Fútbol | Segunda B

"El objetivo del San Fernando es luchar por llegar lo más alto que podamos"

  • Alberto Achirica, director deportivo del club azulino, analiza la composición de la plantilla

Alberto Achirica, director deportivo del San Fernando 2020/21. Alberto Achirica, director deportivo del San Fernando 2020/21.

Alberto Achirica, director deportivo del San Fernando 2020/21. / J.A.

Llegó casi de puntillas y hoy, desde su posición de director deportivo de un ambicioso proyecto, cuenta las horas que quedan para el debut del San Fernando CD en esta extraña Segunda División B. En los mentideros futbolísticos todos hablan del potencial del equipo azulino, todos apuntan a que el cuadro de La Isla podría ser uno de los equipos 'punteros' de la categoría de bronce, de las posibilidades con las que cuenta esta temporada.

Pero nadie mejor que él sabe la máquina que ha creado, que ya está finalizada y que comenzará en breve a competir. Tiene en sus espaldas la experiencia de dos grandes clubes, Córdoba y Extremadura, pero lo del San Fernando es un reto. San Fernando será, al menos, su ciudad y su equipo los próximos tres años y el primero siempre es el más complicado de todos. Se trata de Alberto Achirica Rosique (Cartagena, 12 de mayo de 1991) y ha sido el creador del nuevo proyecto azulino.

Cuando Achirica atiende a Diario de Cádiz, en su mirada se adivina las ganas que tiene de que esto empiece de manera oficial. Es un amante del fútbol y conocimientos no le faltan. Continuamente habla del deporte rey y si tiene que preguntar no se corta, aunque está 'sobrado' de conocimiento. Abogado y especialista en derecho deportivo, su reto se basa en su debut como director deportivo de un equipo.

–¿Qué hace un señor como usted en su sitio como este?

–Pues ser una de las personas más ilusionadas del mundo. Cuando el grupo inversor se interesó en hacerse con mis servicios y se pusieron en contacto conmigo, lo cierto es que una luz se me iluminó, esa que sigue encendida. Tras varias reuniones decidieron que fuese yo el hombre en llevar las riendas deportivas de un apasionante proyecto, y lo cierto es que me siento un privilegiado.

–¿Qué se encontró al llegar?

–Pues un club muy bien estructurado, en proceso de reconversión, que tiene unas ganas increíbles de hacer grandes cosas y que venía de hacer una gran temporada, que contaba con muy buenos mimbres y que tenía jugadores muy importantes.

–¿Le costó tener que dar alguna que otra baja?

–Siempre es complicado, pero habíamos visto que teníamos que hacer varias reestructuraciones, sobre todo en la parcela defensiva y lógicamente costó. Pero le puedo decir que lo que más nos dolió fue tomar la determinación de que Pedro Ríos pasase del terreno de juego a los despachos. Hoy por hoy, es una bendición trabajar al lado de él, estar cerca y que nos aporte toda la sapiencia que tiene. Pedro es, sin lugar a dudas, lo mejor que me ha pasado desde mi llegada, aunque a veces le veo en sus ojos el brillo de querer seguir en la competición, pero los años no perdonan. Es el enlace perfecto entre equipo, cuerpo técnico y directiva, y lo cierto es que es uno más.

"Dolió decidir que Pedro Ríos pasara del césped a los despachos, pero ahora es el enlace perfecto de todo"

–Vayamos por partes. Lo primero fue el entrenador, ¿no?

–Sí. Y costó un mundo cambiar a Alberto González. Había hecho un gran tramo en el final de la Liga hasta que se paró, pero teníamos en mente otro perfil y lo cierto es que Jovan (Stankovic) era un interés principal y no por la experiencia que pudiese tener, porque no es mucha, pero sí por la forma de ser que tiene, lo exigente que es, como ve el fútbol y el carácter que imprime al grupo. Estoy convencido de tendrá un gran éxito y ese éxito será de todos.

–Y se desmanteló la portería…

–El propio Stankovic quería un portero que sacase bien el balón desde atrás, aparte de la garantía que da un portero, y José Perales era el hombre ideal. Matías, por su parte, es un portero con gran futuro, del Boca Juniors, alto y con buen manejo de balón.

–¿Hacía falta tanta revolución en la defensa?

–Era algo que nos planteamos y solamente Gabi Ramos, que para mí es intocable y uno de los bastiones de este equipo, y Jon Amelibia nos daban el perfil que buscábamos. Luego Marco Babiano empujará mucho en el lateral derecho. En el izquierdo tenemos tres hombres, aunque uno de ello no estará todavía disponible por problemas burocráticos, Stajic, que es un jugador titular en la selección serbia sub’21. Luego llegaron Ben David, que se está acomodando al grupo y la gran sorpresa de la pretemporada, que ha sido Manu Moreno. El canterano cuenta con muchas opciones esta temporada. En el centro han llegado Javi Fernández, que tiene una enorme salida del balón y una exquisita colocación, y Juan Rodríguez, curtido en mil batallas en Segunda A y en Primera y que aporta esa dosis de veteranía.

–Fue el centro del campo lo primero en reforzar. ¿Por qué?

–Fue lo primero en llegar, porque teníamos en nuestra agenda a Lolo González, un jugador por el que suspiraban muchos equipos de Segunda A y había que acelerar su contratación. Lo tuve en el Extremadura y la verdad es que su llegada tiene que ser muy importante. Junto a él tenemos a un Raúl Palma impresionante, al que quizás le guste jugar más en solitario que acompañado, pero que es un enorme jugador. Y en ataque seguimos contando con Sandro Toscano, que ya estaba el año pasado y ha llegado Pepe Bernal que, posiblemente, sea su antítesis en el juego ya que a Sandro le gusta más asociarse en espacios más reducidos, pero siempre es bueno tener ambas opciones.

–Y la guinda llegó en el ataque...

–La verdad es que hay mil y una opciones. No dudamos ni de lejos el seguir con cuatro hombres fundamentales que ya se conocen en La Isla, Hugo Rodríguez, Jorge García, Omar Perdomo y Francis Ferrón, y le hemos unido la llegada de Biabiany, que es una bendición que esté entre nosotros, y Dopi que es la parte que le falta a un Francis Ferrón que maneja muy bien los espacios en el área chica. Dopi quizás necesite un poco más de espacio y entre los dos son un enorme complemento del gol.

–¿Y con todo esto?

–Vamos a pelear, a luchar, a ilusionar, a intentar llegar lo más alto posible y, sobre todo, a competir. Tenemos un enorme proyecto que no para de ilusionar a todos los que estamos alrededor y, por supuesto, que tiene que ilusionar a la afición azulina.

"Que paren la Liga o que mis jugadores tengan problemas de salud por contagio es lo que más temo"

–¿Teme algo de la campaña?

–Solamente que me paren la competición liguera o que mis jugadores tengan problemas de salud por algún contagio. Por lo demás, nada, porque repito que vamos a disfrutar este año de lo lindo.

–¿Cuál es el objetivo?

–Luchar por lo más alto que podamos y llegar al final de los primeros 26 partidos con todas las ilusiones y las posibilidades del mundo intactas. Luego ya será un cara o cruz porque este año es más complicado que nunca, ya que te jugarás el ascenso en un único partido y de 102 solamente ascienden 4. Tenga en cuenta que también tienes menos posibilidades de errores porque son menos partidos y no tendrás tiempo material para levantarte si sufres un golpe. Por eso las primeras jornadas son importantes.

–¿Qué le preocupa del grupo?

–Prácticamente todo. Son tres viajes a Canarias, campos de césped artificial, un Recreativo y un Marbella siempre peligrosos, la competitividad de equipos como Sanluqueño, Algeciras o Balona y la frescura de equipos como el Cádiz B, con un conjunto superior en Primera. Todo será complicado, pero a la vez apasionante. También me preocupa, en alguna medida, que el equipo y por lo tanto los jugadores llevan sin competir desde marzo. Es mucho tiempo y esperemos que eso no pase factura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios