Economía

El sector de congresos pide apoyo a la Junta para crear una marca andaluza

  • Elaboran un catálogo de actuaciones para potenciar este segmento en la comunidad, tercera tras Madrid y Cataluña

Empresarios del segmento turístico de congresos, convenciones, reuniones e incentivos (MICE) piden a la Junta la creación de una marca única andaluza a través de un decálogo de actuaciones y medidas suscrito ayer que tiene como objetivo el fomento de este turismo y el impulso del negocio en la comunidad.

La Asociación de Palacios de Congresos y Ferias de Andalucía (Afcan), la Asociación de Organizadores Profesionales de Congresos andaluces (OPC Andalucía), la Federación de Empresarios de Agencias de Viajes de la región (Feava) y la Federación Andaluza de Hostelería (FAH), con el respaldo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), firmaron en Sevilla esta declaración conjunta para fomentar un segmento turístico con un gran peso económico en Andalucía, tercera en volumen de actividad después de Comunidad de Madrid y Cataluña

El presidente de OPC Andalucía, Vicente Serrano, señaló que con el decálogo persigue "sentar las bases para consolidar el presente del sector MICE en Andalucía y asegurar su futuro". Para ello, los participantes han hecho "un desglose de las necesidades del sector, que pasan por la coordinación con las administraciones y la formación de una alianza público-privada", precisó.

Los empresarios defienden la creación de una marca única en Andalucía que presente el turismo de congresos "como un producto de calidad". En este sentido, solicitan a la Junta una colaboración necesaria para propiciar "un crecimiento sostenible del sector y una planificación rigurosa de los recursos que eviten situaciones de sobreoferta y saturación del mercado".

Los profesionales también piden incrementar el esfuerzo en análisis a través de la puesta en marcha de "un sistema eficaz de medición de las variables asociadas a la actividad", así como "favorecer prácticas que contribuyan a la profesionalización del segmento", evitando así "situaciones de competencia desleal que merman la calidad del producto y desacreditan la imagen global del destino".

Serrano subrayó, no obstante, que Andalucía no se encuentra en desventaja con respecto al resto de comunidades autónomas en este sector: "Tenemos todos los condicionantes para ser pioneros en esta materia", apuntó. "Con estrategias conjuntas podemos llegar a ocupar si no el primer, el segundo escalafón, tenemos infraestructuras, tenemos medios y medios para conseguirlo", apostilló el empresario.

Y es que, según las entidades firmantes del decálogo, el turismo de congresos atrae a la región 1,5 millones de turistas al año, generando un impacto económico de 700 millones de euros gracias a la alta capacidad de gasto del congresista. Esto repercute en la hotelera, la restauración, el transporte y los servicios relacionados con el ocio o el comercio.

Asimismo, recordaron que la celebración de encuentros profesionales conlleva también una serie de beneficios no cuantificables para el entorno donde tienen lugar, relacionados con el prestigio, la difusión mediática del destino y el hecho de que el asistente pueda vender el destino a familiares y amigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios