El PSOE baraja la sustitución de Irene García en la Presidencia Casting abierto en la Diputación de Cádiz

  • Los 'pedristas' apuestan por el relevo de Irene García e incluso airean los nombres de José María Román y Javier Pizarro como sustitutos

  • Sólo un acuerdo de última hora con Ferraz salvaría a la presidenta

Comentarios 5

Si Irene García no está condenada a abandonar la Presidencia de la Diputación, lo parece. Y es que el sector pedrista del PSOE provincial, henchido después de los últimos resultados electorales, sobre todo el de las generales, quiere ver ya a uno de los suyos al frente de la principal institución pública de la provincia de Cádiz. Y así se lo ha hecho saber ya, y con cierta insistencia incluso, a la dirección federal del partido.

Y es que a las pocas horas de conocerse el escrutinio final de las elecciones municipales del domingo ya empezaron a correr como la pólvora los nombres de futuribles candidatos a relevar a Irene García en la Presidencia de la Diputación. Y los que más suenan, después de que Fran González se haya quedado fuera de la puja porque así lo han querido las urnas, se corresponden curiosamente con dos apellidos que están muy ligados a la historia del PSOE gaditano y a sus tradicionales divisiones internas, aunque ahora van algo más de la mano: Román y Pizarro.

El primero de ellos, José María Román, es alcalde de Chiclana, ha vuelto a ganar estas elecciones, aunque algo lejos de la mayoría absoluta, y es hermano de Rafael Román, quien fuera presidente de la Diputación de Cádiz ocho años (1995-2003). Y el segundo es Javier Pizarro, alcalde de Alcalá de los Gazules, que ha arrasado en su pueblo en estas elecciones con una mayoría absolutísima y que es hijo de Luis Pizarro, varias décadas secretario de Organización del PSOE andaluz.

De momento, el posible relevo al frente de la Diputación ya ha formado parte de las conversaciones mantenidas esta misma semana entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, secretarios generales respectivos del PSOE federal y andaluz. Ferraz tiene clara la idea de poner a los suyos al frente de todas las diputaciones andaluzas –en especial las de Sevilla y Cádiz, por este orden– y ahora todo queda a expensas de que esos relevos se acometan a la fuerza o mediante un consenso entre Madrid y Sevilla.

El proceso para elegir a los nuevos diputados provinciales y al candidato a presidir la Diputación será igual al llevado a cabo para la elaboración de las candidaturas socialistas al Congreso de los Diputados y al Senado. Es decir, Cádiz propone (planteando esos candidatos y elevándolos luego a Madrid) y Ferraz dispone (a través de su comité federal de listas). Antes de las elecciones generales del 28 de abril la dirección federal purgó casi en su totalidad las listas propuestas desde la sede provincial de San Antonio, para satisfacción de los pedristas gaditanos y resignación de los susanistas.

De momento en Ferraz quieren ver el movimiento que se hace desde Cádiz y los nombres de los candidatos a diputados provinciales que se proponen. Si en esa relación están representadas todas las sensibilidades del partido, igual hasta puede haber una tregua que termine salvando la Presidencia de Irene García. Pero si no hay gesto alguno hacia los pedristas, las órdenes que vengan desde Ferraz imponiendo un relevo serán claras y contundentes.

Si se llegara a esta segunda opción, entonces tocaría elegir entre los alcaldes de Chiclana y Alcalá de los Gazules, que estarían dispuestos a asumir esta responsabilidad porque saben que no estarían obligados a renunciar a sus respectivas alcaldías. La elección de Román supondría un reconocimiento a uno de los primeros pedristas que surgieron en la provincia cuando Pedro Sánchez fue apartado a la fuerza de la secretaría general del partido. Y la de Pizarro, por su parte, habría que entenderlo como un guiño más hacia el sector pizarrista de la provincia (el anterior fue la inclusión de Alfonso Moscoso en la lista al Senado y la de Gemma Araujo en la candidatura al Congreso) de cara a seguir sumando adeptos a la causa que abandera Pedro Sánchez.

Algunas fuentes del partido plantean incluso una opción C que pasaría por que el susanismo terminara planteando una propuesta para presidir la Diputación diferente a la de Irene García pero que fuera de esta misma cuerda y con representantes del pedrismo asentados en puestos de responsabilidad del nuevo gobierno provincial. Hay incluso quien se lanza a dar el nombre de la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, como alternativa, pero esta posibilidad parece a día de hoy bastante lejana.

En cualquier caso, desde la dirección provincial del partido se insiste en que Irene García va a pelear por seguir presidiendo la Diputación y que para ello pondrá varios avales encima de la mesa como, por ejemplo, que sigue siendo la secretaria general del PSOE de Cádiz, que no ha tenido ni tiene enfrentamiento alguno con Pedro Sánchez y con su equipo, y que si el partido tiene asegurado el gobierno de la Diputación gaditana es por su trabajo al frente de esta institución y del partido.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios