callejero portuense

Vox rechaza también los cambios en los nombres de calles en El Puerto

  • Consideran "sectaria" y "revanchista" la Ley de Memoria Histórica

  • Consideran "intolerante" la imposición de "una minoría"

Una imagen de una reciente reunión de la Comisión de Memoria Democrática, que ha dado luz verde a los cambios en el callejero. Una imagen de una reciente reunión de la Comisión de Memoria Democrática, que ha dado luz verde a los cambios en el callejero.

Una imagen de una reciente reunión de la Comisión de Memoria Democrática, que ha dado luz verde a los cambios en el callejero.

Desde VOX El Puerto de Santa María rechazan la proposición de la izquierda portuense, encabezada por la concejala Matilde Roselló, de cambiar la denominación de calles y barrios de El Puerto "sin una razón que lo avale de una manera razonable".

Esta propuesta está cimentada, según Vox, "en una ley sectaria basada en el revanchismo político, mucho más cuando en nuestra ciudad existen problemas más apremiantes y urgentes por resolver. Desde la izquierda portuense sólo existe un ánimo por imponer estas políticas profundamente intolerantes de una minoría que muestra su total predisposición por ignorar la historia de nuestra localidad, modificándola para tratar de tergiversar la realidad y adaptarla a sus necesidades partidistas".

Con esta iniciativa la izquierda demuestra, en opinión del portavoz de Vox, "su absoluta ignorancia y desprecio a personalidades portuenses que han contribuido a lo largo de la historia de nuestra ciudad a enriquecer y hacer grande a El Puerto de Santa María, posicionándolo en un lugar privilegiado en nuestra provincia y en nuestra nación".

Vox celebra, por otra parte, "el cambio de postura por parte del Partido Popular" y recuerdan  a las todas las fuerzas políticas, especialmente a los populares que "a pesar de su oposición a estas propuestas, ellos son los responsables de ésta situación, por no haber derogado cuando estuvo en su mano esta ley injusta, insolidaria e intolerante que fomenta únicamente el odio y la división entre los españoles".

"Dejemos la historia en manos de los historiadores y dediquémonos a solucionar las verdaderas carencias y problemas que existen en nuestra ciudad, que no son pocos ni de fácil solución", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios