Cabaret Festival

El Arrebato: Un poco de alegría para tiempos inciertos

  • El cantante sevillano conmemoró sus 20 años sobre el escenario con un concierto en la Plaza de Toros de El Puerto

  • La cantaora Aroa Cala actuó como telonera, acompañada al baile por Jaime Cala

El Arrebato, en la noche del viernes en la Plaza de Toros de El Puerto. El Arrebato, en la noche del viernes en la Plaza de Toros de El Puerto.

El Arrebato, en la noche del viernes en la Plaza de Toros de El Puerto. / Miguel Ángel González

En tiempos tan inciertos como los que nos ha tocado vivir se agradece un poco de alegría, y eso es lo que trajo consigo, en la noche del sábado, el cantante Javier Labandón, El Arrebato, dentro del ciclo de conciertos Cabaret Festival, que se celebra en la Plaza de Toros de El Puerto de Santa María.

Aroa Cala y Jaime Cala, durante su actuación en el Cabaret Festival. Aroa Cala y Jaime Cala, durante su actuación en el Cabaret Festival.

Aroa Cala y Jaime Cala, durante su actuación en el Cabaret Festival. / Miguel Ángel González

La encargada de abrir el espectáculo fue la portuense Aroa Cala, que ataviada con un traje rojo y acompañada al baile por Jaime Cala hizo de telonera. aunque en un principio estaba prevista también la actuación de El Wilo, finalmente la organización decidió posponerla hasta el próximo martes, fecha en la que actuará en este mismo escenario el grupo sevillano Siempre Así.

Eran las diez y media de la noche cuando aparecía en escena El Arrebato, que fue recibido entre palmas por sus incondicionales. La nueva gira del artista, llamada Abrazos, conmemora sus 20 años de carrera musical y al inicio del concierto sonaba una entrevista de sus comienzos, emitida en la radio, en la que expresaba su deseo de "que a la gente le guste mi música".

Con un pantalón vaquero, chaqueta clara y su célebre melena rizada, El Arrebato  salió a encontrarse con su público poniendo a la gente de inmediato de buen humor, algo que consiguen sus canciones de letras alegres y optimistas, cargadas de buenos sentimientos.

A lo largo de la noche fueron sonando sus mayores éxitos, algunos con nuevos arreglos, y también canciones de su último trabajo. Como todos los artistas que le han antecedido en el escenario, El Arrebato dio las gracias públicamente al promotor Rafael Casillas por esta iniciativa del Cabaret Festival. 

Como el aforo no estaba lleno, el Arrebato afirmó que se tomaba la actuación como un concierto familiar, aunque en este caso su familia eran los seguidores que coreaban al dedillo todas sus letras.

Otra imagen del artista, con parte de su banda. Otra imagen del artista, con parte de su banda.

Otra imagen del artista, con parte de su banda. / Miguel Ángel González

La humedad pesaba en la noche y el cantante se quitó la chaqueta, sustituyéndola por una camisa negra. En este repaso por su discografía tuvo un recuerdo también para uno de sus primeros valedores, Dioni, el vocalista de Camela, que fue uno de los primeros en creer en él, y también para Juan Carlos Chaves, responsable de Cadena Dial que le dio una oportunidad en la radio en sus comienzos, presente en la Plaza.

Una de las personas que acompañó al artista en su actuación fue su hijo, Sergio Labandón, que interpretó un par de canciones y se arrancó incluso por unas alegrías de Cádiz. La cantante jerezana Alicia Jiménez, integrante de su coro, también tuvo ocasión de interpretar una canción junto al Arrebato, demostrando su potencia vocal.

El broche de oro de la noche lo puso el artista interpretando el himno oficial del Sevilla, precisamente con dos espectadores de excepción que ya son historia del club, Pablo Blanco y Enrique Montero

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios