El Puerto

Curaxys fabricará sus medicamentos biológicos en el Tecnoparque en 2016

  • Las obras de la nueva sede de la empresa biofarmacéutica, que comenzaron en diciembre, estarán terminadas en junio de 2014 La firma ya tiene 35 empleados y prevé llegar al centenar

Comentarios 5

A mediados del pasado mes de diciembre la empresa Curaxys, con sede en el Tecnoparque Bahía de Cádiz -junto a la Carretera de Sanlúcar- iniciaba las obras de su nueva fábrica, con una superficie de 3.500 metros cuadrados, que estará terminada para el verano del próximo año 2014. La firma, una empresa de base tecnológica del sector biofarmacéutico dedicada a la investigación, desarrollo, produccción y comercialización de biosimilares, se fundó en 2009 y comenzó a funcionar desde un principio en colaboración con la Universidad de Cádiz, a través de la puesta en marcha de la Cátedra Curaxys.

La principal actividad de la firma -fundada por un doctor en Ciencias Químicas gaditano, Manuel Esteban- está enfocada a la puesta en marcha de la plataforma tecnológica CuraMab, patentada por la firma afincada en El Puerto y que permitirá a la compañía obtener medicamentos biológicos contra el cáncer a través de cultivos de células humanas, a un coste muy inferior al de sus competidores a nivel internacional.

La inversión que Manuel Esteban y su socio van a destinar al proyecto ronda los 17,2 millones de euros en una primera fase, de los cuales cuatro millones se se emplearán tan solo en la adquisición de instrumental y aparatos para la fabricación de los medicamentos.

La intención de la empresa es tener terminada la planta para junio de 2014, mientras que la fabricación de los medicamentos contra el cáncer para su lanzamiento a nivel mundial está prevista para el año 2016.

De momento, y hasta entonces, al tiempo que se sigue desarrollando la labor de investigación en este campo, la empresa se dedica a la venta y comercialización de una decena de medicamentos genéricos fabricados en España. Curaxys tiene ya a 35 personas en plantilla y el objetivo es llegar al centenar, una vez esté en funcionamiento la nueva fábrica del Tecnoparque. De momento, algunos de los laboratorios de la firma siguen ubicados en edificios de la Universidad de Cádiz, mientras que otros ya funcionan en las instalaciones provisionales del Tecnoparque Bahía de Cádiz y en el plazo de un mes se trasladarán hasta allí algunos investigadores más.

Desde su puesta en marcha el proyecto ha contado con el apoyo de la Junta de Andalucía (a través de la Agencia IDEA), el Ministerio de Economía y Competitividad, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Centro para el Desarrollo tecnológico (CDTI).

El doctor Manuel Esteban Morales, uno de los socios fundadores del proyecto, es un gaditano que entre otros galardones ha recibido el premio Príncipe Felipe a la Innovación Industrial y el premio Andalucía de Investigación. Su experiencia científica y su trayectoria profesional lo convierten en uno de los investigadores más laureados de España en su ámbito de conocimiento. Es doctor en Ciencias, licenciado en Ciencias Químicas especializado en Bioquímica Clínica Aplicada en la Facultad de Medicina de Cádiz, Farmacología Molecular en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, Análisis Robotizado en París y especialista en Radioinmunoanálisis por el Instituto de estudios Nucleares en Madrid.

Tras muchos años dedicado a la creación de nuevos productos y negocios para multinacionales en 2009 decidió afrontar su propio itinerario empresarial. "Tuvimos muchas propuestas para ubicar la empresa", explica Manuel Esteban, aunque en un momento complicado para conseguir créditos por parte de los bancos, fueron las facilidades que se le brindaron desde la administración andaluza las que le hicieron decantarse por esta zona, tras haber tenido distintas ofertas de otros enclaves nacionales como Valencia o Navarra.

El doctor Manuel Esteban considera que la provincia de Cádiz es de las zonas más interesantes de toda Europa para invertir, aunque lamenta que en algunos aspectos la administración no esté a la altura de las circunstancias. Por ejemplo, para poder comenzar las obras de su fábrica en el Tecnoparque Bahía de Cádiz, Curaxys ha tenido que esperar la friolera de 18 meses hasta contar con el preceptivo informe medioambiental, que finalmente logró y que permitió que las obras comenzaran el pasado mes de diciembre, aunque con un retraso de un año y medio sobre las previsiones iniciales.

El ámbito de los medicamentos biológicos es en estos momentos un campo en expansión, cada vez con mayor demanda.

Con su proyecto, el doctor Esteban defiende el interés de la fabricación de productos biológicos de forma más barata y eficiente. Estos medicamentos ya existían en el mercado pero con la nueva plataforma tecnológica desarrollada y patentada por Curaxys se podrá multiplicar por cinco la capacidad de producción de otros laboratorios multinacionales, lo que contribuirá a abaratar los costes.

Para ello la empresa trabaja en colaboración con la Agencia Europea del Medicamento, de cara a poder lanzar su producto para el año 2016 (la media de tiempo necesaria para el lanzamiento de un producto biosimilar es de seis años, mientras que para la puesta en el mercado de un medicamento nuevo es de doce años), explica el doctor.

En cuanto a la actividad que desarrolla la empresa desde el pasado mes de enero, se centra en la distribución y comercialización de medicamentos genéricos fabricados en España. Curaxys espera terminar el año con una facturación de 1.200.000 euros, con una red de ventas que va en aumento. El doctor Esteban, sin embargo, considera injusta la actual política del medicamento, que por ejemplo en la comunidad autónoma andaluza funciona ahora, en el caso de los genéricos, mediante subasta. "No se incentiva a la empresa innovadora y se lleva a cabo una política puramente de precios, favoreciendo a las multinacionales y a los países emergentes con costes de producción muy bajos como China o La India", indica.

De las 35 personas que trabajan ya en Curaxys, la gran mayoría son jóvenes investigadores gaditanos, algunos de los cuales habían emigrado a otros lugares y ahora han podido regresar para desarrollar aquí su profesión.

El responsable de Curaxys recuerda que la apuesta que se desarrolla en El Puerto es "el proyecto de bioquímica más importante que hay ahora mismo en España". De hecho, a nivel internacional Curaxys ocupa el décimo lugar en el ranking mundial en la investigación de productos biológicos genéricos, según el estudio realizado por la compañía londinense Datamonitor.

Junto a la plataforma CuraMab para la fabricación de anticancerosos, el doctor Esteban ha patentado también otras dos plataformas, GreenMab (para la producción de insulina a partir de células vegetales) y Xpancel, para el tratamiento del llamado pie diabético, enfocada a evitar las amputaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios