SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

Sucesos

Agentes de la Policía Local portuense lamentan el mal estado de las transmisiones, tras el incendio de la calle Durango

  • Este Cuerpo fue el primero en llegar al lugar de los hechos pero se echó en falta una buena comunicación con la Jefatura para coordinar la actuación con otros servicios

Una imagen de la vivienda en la que falleció el menor, en la calle Durango.

Una imagen de la vivienda en la que falleció el menor, en la calle Durango. / Andrés Mora Perles

En relación al trágico incendio que se produjo el martes en la calle Durango, en el que resultó muerto un niño de tres años, los agentes de la Policía Local quieren transmitir sus más sinceras condolencias a las familias afectadas en tan triste momento.

El sindicato UPLBA, mayoritario en la Jefatura,  considera necesario  dar a conocer, con el mayor de los respetos hacia la víctima y su familia, algunos aspectos de lo ocurrido que no han salido aún a la luz pública.

Así, señalan que "los compañeros que se trasladaron al lugar no pudieron hacer nada para poder intentar sacar a las personas que se encontraban en el interior debido a la gran humareda desencadenada, sólo pudieron estar presentes intentando transmitir una y otra vez la gravedad de lo que estaban presenciando para así dar cobertura a los demás servicios necesarios en el lugar como eran los bomberos y servicios sanitarios, cosa que no fue posible por el mal estado y falta de cobertura de las transmisiones, que hizo imposible contactar con la sala de comunicaciones de la Policía Local para trasladar la grave situación que se estaba viviendo".

Al llegar a los incendios normalmente antes que las dotaciones de bomberos, la Policía local es la encargada de evaluar en primera instancia la situación, iniciar las actuaciones que estén en su mano y transmitir a la sala de comunicaciones la posible gravedad de lo que presencian en el lugar a su llegada.

"En esta ocasión fue imposible ya que las transmisiones en ese lugar no funcionaban, y no se pudo coordinar a su vez un buen servicio sanitario por los mismos motivos. Al existir una sola ambulancia en el lugar, ésta fue utilizada para el traslado del menor al hospital. La incertidumbre y desconcierto en cuanto a la posibilidad de conocer si al lugar habían sido comisionadas más ambulancias, unida a la gravedad de la situación, hizo necesario igualmente el traslado de otras dos personas al hospital, siendo en este caso trasladadas por los propios policías que se encontraban en la zona una señora mayor inconsciente por el humo inhalado y un hombre consiente pero con síntomas igualmente de haber inalado humo, siendo trasladado en este caso por la Policía Nacional".

Desde el sindicato señalan que "es en estas trágicas situaciones cuando los policías se hacen indispensables a la hora de intentar salvar vidas. Es intolerable carecer de medios suficientes que proporcionen cobertura a los demás servicios", lamentan.

Los agentes que estuvieron en el lugar de los hechos  se encuentran muy afectados por lo ocurrido. "La impotencia de sentir que pese a estar desde el primer momento en el lugar de la tragedia nada pudieron hacer para salvar la vida del pequeño ha causado mella en su estado de ánimo, por lo que trasladamos todo nuestro apoyo a su actuación", insisten.

"Nadie desea que situaciones como la ocurrida el martes se vuelvan a repetir, pero desgraciadamente es muy probable que pudieran volver a suceder. Llegado el caso la ciudadanía debe confiar en que, pese a no tener los medios suficientes, los agentes de la Policía local harán todo lo humanamente posible para actuar con rapidez y suficiente eficacia". Reprochamos la labor de todo aquel que no haya hecho bien su tarea, permitiendo utilizar a los agentes unas transmisiones insuficientes que pudieran contribuir de alguna manera a la desprotección de los ciudadanos en casos tan trágicos como el que nos ocupa", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios