Deportes

Una semifinal con urgencias

  • El Atlético y el Barcelona se miden con el propósito de enmendar la imagen ofrecida en la Liga

  • La exigencia del Vicente Calderón será máxima para observar la reacción azulgrana

Un entrenamiento del Atlético de Madrid. Un entrenamiento del Atlético de Madrid.

Un entrenamiento del Atlético de Madrid. / EFE

Atlético de Madrid y Barcelona abrirán hoy en el Vicente Calderón la ronda de semifinales de la Copa del Rey con un duelo que se prevé apasionante y con un buen número de urgencias para ambos conjuntos, sumidos en un momento confuso.

La última jornada de la Liga mostró a dos equipos muy dispersos. Mientras el Atlético no pasó del empate sin goles ante un Alavés que fue mejor, algo parecido vivió el Barcelona en el campo del Betis, donde sacó un 1-1 después de ser sometido por su rival durante la mayor parte del encuentro.

Tan deficientes actuaciones provocaron que ambos conjuntos quedaran relegados de la pelea por el título de Liga. El Barcelona está a cuatro puntos del Real Madrid y el Atlético, a diez. Ganar hoy se plantea como un argumento de extrema necesidad.

Más exigido si cabe está el Atlético. Primero, por su distancia en Liga, un torneo cuya lucha comienza a dar por imposible. Segundo, por su mal momento. Y tercero, por su condición de local. Necesita sacar renta para viajar con garantías al Camp Nou.

De otro modo se sitúa un Barça que se marcó como aspecto básico de su plan la obligación de marcar en campo rival. Para ello espera reencontrarse con la mejor versión de la MSN -Messi, Luis Suárez y Neymar-, algo que no pudo tener ante el Betis.

El Atlético no podrá contar con el central Giménez y la duda es ver quién acompaña a Griezmann en el ataque, Gameiro o Fernando Torres. "Sabemos que será complicado, pero esperamos conseguir una victoria ante nuestra gente", opinó Torres.

Por su parte, el Barcelona cuenta con las bajas de Busquets e Iniesta, sus futbolistas más importantes de la medular, aunque a cambio recupera a Rafinha. Es probable que Mascherano ocupe el puesto de medio centro y Andre Gomes podría acompañar a Rakitic. Pero es muy arriesgado aventurar nada con un técnico como Luis Enrique.

El Vicente Calderón ofrecerá un impresionante aspecto, como siempre que su equipo se juega algo importante ante un rival de gran magnitud.

Lo que ansía el hincha atlético es que su equipo recupere viejos valores como la presión, la eficacia, la ambición y su impecable forma de competir ante los grandes. A cambio, el Barcelona, quiere demostrar que lo del Betis sólo fue un accidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios