Fútbol | Segunda B

La pegada del filial del Cádiz CF tumba al Algeciras (2-0)

  • Los amarillos se quedan con tres valiosos puntos ante un enemigo sin puntería

Los cadistas celebran el primer gol ante un Vallejo decepcionado.

Los cadistas celebran el primer gol ante un Vallejo decepcionado. / JESÚS MARÍN

El Cádiz B debía ganar y lo ha hecho ante el Algeciras (2-0). Otro debate será analizar la capacidad de mejora de un equipo que ha tenido pegada y puntería para hacer dos goles y que ha contado con la fortuna de que a su rival le ha faltado eso mismo. Los amarillos toman aire para no sufrir a efectos clasificatorios pero, a pesar del triunfo, a su entrenador le queda mucho trabajo por hacer.

Alberto Cifuentes pudo por fin contar en el lateral izquierdo con Marc Baró, después de un mes lesionado, al tiempo que otorgó la titularidad a Carrasco y pasó a Chapela al extremo izquierdo. Regresaban tras sanción Boselli y Saturday, por lo que Duarte recuperaba su protagonismo en el doble pivote.

Un encuentro marcado por la lluvia, que fue arreciando en la primera parte, y la presión alta de un Algeciras que sabía perfectamente que a su rival no le podía dejar sacar el balón ni pensar asumiendo por ello que enfrente existía mayor calidad. Los primeros compases e incluso el primer cuarto de hora estuvieron liderados por el conjunto algecirista, lo que se tradujo en llegadas.

Abrió ese ciclo de acoso Iván, quien recibió un balón de Álvaro tras un fallo de Momo Mbaye, pero su tiro lo despejó Juan Flere, quien sólo pudo seguir con la mirada el posterior remate cruzado de Llinares que no alcanzó el objetivo del gol. Era el minuto 5. Pero es que en el 11' volvieron los de Salva Ballesta a la carga. Vallejo sacó en largo y dejó retratada a la zaga amarilla hasta el punto de que Gonzalo Almenara, jugador con pasado en la cantera del Cádiz CF, se coló hasta la cocina pero ni chutó ni centró y el balón se paseó sin que Álvaro conectara con éste casi en boca de gol.

La reacción del filial estaba en camino y de esta forma Boselli ejecutó un córner que Momo Mbaye tocó en primera instancia y en segunda es Saturday el que envía a córner. En el saque del mismo Sergi Fernández metió la pierna en el segundo palo y es Jordi Figueras el que salvó cuando el esférico iba camino del gol.

Curiosamente cuando más apretaba de nuevo el Algeciras se produjo el penalti de Armando sobre Momo Mbaye, al que sujetó cuando el zaguero trataba de rematar un balón colgado. Nieto asumió la responsabilidad y marcó a pesar de que Vallejo llegó a conectar con el balón. No era esperado el 1-0 al descanso porque el filial no hizo méritos para tanto ante un enemigo con mayor ambición y dominio.

El segundo acto comenzó con dos acciones similares, una en cada área. En la algecirista fue Chapela el que cabeceó fuera con todo a favor, mientras que en la cadista tomó ese mismo guión Iván. Nieto prolongó el intento amarillo por ampliar la cuenta con un remate a saque de esquina y otro en posición forzada que alejó con apuros Vallejo.

En esa montaña rusa del partido al Algeciras le tocó subir de nuevo y cargar hacia la portería de Juan Flere. Almenara fue el que tuvo el empate de manera más evidente y más veces, pero su punto de mira estaba desviado al dejar escapar dos remates con buenos ingredientes para acabar en gol. Entre las ocasiones visitantes, hay que destacar una arrancada de Mady Diarra, muy bien el tiempo que jugó, cuyo centro lo dejó muerto Nieto y Tur puso a prueba a un Vallejo muy seguro. Tuvo similitud esta jugada con la del 2-0; fue Saturday el que buscó en largo a Chapela, éste lo hizo todo bien y dejó a Jordi Tur, quien controló, se giró y colocó la pelota imposible para el portero algecirista.

El 2-0 empinó la cuesta todavía más a un Algeciras demasiado castigado a tenor de su liderazgo dentro del encuentro y las ocasiones ante Juan Flere. Pero esa fortuna que parece acompañar al Cádiz B  fue un santo protector para quedarse con tres puntos que pueden marcar un antes y un después en su objetivo. No obstante, los resultados siguen siendo mejores que las sensaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios