Economía

La bajada de los tipos de interés no evita otro día aciago en los mercados

  • La Bolsa ha caído un 2,9% y el interés del bono español a diez años ha subido hasta el 6,67% en una sesión que ha sido como una montaña rusa.

Comentarios 1

La mañana en los mercados se desarrollaba con pérdidas, debido a la incertidumbre creada por la reunión del Banco Central Europeo. Cuando la noticia saltó a los medios de comunicación a través de diferentes agencias, el mercado español se relajó. La bajada de tipos de interés era importante y positiva. Pero posteriormente, en la rueda de prensa de Mario Draghi, se acabó la fiesta al no asegurar que el BCE fuera a entrar a comprar deuda de los países más damnificados por la crisis. Junto a Italia, España sido el farolillo rojo de la jornada.

La prima de riesgo, que marca la diferencia a pagar en los intereses cuando se coloca deuda con respecto a Alemania, ha cerrado la jornada en los 538 enteros. Esta cifra, supone un ascenso del 8,6 por ciento respecto a la jornada anterior. Asimismo, el bono español a diez años ha ascendido hasta el 6,67%. A mediodía, cuando se dio a conocer la decisión del BCE de bajar un cuarto de punto los tipos de interés, este diferencial estuvo al borde de abandonar incluso la barrera de los 500 puntos que había sobrepasado con creces durante toda la mañana. Pero este respiro duró poco tiempo, pues solamente media hora después la escalada era imparable.

La Bolsa, por su parte, se ha desplomado un 2,9%. A media jornada fue capaz de reducir sus pérdidas hasta el 0,4%, pero del mismo modo que la prima comenzó a escalar rápidamente (40 puntos en una hora), el Ibex 35 inició un derrumbe desbocado. Poco le ha durado al parqué madrileño su estancia por encima de los 7.000 puntos, pues con la bajada de esta jornada, encabezada por las entidades financieras, ha dicho adiós a esa importante barrera psicológica.

De nada ha servido el buen dato del paro del mes de junio, que se vio reducido el número de desempleados en casi 99.000 personas, el mejor mes de junio de toda la serie histórica. También, la negativa de Draghi a pronunciarse sobre si el BCE entrará a comprar deuda española, parece ser que ha decepcionado a un frágil pero expectante mercado español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios