de la tarde).

Esto provocó que en varias zonas de la ciudad no se recogiera la basura ni se procediera al barrido o baldeo. Tampoco se trasladaron los residuos de las playas, labor que se realiza cada mañana, aunque la ausencia del servicio no se notó en demasía puesto que la afluencia al litoral durante estos días se ha reducido notablemente. No obstante, el presidente del comité de empresa, Manuel Hidalgo, indicó que se iba a tratar de "normalizar" la situación a lo largo de la tarde de ayer así como durante el día de hoy. Al cierre de esta edición, estaba previsto que el turno de noche (que se iniciaba a las doce) se desarrollara con total normalidad.

También hubo incidencias en los servicios mínimos puesto que, a pesar de que estaban acordados, no se iniciaron hasta pasadas las cuatro de la tarde, tal y como confirmó el comité de empresa. De este modo a esa hora se procedió a retirar los residuos tanto del hospital como de la plaza de abastos así como en algunos enclaves del centro de la ciudad.

Desde hace meses, el comité está presentando ante la Delegación Provincial de Empleo una convocatoria de huelga para los días 1 y 15 (fechas asignadas para el cobro de las nóminas) ya que la empresa concesionaria les advierte continuamente de que se pueden retrasar en el pago ya que, a su vez, el Ayuntamiento tarda en abonar el servicio y, además, no traspasa toda la cuantía acordada. No obstante, desde que se lleva a cabo esta medida de presión, empresa y comité se citan cada 15 días y acuerdan desconvocar la protesta ya que se produce finalmente el abono de los salarios. Sin embargo, no hubo acuerdo para la protesta prevista en la jornada de ayer ya que los trabajadores habían percibido el 80% de la nómina correspondiente a principios de mes.

Por este motivo, y tal y como se decidió en una asamblea celebrada el pasado martes, a las siete de la mañana de ayer se concentraron ante las instalaciones del servicio municipal de limpieza (el Cemulimp) en el polígono industrial El Palmar. A primera hora de la mañana, el Ayuntamiento les confirmó que había abonado la cuantía necesaria para percibir el salario pendiente. Sin embargo, la plantilla decidió seguir adelante con la huelga mientras no se hiciera efectivo el ingreso en sus respectivas cuentas corrientes, hecho que no ocurrió hasta pasadas las seis de la tarde. No obstante, el comité de empresa anunció ayer que continuarán con estas convocatorias en sucesivos meses ya que la empresa no garantiza ni la totalidad de los salarios ni el pago en la fecha fijada en el convenio colectivo. Además, critica al Ayuntamiento que no cumpla con lo acordado con la concesionaria.

Según el contrato que rige la concesión del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos (el más costoso para el Consistorio ya que su importe supera los 13 millones de euros anuales), la administración local debe abonar mensualmente a FCC alrededor de un millón de euros. Sin embargo, desde hace meses percibe unos 800.000, de ahí que la concesionaria advierta cada mes de que no tiene dinero suficiente para afrontar el coste que le supone el servicio.

El Ayuntamiento alude a la fuerte caída de los ingresos ocasionada por la crisis económica para justificar su imposibilidad de hacer frente al pago de lo acordado, de ahí que hace meses iniciara una negociación con la empresa para reducir el servicio y ajustarlo al coste que puede abonar. Fue el comité de empresa quien anunció la pasada semana el acuerdo denunciando que éste repercutirá en el trabajo que desempeña la plantilla con contratos eventuales (que se dejará de emplear, al menos mientras se aplique la reducción) y los fijos discontinuos (que verán reducidas sus horas de trabajo notablemente). Por ello, el pasado martes se acordó también llevar a cabo una huelga de 24 horas que se iniciará el día 15 y que se desarrollaría hasta el 19 como protesta por este acuerdo. El comité de empresa tiene previsto presentar hoy la convocatoria ante la Delegación Provincial de Empleo.

Al respecto, la concejala de Medio Ambiente reconoció que la reducción del servicio supondrá que la empresa deje de contratar eventuales para cubrir las bajas. Según Blanca Merino, esta modificación del contrato con la empresa concesionaria supondrá una reducción del canon para que sea "una cantidad asumible por este Ayuntamiento y así poder hacer frente al pago mensualmente". El abono mensual se fijará en 800.000 euros (la misma cuantía que se estaba transfiriendo hasta ahora) lo que supondrá la merma de algunos servicios que, a día de hoy, no han sido explicados públicamente por el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios