El Puerto / Reconocimientos

El Bar Apolo y el historiador Antonio Gutiérrez Ruiz, diplomas de Patrimonio Histórico

  • La entrega se hará el 4 de diciembre de manera individual, coincidiendo con la declaración de la ciudad como Conjunto Histórico Artístico 

Los responsables del Bar Apolo, junto al concejal David Calleja. Los responsables del Bar Apolo, junto al concejal David Calleja.

Los responsables del Bar Apolo, junto al concejal David Calleja.

El concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento, David Calleja, anuncia que los premiados con los Diplomas de Patrimonio Histórico Local, con cuya concesión la ciudad celebra el 4 de diciembre el Día Local del Patrimonio Histórico, conmemorando así la concejalía el aniversario de aquel 4 de diciembre de 1980 en que El Puerto de Santa María fue declarado Conjunto Histórico Artístico, son el historiador Antonio Gutiérrez Ruiz y el Bar Apolo.

Calleja señala que los premios, que entregará el alcalde, Germán Beardo, se conceden desde finales de la década de los 80 a personas y establecimientos que han destacado por el respeto y mantenimiento del patrimonio histórico portuense en cualquiera de sus manifestaciones y distinguen en esta ocasión en el ámbito individual a Antonio Gutiérrez “por su trabajo de estudio, investigación y difusión del patrimonio histórico local gracias a sus numerosos libros, entre los que se encuentran los de la serie `Mansiones y linajes', en la que muestra edificios y casas-palacio portuenses con una amplia exposición sobre quiénes fueron sus propietarios e inquilinos, siendo estas edificaciones elementos que en el área defendemos muchísimo, ya que constituyen uno de los grandes baluartes y estandartes de nuestra ciudad”.

El edil destaca también la labor de Gutiérrez como fundador de la Asociación Cultural Puerto Guía y promotor de una revista que “sirvió para vender turísticamente El Puerto”, junto a su condición de colaborador asiduo de la concejalía y de la página digital Gente del Puerto.  “Antonio Gutiérrez ha dedicado mucho de su tiempo a la ciudad por el amor que le profesa y es lícito que ella le corresponda con el mismo amor mediante un reconocimiento que recompense en parte todo el cariño que le ha dedicado”, estima Calleja.

El teniente de alcalde de Patrimonio Histórico indica por otra parte que en la categoría de establecimiento el Diploma se concede al Bar Apolo, un establecimiento tradicional ubicado en la calle Palacio, en pleno casco histórico, dedicado al gremio de la hostelería ya desde 1826. El edil afirma que, siguiendo la línea del año pasado, “es intención de la concejalía avalar comercios que son de toda la vida, que conocemos de siempre, y que se han sabido adaptar a los tiempos, máxime en unas circunstancias complicadas, como las que atraviesa el centro histórico, demostrando que con ganas, trabajo, ilusión y, sobre todo, muchísima visión de futuro, se puede conseguir que prosperen y funcionen”.

“Tanto el ejemplo de la farmacia de Prada, a la que se le concedió el pasado año como el `Bar Apolo´ revelan la importancia de una oportuna reforma, mostrando el bar galardonado cómo unas obras de adecuación dan paso a uno de los negocios hosteleros más grandes y con mayor reclamo de la ciudad, creando, además, puestos de trabajo, lo que revela que el centro tiene vida y que es importante que los empresarios, con la ayuda municipal, posean una amplia perspectiva comercial y se adapten a las circunstancias, de forma que crezcan y hagan crecer al centro".

“Hablamos de un premio más que merecido, porque el `Apolo´ es un ejemplo de tradición familiar y portuense que nos presenta una ciudad moderna, diferente, con una decoración maravillosa, manteniendo la gastronomía clásica y un trato exquisito al cliente”, afirma el edil, quien enfatiza que el Bar Apolo “cuenta con una larga trayectoria, alzándose como un lugar conocido por todos los portuenses que hoy sigue formando parte de la imagen y vida cotidiana de la ciudad, en un local adquirido en la década de los setenta del pasado siglo por Juan Benítez Verano y que ha sido adaptado exitosamente a los nuevos tiempos por sus hijos: Roberto, Juan Diego y Jesús Benítez”.

David Calleja afirma que este año, debido a las restricciones que impone la situación sanitaria, el acto de entrega de diplomas a los premiados se efectuará de manera individual. El edil agradece la labor que realizan los técnicos de la concejalía de Patrimonio Histórico, encabezados por el jefe de Servicio, Miguel Ángel Caballero, en la elección de los galardonados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios